El genio y la nínfula

“Yo no soy un político:
Creo en la libertad.
Esa es toda mi política.”

Charles Chaplin


Por Diario La Primera | 18 jul 2010 |    
El genio y la nínfula

El nombre de Charles Chaplin (Londres, 1889-Corsier-sur-Vevey, Suiza, 1977), ha provocado el enorme interés y atención en todo el mundo por sus películas y su personaje humilde, pobre hasta la indigencia, sabio, tierno y al mismo tiempo provocador con sus tesis pacifistas y humanistas en el corazón de una Norteamérica conservadora e intolerante.

La vida y los amores de Chaplin han sido siempre expuestos al público por la prensa en la medida que era un hombre famoso, rico y poderoso en la industria cinematográfica norteamericana. En muchas oportunidades el escándalo y la amenaza de ir a prisión le anduvieron pisando los talones, sobre todo por su predilección amorosa por las adolescentes y jovencitas. No es que fuera un enfermo sexual, sino que la noción de la belleza física, la inocencia y la inexperiencia eran probablemente poderosos activos eróticos en su relación con las mujeres.

La vida de Chaplin es una historia de sobrevivencia, talento y persistencia. Tenía 5 años cuando debutó en el teatro y quedó ligado a las largas giras por Europa y Estados Unidos que el empresario Fred Karno organizaba. El gran productor de las primeras películas de comedias, Mack Sennett se fijó en él y lo contrató en 1913

Pero pronto realizaba sus propias películas a un ritmo frenético y en pocos años su salario fue 10 veces mayor gracias al fulgurante éxito tanto en USA como en todo el mundo.

En 1919 funda con David W. Griffith, Douglas Fairbanks y Mary Pickford la United Artists, la compañía propia con la que realizaría sus principales largometrajes

Su primer matrimonio y su primer divorcio (Mildred Harris, 1918, 1920) pasó inadvertido. Pero no ocurriría lo mismo en el segundo (1927), con Lita Grey la adolescente con la que se casó en 1924 por la presión del escándalo que generaron las ligas puritanas norteamericanas y la propia Lita.

Durante este tiempo, Chaplin debe capear los primeros temporales de una vida privada que sus dos giras triunfales, en 1921 y 1932 por Europa y más tarde por el resto del mundo contribuyeron a hacer pública.

Luego del divorcio de Lita y un pago millonario, Chaplín se casa con Paulette Godard, una joven actriz que filmó con él “Tiempos Modernos”. Era 1933 y el matrimonio duró hasta 1941. Ya por ese entonces, las películas de Chaplin fueron observadas por el FBI como pro comunistas, habida cuenta del inicio de la Guerra Fría y el período del senador Joseph McCarthy, lo que le aportó al director ataques y sospechas que incluso llegaron a sembrar de sexo la persecución política con la intervención de una ex actriz que fue contratada por el FBI. Fue el caso de Joan Barry que en 1942 le inicia un juicio por paternidad. El juicio concluyó en 1948 con la condena a pasar una pensión a un hijo que no era suyo.

Pero entre tanta presión, Chaplin conocería a una joven de 18 años que hacía sus pinitos en el periodismo. Se llamaba Oona O’Neill y era hija del gran dramaturgo Eugene O’Neill. El amor estalló en el corazón del mucho mayor Charles y decidió casarse con ella, a pesar de la feroz oposición del dramaturgo. Era 1943 y fue el matrimonio que le trajo la tranquilidad a su vida hasta su muerte en 1977.Poco tiempo después de su matrimonio, se fue de viaje a Europa, recibiendo en el barco que lo conducía un telegrama del FBI que le suspendía definitivamente el permiso de residencia. Chaplin, molesto y dolido decidió no regresar nunca más a Estados Unidos. Fue recién en 1972, que aceptó regresar a esa América a la que había jurado no volver a poner los pies para recibir un Oscar honorario en medio del entusiasmo general, pero el permiso de la visa era sólo por una semana. Chaplin diría entonces “Todavía me tienen miedo”.

Retirado del cine en su mansión en Suiza, criaron con Oona a sus ocho hijos, entre los cuales fue Geraldine la que obtuvo mayor reconocimiento por su talento y calidad profesional.


Ronald Portocarrero
Redacción

Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital
Diario La Primera comparte 119376 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.