Los Juegos del Hambre

Estrenada mundialmente el pasado fin de semana, esta adaptación del best seller de Suzanne Collins, es un fenómeno comercial que superó las expectativas de la industria.

| 30 marzo 2012 12:03 AM | Cine | 1.7k Lecturas
Los Juegos del Hambre
Lo Mejor de los Estrenos

Más datos

Uno de los puntos fuertes de ‘Los Juegos del Hambre’ son los actores secundarios, destacando Woody Harrelson como el entrenador, Stanley Tucci el animador de TV, Elizabeth Banks la reclutadora de talentos y Donald Sutherland el presidente.

FESTIVAL. Se realizó el cuarto Festival del Cortometraje Peruano, evento que tuvo lugar en Lambayeque, del 23 al 25 de marzo. El ganador del concurso fue ‘El Niño y el Mar’, de Mauricio Rivera, con mención especial a ‘La Calma’, de Fernando Vílchez.
1781

El filme se sitúa en el futuro y trata sobre 24 jovencitos que son obligados a eliminarse el uno al otro hasta quedar un solo sobreviviente, quien será declarado triunfador de los llamados “Juegos del Hambre”, el evento mediático que todo régimen totalitario quisiera organizar, una mezcla perversa de reality show con ejecuciones extrajudiciales. Considerando que para algunas personas los derechos humanos son “una cojudez”, no es tan descabellado plantearse un escenario como el descrito por Suzanne Collins en su trilogía de libros, los mismos que empezarán a desfilar sobre la pantalla grande. El primero de ellos se titula justamente “Los Juegos del Hambre”, ahora reelaborado en un impresionante éxito de taquilla gracias a los esfuerzos del director Gary Ross y su notable equipo de colaboradores, entre los que encontramos a Tom Stern (fotógrafo de Clint Eastwood), T-Bone Burnett y James Newton Howard (músicos de reconocida trayectoria), Billy Ray (co-guionista) y Steven Soderbergh (director de segunda unidad). Definitivamente es un gran equipo artístico el que está detrás de ‘Los Juegos del Hambre’, pero ninguno de ellos ha sido tan determinante en el producto final como lo es Jennifer Lawrence, su joven protagonista, quien a partir de la fecha habrá de convertirse -con todo derecho- en estrella de cine. A Jennifer Lawrence la conocimos el año pasado con ‘Lazos de Sangre’ (2010), drama independiente que le mereció una nominación al Oscar. El personaje de Katniss Everdeen parece haber sido escrito especialmente para ella, una de las pocas actrices de Hollywood que, a sus 21 años, puede ser verosímil como una chica salvaje, siendo agresiva cuando necesita serlo sin perder su femineidad.

Corren los primeros minutos y Jennifer Lawrence parece estar reviviendo a Ree, la recordada heroína de ‘Lazos de Sangre’. Katniss también conoce por experiencia propia de carencias afectivas y materiales: vive en extrema pobreza y es el sostén de su familia, siendo una figura materna para su hermana menor. La historia realmente empieza cuando los emisarios del Estado llegan al Distrito 12 en búsqueda de concursantes para “Los Juegos del Hambre”, pero en la antesala ya pasaron algunas cosas interesantes. Allí está la imagen de Katniss intentando cazar un ciervo, situación típica de suspenso que el director Gary Ross filma con distanciamiento, graduando el sonido, sobreponiendo una melodía serena que altera nuestra percepción de lo que sucede. Son detalles que no suman nada a la causalidad narrativa pero nos ayudan a comprender las motivaciones de los personajes, específicamente el de Katniss; tomamos conciencia que, tras esa voluntad férrea, tras esa coraza de dureza, hay una sensibilidad delicada que observa el mundo con asombro y tristeza. La narración agarra vuelo: el anunciado certamen de sobrevivencia ya no parece una idea oportunista sino una inteligente metáfora de lo que estamos viviendo ahora mismo con los medios de comunicación y su injustificable teatralización del sufrimiento. Lo más inquietante de ‘Los Juegos del Hambre’ es que los “villanos” no se asumen como tales, para ellos no existe el bien ni el mal, lo único que importa es entretener o morir. Aquí los oprimidos no son encadenados ni maltratados física o mentalmente; la lógica de esta sociedad del bienestar es que antes de degradar a sus víctimas, estos deberán gozar de toda clase de comodidades y privilegios, hasta convertirse en lo que todos sueñan ser: celebridades. Pero el toque final, el más siniestro, es cuando los jóvenes aceptan ser parte de este circo grotesco, renunciando a cualquier principio moral, convirtiéndose en expertos manipuladores. Al menos en su primera hora de metraje, ‘Los Juegos del Hambre’ llega a ser una obra de contrabando, de esas que pueden divertir al público y hacerle pasar un buen rato, sin sospechar que detrás de ella hay un discurso muy severo dirigido hacia ellos mismos. No es difícil aceptar que este director sea el mismo de ‘Pleasantville’ (1998), una ingeniosa sátira al mundo de la TV que tuvo buenas críticas. Gary Ross puede partir de la inocencia de la TV blanca (‘Pleasantville’) o de la perversión de la TV basura (‘Los Juegos del Hambre’) para hablar básicamente de lo mismo: del ser humano y su necesidad de sublimar la realidad, cediendo a los medios una responsabilidad excesiva.

Antes que nos apresuremos en declarar a Gary Ross como un autor (cosa que no lo es), debemos lamentar que el filme termine mordiéndose la cola, como si pidiera disculpas por hacer a la gente pensar. Toda esa parte del enfrentamiento en el bosque, cuando los concursantes deben aniquilar a sus rivales, es paradójicamente la más cómoda y segura para el espectador que desea repetir las emociones de ‘Harry Potter’ y ‘Crepúsculo’. La sensiblería causa destrozos y cuando volvemos a nuestros sentidos, el inútil Peeta Mellark (Josh Hutcherson) reaparece convertido en interés romántico. Conclusión: ‘Los Juegos del Hambre’ dilapida su potencial dramático y se conforma con ser una franquicia millonaria del montón; renuncia a sus ambiciones serias y firma la paz con todos. La perspectiva de que habrá 2 ó 3 películas más de la saga no es alentadora, pero el talento de Jennifer Lawrence nos obliga a darle el beneficio de la duda. Se lo merece.


Por Claudio Cordero


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD