Humberto Solás: Lucía en el Corazón

Hace un año murió uno de los cineastas cubanos de mayor renombre, Humberto Solás. Hace algunos años vino a Lima para participar en el Festival de Cine Latinoamericano que organiza la Universidad Católica.

| 27 setiembre 2009 12:09 AM | Cine | 1.9k Lecturas
Humberto Solás: Lucía en el Corazón 1975

Una noche, luego del amor, cuando los sentidos se agudizan y el mar se hace mágico, inventé a mi hija luego de que todo el lugar se llenara de la fragancia de inexistentes rosas. Nos habíamos quedado dormidos y el corazón desbocado nos despertó. No había ninguna razón aparente, ninguna fuente natural de donde se levantara un ramo de rosas. Puse mi mejilla en el vientre desnudo de mi amada y de pronto entendí todo. El mensaje de las rosas me anunciaba que Lucía había iniciado su largo viaje hacia nosotros. Tuve la absoluta seguridad. Ni un milímetro de duda. “Es Lucía” –dije-, pero la respuesta pragmática de quien no cree en premoniciones, me detuvo. “Estás loco” –dijo-. Tomamos nota de la fecha, pero el amor que le dio la vida se acabó. Y yo no lo quise. Cuatro semanas después, me confirmaron que Lucía era verdad. Todavía tuve que esperar para verla, tocarla, besar su piel canela, sus pequeños ojos negros y la boca inconfundible de su madre repetida en mi pequeña y dulce hija que me devolvió el amor que quiso huir. La recibimos a cuatro manos en el mes de junio. Era el otoño de 1985.

En verdad Lucía creció conmigo desde que en 1970 pude ver, por primera vez, la película de Humberto Solás, filmada en 1968. En Perú, “Lucía” se exhibió en el I Festival de cine cubano, en el ciclo que el Cine Arte de San Marcos organizó en el sexto piso del auditorio del Ministerio de Trabajo. Era 1970 y las películas cubanas crearon una corriente de alto voltaje en los jóvenes que en aquel momento deseábamos hacer cine.

En todos los lugares donde se exhibió, yo volvía a ver “Lucía” de principio a fin, en todas las funciones, con sus dos horas treinta minutos de duración. Creo haberla visto unas cincuenta veces, no menos. Pero, ¿qué tenía esta película de particular?. Veamos.

“Lucía” desarrolla tres historias de amor, en tres momentos específicos de la historia de Cuba. La perspectiva del relato es la visión femenina a manera de un tríptico acerca de la búsqueda de la libertad y la emancipación de la mujer en tres contextos políticos y sociales diferentes: 1895, 1932 y 196... Estilísticamente, las tres historias tienen un tratamiento formal distinto en cada caso.

Ronald Portocarrero
Redacción


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: | |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD