Jacques Becker

Director de cine francés, autor de importantes clásicos como La evasión (Le Trou, 1960) o París, bajos fondos (Casque d’or, 1952).

| 16 marzo 2013 12:03 AM | Cine | 1.2k Lecturas
Jacques Becker
(París, 15 de septiembre de 1906 - París, 21 de febrero de 1960)

Más datos

Año Película

1935: Tête de turc
1935: Le commissaire est bon enfant, le gendarme est sans pitié
1936: La vie est à nous
1939: L'Or du Cristobal (película terminada por Jean Stelli)
1942: Dernier Atout
1943: Goupi Mains Rouges
1943: Falbalas
1947: Antoine et Antoinette
1949: Rendez-vous de juillet
1950: Édouard et Caroline
1952: Casque d'or (París, bajos fondos)
1953: Touchez pas au grisbi (No toquéis la pasta)
1953: Rue de l'Estrapade (Calle de la Estrapada)
1954: Ali Baba et les quarante voleurs
1957: Les Aventures d'Arsène Lupin
1958: Montparnasse 19 (Los amantes de Montparnasse)
1960: Le Trou (La evasión)
1254

Jacques Becker deseaba iniciar una carrera como director y, junto a Pierre Prévert rodó un cortometraje titulado Le commissaire est bon enfant, le gendarme est sans pitié (1935), basado en la obra teatral homónima de Georges Courteline. Con Prévert escribió el guion de un largometraje que finalmente dirigirá Jean Renoir: Le crime de monsieur Lange (1936), una historia romántica con trasfondo social. Becker será el asistente de dirección de Renoir en La vie est à nous.

Conseguirá, por fin, que le encomienden el rodaje de su primer largometraje, que se titularía L’or du Cristobal 1939. Durante la Ocupación, Becker rodó tres películas muy distintas entre sí, pero donde se aprecia el estilo preciosista y el empleo libre y vivaz de la cámara que caracterizarán a Becker. Estas películas fueron Dernier Atout (1942, su primer largometraje), Goupi-Mains rouges (1943) y Falbalas (1945).

Precisamente durante el rodaje de Falbalas se produjo la victoria de los tropas aliadas. Y gracias al material devuelto (cámaras y película), Becker pudo rodar la película La Libération de Paris.

Becker rodó una serie de comedias de gran éxito que le convirtieron en los años 40 y 50 en uno de los cineastas franceses más conocidos.

En Casque d’or (París, bajos fondos, 1952) dirigió a Simone Signoret, quien interpretó a una prostituta. La película retrata los ambientes marginales del París de principios del siglo XX. En 1954 rodó No toquéis la pasta1 (Touchez pas au grisbi, basada en la novela de Albert Simonin), que se convirtió en el prototipo del cine negro francés y sirvió para relanzar la carrera de Jean Gabin.

Becker rodó una película de gran valor: Los amantes de Montparnasse (Montparnasse 19, 1958), sobre la vida del pintor Modigliani, protagonizado por Gérard Philipe. Tras esta película, rodó otra de sus obras maestras, La evasión (Le Trou) (1960), cuyo rigor y sobriedad le acercaron al estilo depurado de Robert Bresson.


Escribe
Ronald Portocarrero


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo:


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD

0.954140901566