El asesinato de Colosio en pantalla

Carios Bolado es un cineasta mexicano que surge en la década de los ochenta con la fuerza de levantar el polvo sobre la historia y crear conciencia a través de las imágenes. Bolado estudió cinematografía (CUEC) y sociología (Facultad de Ciencias Políticas y Sociales),en la UNAM.

| 16 junio 2012 12:06 AM | Cine | 1.4k Lecturas
El asesinato de Colosio en pantalla

Más datos

Filmé “Tlatelolco” hace dos años, hice “Los Minondo” y varias series de televisión. Cuando me ofrecieron esta película yo estaba pensando en hacer otra, más mía, que se llama “Sueños de agua”.

Filmografía
- Laura (1986)
- Acariciándome frente al espejo (1986)
- Sentido contrario (1988)
- Golkobi (1990)
- Ritos (1993)
- Viejos (1994)
- Bajo California: El límite del tiempo (1998)
- Promises (2001)
- Solo Dios sabe (2006)
- River of Renewal (2008)
- Tlatelolco (2010)
- Colosio, el asesinato (2012)
1481

En 2012 se estrenó su último film “Colosio: El asesinato”, acerca del asesinato, en 1994, del entonces candidato a la presidencia por el Partido Revolucionario Institucional Luis Donaldo Colosio en 1994. La protagonizan José María Yazpik, Kate del Castillo, Daniel Giménez Cacho y Odiseo Bichir.

Aquí reproducimos fragmentos de una entrevista de Hugo Lara Chávez

- Rodó primero “Tlatelolco” y casi de inmediato “Colosio” ¿Se está especializando en el cine histórico-político?
Filmé “Tlatelolco” hace dos años, hice “Los Minondo” y varias series de televisión. Cuando me ofrecieron esta película yo estaba pensando en hacer otra, más mía, que se llama “Sueños de agua”. Pero sucedió esto. Yo si no fuera cineasta hubiera sido historiador así que ya que estaba metido en lo del 68, y había leído una gran cantidad de libros, cuando se presentó la oportunidad de contar la historia del país y me dije “hay que hacerlo”. Esta es una película que obviamente habla mal del gobierno de Salinas, del gobierno de esos años. Aplicamos esto en el “thriller”, es una historia de ficción pero metida en la Historia de México. Ya lo había hecho con lo del 68, pues de alguna forma es lo mismo porque hay personajes históricos como los ex presidentes Echeverría y Díaz Ordaz, al lado de personajes de ficción. Aquí aparece Colosio, Diana Laura Riojas y algunos personajes de ficción.

- ¿Fue complicado levantar el proyecto, toda vez que muchos de esos personajes están vivos y les podría incomodar verse retratados en pantalla?
Si nos hablaron. Miedo sí tuvimos, un poco. Evitamos los nombres pero en la película es muy claro quién es quién…

- ¿Les amenazaron?
Sí, se recibió una llamada. A mí no. Se recibió una llamada que nos decía que por qué estábamos haciendo eso, por qué estábamos levantando muertos y moviendo cosas.

- ¿Cree que los 18 años de distancia son suficientes para tratar este tema tan espinoso a nivel nacional?
Algo que para mí fue muy fuerte, fue conocer ciertas reacciones de la gente. Una vez estábamos conversando con Carlos Puig y con su esposa en su casa. Ella fue a la cocina cuando bajó su hijo, que tenía 18 años, y le preguntó “Oye mamá ¿quién es Colosio?”. Esta es una historia de asesinato y crímenes de Estado que hay que traer a la memoria. Yo sí espero que tenga un efecto y que la gente piense y que lo considere. Yo pertenezco a una generación que creció con la represión del 68 y con lo que nos pasó en el 94, los que teníamos edad para leer y pensar, fue un crimen que nos afectó mucho.

- ¿Cuál fue su mayor hallazgo sobre este caso a lo largo de este proyecto?
Identificar quiénes son más responsables. No podemos decir las pruebas que hay por ahí sueltas o lo que nos dieron algunas personas, pero me di cuenta de que los demonios sí andan sueltos

- ¿Y hacer una escena como el asesinato, que todo mundo vio por televisión, no fue difícil hablando en términos de gramática?
¡Estaba terrible! Tuvimos que empezar con esa escena, porque Chema no podía llegar antes y no teníamos todo el stock. Lomas Taurinas lo reconstruimos en Ixtapaluca, en el Estado de México, donde fuimos a filmar en secreto, en una zona parecida. Yo fui en diciembre a Lomas Taurinas a hacer unos “pick ups”, vi este lugar que es un poco patético, una plaza de tres colores —otra vez usando los colores de la bandera— y una estatua bastante patética de Colosio, que es todo lo que queda. Yo por eso quería acabar la película con la imagen de su estatua pero me dijeron que parece que le hacía un homenaje. Creo que es un personaje importante porque lo mataron. Yo quería hacer una secuencia de estatuas y terminar como “uno más de bronce”, “uno más entre muchos”: Villa, Obregón, y otros. Ellos mismos los mataron y ellos mismos les hacen las estatuas.


Por Ronald Portocarrero


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD

Deje un comentario

Loading...