Lo Mejor de los Estrenos

Los Vengadores ****
Sabíamos que saldría una buena película de ‘Los Vengadores’ desde que el proyecto fue asignado a Joss Whedon, todo un gurú de la cultura popular, creador de teleseries exitosas –como ‘Buffy, Cazadora de Vampiros’, ‘Angel’- y director de ‘Serenity’ (2005), aclamado filme de ciencia ficción inédito en Perú.

| 12 mayo 2012 12:05 AM | Cine | 1.4k Lecturas
Lo Mejor de los Estrenos 1404

La idea de reunir a los superhéroes de la Marvel en una sola narración podía ser irresistible para los fanáticos de las historietas pero también podía convertirse en un dolor de cabeza para el resto de los mortales. Felizmente ese no es el caso. En definitiva se trata de una producción épica, mucho más grande que los vehículos en solitario de Iron Man, Thor o Capitán América, y pese a ello funciona espléndidamente como una historia coral, donde quizás algunos destaquen más que los demás (el más colorido es Tony Stark, naturalmente), pero ninguno es autosuficiente. El triunfo de ‘Los Vengadores’ radica en la química de sus personajes: algunos de ellos se respetan, otros se detestan; son terriblemente competitivos pero llegado el momento de la verdad, deberán trabajar como equipo. Este es el “no va más” del género de superhéroes, al menos en lo que respecta a la diversión.



Titanic 3D ****
Últimamente se habla de “obras maestras fallidas”, calificativo que parece estar inspirado en las “grandes películas enfermas” que defendía François Truffaut. Llámenlas como las llamen, lo cierto es que ‘Titanic’ tiene virtudes tan colosales como defectos groseros. Desde su estreno en 1997, este romance folletinesco se convirtió en un fenómeno de masas, asombró a los espectadores con su escala épica e hizo enloquecer a las jovencitas con los gestos sufridos de Leonardo DiCaprio. ‘Titanic’ es muchas cosas menos una superproducción fría o mecánica, desprovista de riesgo u originalidad. Detrás de cada plano está la imaginación de James Cameron, un autor fascinado con los efectos especiales, un Cecil B. DeMille moderno que sabe exactamente lo que el público quiere, pero lo suficientemente ambicioso como para dejar su marca personal. Hoy recuperada para los cines gracias al 3D, ‘Titanic’ sigue siendo una obra joven y vital que reflexiona sobre la sobrevivencia. Es una serie de cuadros sobre cómo reacciona la gente ante una muerte inminente. Para su mayor disfrute recomendamos abandonar la sala antes de que suene la canción de Celine Dion.



Vengador Anónimo **
La versión oficial sostiene que Nicolas Cage perdió su fortuna algunos años por culpa de problemas fiscales y desde entonces acepta cualquier guión que llegue a sus manos. Esto no es tan exacto si consideramos que Nicolas Cage nunca se caracterizó por ser selectivo con sus proyectos, ni antes ni después de ganar el Oscar, y porque algunos de sus trabajos en el último lustro –‘Presagio’ (2009), ‘Infierno al Volante’ (2011) y sobre todo ‘Enemigo Interno’ (2009)- gozan de merecido culto. Dudamos que ‘Vengador Anónimo’ –engañosa traducción en español de ‘Seeking Justice’, no tiene nada que ver con el filme de Charles Bronson- despierte mayor entusiasmo entre los círculos cinéfilos, pero tampoco merece ser considerado un bodrio sin redención. Incluso para ser una mala película, ostenta una puesta en escena eficiente –cortesía de Roger Donaldson, veterano de profesionalismo intachable en ‘El Gran Golpe’ (2009)- y un sólido reparto encabezado por Cage y Guy Pearce como el villano de turno. El problema con ‘Vengador Anónimo’ es su candidez, es un disparate de pies a cabezas, algo imperdonable en la era de teleseries policiales como ‘The Wire’ y ‘The Killing’.



Piratas: Una Loca Aventura *
Hasta que el Estudio Aardman –líderes indiscutibles de la animación stop motion- tuvo un tropezón, al menos en lo que respecta a la originalidad de sus propuestas. El filme trata sobre un grupo de excéntricos piratas que no asustan a nadie, unos ridículos aspirantes a malandrines que ni siquiera podrían quitarle un caramelo a un niño. Por algún motivo que ignoramos, estos perdedores idolatran a su líder, un capitán fracasado que no hace nada por ellos, excepto conducirlos al ridículo. El director Peter Lord –lejos del nivel exhibido en ‘Pollitos en Fuga’ (2000)- no deja pasar ninguna referencia a la Inglaterra de la Era Victoriana, pero su sentido del humor está peligrosamente influenciado por ‘Schrek’. Nada se toma en serio, la narración se limita a una sucesión de chistes con doble sentido, algunos de ellos infestados de citas cultas para complacer a los adultos, echándose de menos la sensibilidad mágica que Aardman demostró en ‘Wallace y Gromit: La Batalla de los Vegetales’ (2005) y más recientemente en ‘Operación Regalo’ (2011), trabajos que a pesar de su calidad no tuvieron mayor éxito de público. Lo peor: haber convertido a Charles Darwin en un bufón vestido de gallina.


Escribe: Claudio Cordero


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD