El alma de Valle Inclán

Ha fallecido el cineasta catalán Bigas Luna, quien lanzó al estrellato a Penélope Cruz y Javier Bardem en “Jamón, jamón”. Pero Bigas Luna incursiono también en el mundo del teatro, hace unos diez años atrás. En una entrevista de César Sabater da cuenta de este hecho. “El realizador cinematográfico Bigas Luna se enfrenta a su primera incursión en el ámbito teatral, una salvaje y personal adaptación de las “Comedias Bárbaras” de Valle Inclán. Como escenario, uno de los de mayor dimensión de Europa: la colosal nave de los antiguos hornos industriales de Sagunto.

| 13 abril 2013 12:04 AM | Cine | 1.3k Lecturas
El alma de Valle Inclán 1390

–¿Qué hay de Valle Inclán en Bigas Luna?
–De entrada, algo muy importante: el amor y odio por nuestro país. Valle Inclán es un hombre que adora y odia a sus personajes, sobre todo en el caso de las “Comedias Bárbaras”; en esta trilogía, él hace una apología y una destrucción del caballero Don Juan Manuel de Montenegro, al que yo llamo “el macho ibérico en estado de permanente erección”. Valle desarrolla este personaje, lo quiere, lo mima, lo redime pero lo mata, es un personaje al que también odia. Y ese es mi mayor contacto con Valle Inclán, el tremendismo al que yo llamo “tremendismo ibérico”.

–¿Teniendo en cuenta el abaratamiento y la democratización cinematográfica que ha supuesto la revolución digital, qué crees que es más importante para hacer cine hoy?
–Como siempre, las historias; sea hablada o escrita, contar una historia es lo que prima más; no importa el soporte digital, o que sea cine o teatro… Lo que queda siempre es la historia y aún más, cómo la cuentas. La democratización cinematográfica gracias al cine digital hace que aparezcan muchísimos más narradores, muchísimo mejores, y así empezará a coger todo esto entidad de verdad.

–Aitana Sánchez Gijón, Penélope Cruz, Leonor Walting… ¿por qué eliges siempre mujeres tan bellas para tus protagonistas?
–A mí la belleza me interesa mucho; el contraste de lo bello con lo feo. La cosa que mejor representa el concepto de belleza es siempre una mujer… Puede haber belleza en un paisaje, en la naturaleza, sí, en muchos sitios, pero para mí la belleza que más me hace sentir, la que más me llena es la de la mujer.



–¿Existe alguna relación entre tu infancia –etapa lactante– y el gusto por los pechos?
–Sí, para mí el pecho de una mujer es el símbolo de la nutrición y a la vez un símbolo erótico. Siempre me ha fascinado desde niño y lo he utilizado, y en esta obra aún más ya que hay toda esta cosa gallega… la leche, Valle Inclán, todo un universo donde he dado rienda suelta a toda mi imaginería del mundo del seno femenino.

–Tu proyecto más inmediato junto a las “Comedias Bárbaras” es “Mouche d’amour”.
–Es algo muy personal y me interesa mucho como autor. En él, juego a mezclar diferentes formatos: los considerados antiguos como el 16mm o el blanco y negro con otros que te permiten las cámaras de última generación de tecnología digital. Porque estamos en una época de transición, lo cual es magnífico. Hoy, aún puedes conseguir que te revelen un carrete de 8mm y a la vez rodar en digital.

–Has dicho que te sentirías feliz si la gente, al salir de tus películas, tuviera ganas de vivir, comer, hacer el amor.
–Eso sin duda; para mí, el éxito de mis películas es que la gente tenga más ganas de vivir. Yo creo que mi cine, si tuviera que definirlo, es un cine vitalista, yo soy vitalista; también me atrae la vida espiritual, no la descarto, pero me gusta mucho comer, hacer el amor, me gusta la vida y en consecuencia intento llenar mi cine de ello.


Escribe
Ronald Portocarrero


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD