En el camino de Walter Salles

La última película de Walter Salles. “En el camino”, compite por la Palma de Oro en el festival de cine de Cannes. Se trata de la adaptación de la mítica novela de Jack Kerouac, uno de los escritores de la generación beat, que abrió las compuertas al vendaval hippie de los años sesenta.

| 26 mayo 2012 12:05 AM | Cine | 1.2k Lecturas
En el camino de  Walter Salles 1256

En la siguiente entrevista Salles da cuenta de las dificultades que enfrentó para realizar la película

Sobre la novela. Los críticos dicen que fue una revolución en la cultura americana. ¿Está de acuerdo? ¿Por qué?
-Sí, fue un shock. En el camino fue un hito debido a la libertad radical que sus personajes anunciados, el ritmo narrativo del jazz y los fármacos utilizados como medio de aumentar el conocimiento del mundo, la forma en el sexo se vivió y se describe con tanta intensidad. En el camino sentó las raíces de una revolución del comportamiento, el comienzo de la contracultura americana, y marcó la llegada de una nueva generación de brillantes escritores.

¿Cómo fue el desafío de la filmación de la “institución estadounidense”, que había tratado de ser llevada a la pantalla grande desde su lanzamiento en 1957?
-Es significativo que más de diez proyectos se han desarrollado y dejado de lado todos estos años, y que ningún productor de los EE.UU. se ha aventurado en esta tarea. La película terminó siendo posible gracias a la compañía de producción independiente francesa MK2, que financió el proyecto con la ayuda de cuatro pequeños distribuidores independientes europeos que pre-compraron la película. La Zoetrope es el co-productor de la película, y fue a través de ellos que la invitación se produjo poco después de la proyección de Diarios de motocicleta, en 2004, en Sundance.

¿Sintió, como brasileño, la libertad para hacer frente a la novela, en última instancia, tan profundamente americana? ¿O usted piensa que hubo puntos universales de intercambio? Si es así, ¿cuáles serían?
- Me sentí profundamente conmovida por el camino que leí por primera vez en 1970. El libro era totalmente diferente de lo que había leído hasta ahora, a diferencia del mundo en que vivía. Nada sería como antes. Pero eso no era un pasaporte para adaptarlo, y por eso me propuse hacer un documental, que comenzó en la búsqueda de ‘En el camino y el legado de Kerouac’. Este proceso fue fascinante, para hacer un documental en la búsqueda de una posible película, y filmado de forma intermitente durante los últimos seis años. Uno de nuestros entrevistados fue el poeta y activista político Amiri Baraka. Éste nos recordó que ‘En el camino’ era en primer lugar, la historia de los niños de los inmigrantes en los Estados Unidos, que vino de Quebec (Kerouac), Europa Oriental (Ginsberg), Irlanda y Alemania (Neal Cassady). Estos jóvenes no tienen un lugar en la cultura americana conservadora de la posguerra, y entró en colisión con ella.

Sin duda hay algo que nos atrae a las road movies como lo demuestra la Tierra Extranjera, Diarios de Motocicleta, y también, por supuesto, la Estación Central. Estas películas son sobre el desplazamiento, tanto física como existencial. Su familiaridad (y preferencia) con ellos preparado para el On the Road y de qué manera?
- La cuestión de la búsqueda de la identidad es quizás el elemento común a la mayoría de las películas que he hecho, y las road movies se entregan a esta temática. Además, las películas de la carretera son aquellas en las que se requiere la improvisación en todo momento. Si nieva, se cambia la secuencia de comandos para incorporar la nieve. Si disponemos de un joven guía que nos muestra y nos dice que el Cuzco de los Incas y el. No (en español), en Diarios de motocicleta, que se incorporan a la narrativa La road movie es el punto de encuentro de la película documental, de donde yo vengo, y la ficción.

¿Cómo te preparaste para enfrentar el desafío de la ficción de Kerouac?
Yo no hubiera hecho la película sin pasar por el documental. Esto nos permitió encontrar los personajes del libro que están vivos, nos permitió encontrar varios poetas de la generación de Kerouac, que formaron el movimiento beat, y los artistas que fueron influenciados por la obra del escritor. Cada una de estas personas, se preguntó cuál era la película que quieren ver sobre la base de On the Road. Estas respuestas se nos guía, la apertura de la pista, lo que permite entender cómo esta historia se acercaba a Rashomon. Por cada hecho, hubo una serie de versiones posibles de cómo interpretarlo. Fue un proceso fascinante que nos alimenta a través de todo el tiempo.


Por Ronald Portocarrero


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD