Las Películas de Óscar Wilde

A propósito del estreno de ‘El Retrato de Dorian Grey’ (absurdamente rebautizada ‘La Maldición de Dorian Gray’) hacemos un repaso por la filmografía del magnífico dandi.

| 08 octubre 2011 12:10 AM | Cine | 8.5k Lecturas
Las Películas de Óscar Wilde 8537

Salomé (1923) 
Originalmente escrita en 1891, ‘Salomé’ fue representada por primera vez en 1896, cuando Oscar Wilde se encontraba en prisión. La obra –basada en la Biblia- trata sobre el amor enfermizo de Salomé (hijastra de Herodes) hacia el predicador Jokanaan (seudónimo para Juan el Bautista). Décadas después, la actriz Alla Nazimova invirtió su propio dinero en producir una adaptación, una de las primeras películas de arte filmadas en Hollywood. La leyenda dice que casi todos los que trabajaron en la película eran homosexuales, incluyendo la misma Nazimova y su esposo, el director Charles Bryant. 

El Abanico de Lady Windermere (1925) 
Es curioso que durante la época muda se hayan filmado casi todas las obras mayores de Oscar Wilde, uno de los grandes virtuosos de la palabra. Entre todas ellas, la que ocupa un lugar privilegiado en la historia del cine es ‘El Abanico de Lady Windermere’, dirigida por Ernst Lubitsch, todo un maestro de la comedia. Esta misma obra fue rehecha en Hollywood, allá por 1949, bajo la batuta de Otto Preminger. También existe una versión china, una alemana y hasta dos versiones argentinas. En 2004 se estrenó ‘Una Buena Mujer’, una nueva adaptación, con Scarlett Johansson y Helen Hunt. 

El Fantasma de Canterville (1944)
Este cuento fantástico fue publicado por primera vez en 1887 y trata sobre una familia yanqui que se muda a Inglaterra, tomando posesión de una antigua mansión, haciendo caso omiso a las advertencias de que está embrujada. El residente eterno es el fantasma de Sir Simon, quien es incapaz de asustar a sus nuevos inquilinos. La versión más célebre, protagonizada por el genial Charles Laughton, fue realizada en el contexto de la II Guerra Mundial, con una tropa de soldados Rangers ocupando la mansión. En 2008, ‘El Fantasma de Canterville’ resucitó al mejor estilo de Bollywood con ‘Bhoothnath’. 

El Retrato de Dorian Gray (1945)
La única novela de Oscar Wilde ha inspirado más películas que cualquier otra de sus obras literarias. Desde 1910 hasta 2009, se han hecho alrededor de 15 adaptaciones cinematográficas, en varios países e idiomas, pero ninguna de ellas tan aclamada como la que filmó Albert Lewin para Metro-Goldwyn-Mayer, ganadora del Oscar a la Mejor Fotografía en Blanco y Negro. George Sanders, Hurd Hatfield, Donna Reed y Angela Lansbury formaron parte del sensacional reparto. Con motivo de esta producción, se le encargó al artista Ivan Albright un cuadro de Dorian Grey que hoy es pieza de museo. 

La Importancia de Llamarse Ernesto (1952) 
Es curioso que durante la época muda se hayan filmado casi todas las obras mayores de Oscar Wilde, uno de los grandes virtuosos de la palabra. Entre todas ellas, la que ocupa un lugar privilegiado en la historia del cine es ‘El Abanico de Lady Windermere’, dirigida por Ernst Lubitsch, todo un maestro de la comedia. Esta misma obra fue rehecha en Hollywood, allá por 1949, bajo la batuta de Otto Preminger. También existe una versión china, una alemana y hasta dos versiones argentinas. En 2004 se estrenó ‘Una Buena Mujer’, una nueva adaptación, con Scarlett Johansson y Helen Hunt. 

Los Juicios de Oscar Wilde (1960) 
Un personaje tan colorido, controvertido y admirado como Oscar Wilde no podía ser ajeno al género biográfico, pero durante la época de la censura era imposible que algún estudio se animase a producir la vida de un homosexual convicto y confeso. Hasta que en 1960 se estrenaron dos películas consagradas a la vida del autor irlandés. ‘Oscar Wilde’ tenía como protagonista a Robert Morley, mientras que ‘Los Juicios de Oscar Wilde’ contaba con Peter Finch. Los críticos fueron más generosos con la segunda, que ganó el premio BAFTA al Mejor Actor y el Globo de Oro a Mejor Película Extranjera. 

Salomé: El Rito Erótico (1988) 
Entre todas las obras de Wilde, ‘Salomé’ ha probado ser la favorita entre los cineastas de sello irreverente, como el primer Almodóvar (le dedicó un cortometraje en 1978), el francés Claude d’Anna o el italiano Carmelo Bene, quienes interpretaron el texto desde su sensibilidad kitsch. Pero el campeón del exceso no podía ser otro que el inglés Ken Russell; su original versión tiene la particularidad de tener a Wilde y a su amante, Alfred Douglas, como personajes dentro del filme: son espectadores y comentaristas de la puesta en escena de ‘Salomé’ dentro de un burdel. No apto para paladares exquisitos. 

Wilde (1997) 
Retomando a Wilde como personaje de ficción, no solo hace falta un actor físicamente alto y corpulento para que sea creíble, además tiene que transmitir el carisma y desenvoltura del hombre que no tenía nada que declarar excepto su genio. En ese sentido, el biopic dirigido por Brian Gilbert –un director estándar- tenía un gran punto a su favor con el casting de Stephen Fry, un actor que prácticamente nació para interpretar a Wilde. Posteriormente, Oscar Wilde ha tenido apariciones fugaces en ‘Velvet Goldmine’ (1998), de Todd Haynes, y en uno de los cortos de ‘Paris, Te Amo’ (2006). 

Un Marido Ideal (1999) 
Oliver Parker parece competir solo en la carrera por ser el director con más adaptaciones cinematográficas de Oscar Wilde. Hasta ahora lleva tres películas en su cuenta personal, siendo la mejor ‘Un Marido Ideal’, obra de teatro que ya había sido filmada en 1947 por Alexander Korda. Rupert Everett fue el protagonista en un papel hecho a su medida, mientras que Cate Blanchett, Julianne Moore y Minnie Driver eran las mujeres que giraban a su alrededor. Parker retornó a Wilde con ‘La Importancia de Llamarse Ernesto’ (2002) y ‘La Maldición de Dorian Gray’, actualmente en cartelera. 

Wilde Salome (2011) 
Ponemos punto final a este repaso histórico con una película que acaba de estrenarse en el Festival de Venecia y que cuenta con la participación estelar del gran Al Pacino. Como en su anterior documental –la notable “Buscando a Ricardo III” (1996)-, se trata de un proyecto muy personal que Pacino ha escrito, dirigido y protagonizado, llevando al cine su fascinación por la obra teatral de Óscar Wilde, la misma que ha representado varias veces en el escenario. Esperemos que Wilde Salome arribé pronto a los cines peruanos.


Claudio Cordero

¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


En este artículo: | | |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD