Isabel de Ocampo y “Evelyn”

Isabel de Ocampo es licenciada en Comunicación Audiovisual por la Universidad Complutense de Madrid. Estudió dirección en la Escuela de Cine de Madrid (ECAM). Ha producido y dirigido numerosos documentales y cuatro cortometrajes.

Por Diario La Primera | 14 julio 2012 |  1.6k 
1632  
Recién en junio se estrenó la ópera prima de esta cineasta española, ganadora de un premio Goya por su cortometraje “Miente” en el que aborda el tema de la prostitución. El caso daba para más y es así que profundiza en el tema en su primer largometraje “Evelyn”, la historia de una chica que viaja a España desde su pueblo natal en Perú.

Isabel de Ocampo es licenciada en Comunicación Audiovisual por la Universidad Complutense de Madrid. Estudió dirección en la Escuela de Cine de Madrid (ECAM). Ha producido y dirigido numerosos documentales y cuatro cortometrajes. En la siguiente entrevista realizada por Laura Bermejo para abcguionistas la directora habla de su película.

Ya tocaste el tema de la prostitución en “Miente”, ¿por qué un largo sobre el mismo tema?
Es un tema que tiene todos los elementos para ser abordado desde diferentes puntos de vista. La perspectiva que yo elegí en EVELYN fue la de la trata de mujeres latinas para la prostitución forzada en Europa. Un tema completamente desconocido y tan incómodo que a los gobiernos les cuesta aceptar que esté pasando con sus ciudadanas. Yo encuentro muchos elementos para el drama, el thriller y el terror entendido en su vertiente más real. Había una buena película que contar.

¿Aconsejarías a un guionista novel a elegir temas que conozca o le animas a que se lance a investigar como tú has hecho, un tema tan ajeno?
- Yo creo que hay que escribir sobre lo que a uno le salga del alma, si se conoce el tema, trabajo que tienes hecho, si no, no hay que perder la oportunidad de documentarse porque es lo más apasionante y lo que te va a enriquecer como guionista y como persona. Si abordas un tema que te resulta ajeno sin estudiarlo previamente corres el riesgo de caer en clichés y lugares comunes.

Has afirmado que es una película muy visual, con mucha simbología como los colores rojo y verde... ¿esto ya lo tienes en cuenta en el guión o forma parte de tu lado como realizadora?
Bueno, cuando tienes que llevar un guión a la pantalla es como si tuvieras muchos instrumentos con los que formar una melodía que transmita las emociones que tú quieras al espectador. Durante el rodaje, el guión se convierte en un instrumento más, pero los colores, los actores, los sonidos, el encuadre, la música, los movimientos de cámara, el tipo de luz... todos son ingredientes que tienes que saber combinar para lograr provocar la emoción que deseas despertar. Es un trabajo coreográfico y milimétrico que requiere mucha precisión y reflexión.

¿Qué te gustaría decir de esta historia que no te hayan preguntado?
- Me gustaría resaltar el trabajo de construcción del personaje que ha hecho la actriz peruana Cindy Díaz. Es un personaje golosísimo para cualquier actriz porque en los 96 minutos que dura la película ella sale en el 90% de las escenas y va recorriendo poco a poco una variedad infinita de registros interpretativos, que van desde la ingenuidad a la ira, locura, decepción, amor, ironía, miedo, terror, abatimiento... Es una gama amplísima de matices que sabe transmitir de una manera muy poderosa. De nada hubiera servido haber escrito el mejor guión del mundo si un actor no entiende al personaje. Creo que es una película en la que mucha gente va a disfrutar y a aprender viendo trabajos interpretativos sólidos y muy bien construidos, entre otras muchas cosas.


Por Ronaldo Portocarrero
Referencia
Propia

    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119378 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.
    Loading...

    Deje un comentario