El Origen

Después de varias semanas sin estrenos destacables –los últimos fueron “La Ciudad de las Tormentas” y “Toy Story 3”, hace un mes atrás- la cartelera se recupera gracias al nuevo filme de Leonardo DiCaprio.

Por Diario La Primera | 30 jul 2010 |    
El Origen
Anunciado como una obra visionaria, el séptimo largometraje de Christopher Nolan es un viaje alucinante pero no exento de limitaciones.

Más datos

CALIFICACIÓN: ***

El reparto de actores reúne a los ganadores del Oscar Michael Caine y Marion Cotillard, además de los nominados Ellen Page, Ken Watanabe y Tom Bereneger. Los relativamente desconocidos Joseph Gordon-Levitt y Tom Hardy se llevan las palmas.

Se trata de “El Origen”, superproducción del estudio Warner Bros, que actualmente encabeza la taquilla en los EE.UU. y el resto del mundo. Lo que distingue a “El Origen” de sus competidoras es su ambición artística, su voluntad manifiesta por crear una obra original y deslumbrante en todo sentido, no solo en lo que concierne al espectáculo visual, sino también al campo de las ideas filosóficas.

El director Christopher Nolan se ha superado a sí mismo en términos de escala épica -en comparación, “El Caballero de la Noche” parece una película de Jim Jarmusch- presentándonos un mundo que solo existe en la imaginación de los que sueñan con él. La premisa es que nuestras mentes pueden ser asaltadas por “ladrones de sueños” que se infiltran en nuestro subconsciente gracias a una tecnología de avanzada. El más brillante de estos espías del futuro responde al nombre de Dom Cobb (Leonardo DiCaprio), quien es contratado junto a su equipo de soñadores para un trabajo sumamente audaz: implantar una idea en la mente del empresario Robert Fischer (Cillian Murphy). La ejecución de esta misión es la película, por lo que se puede afirmar que en dos horas y media de metraje, los protagonistas están casi siempre dormidos y viajando en avión.

“El Origen” es una de esas películas que se debatirán en los foros, de la que cada espectador tendrá su propia interpretación de los acontecimientos presentados. Quizás parte de la diversión esté en desentrañar las claves secretas, un poco como en “Matrix”, “Abre los Ojos” o “Mulholland Drive”.Para mi gusto, Nolan a veces se excede en su afán de entretejer una narración enmarañada, parece demasiado absorto en su capacidad para estirar la ficción hasta límites insospechados. Al parecer hay un desequilibrio entre la pasión que siente el cineasta por crear enormes laberintos narrativos y la ausencia de un núcleo dramático que sustente sus aspiraciones demiúrgicas. “El Origen” deja la impresión que si Nolan no fuera cineasta, sería un arquitecto extraordinario.

Por supuesto no podemos ser tan categóricos con una obra llena de ideas e imágenes portentosas, menos aún si sólo hemos tenido oportunidad de verla una sola vez. Reconozco que hay varios pasajes de belleza y misterio, aunque quizás estén donde menos los esperaba, ya que me encontré más cautivado con la faena titánica emprendida por el equipo de espías que con DiCaprio y sus tormentos domésticos. Esto no ocurría en la reciente “Isla Siniestra”, otro trip mental donde DiCaprio estaba mejor aprovechado. Sea como fuera, pocas películas arriesgan tanto, sean de Hollywood o no.

Claudio Cordero
Referencia
El Origen

    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119376 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.