Alain Resnais

Alain Resnais ( Vannes, 3 de junio de 1922) es un director, guionista de cine y montador francés; junto a François Truffaut y Jean-Luc Godard, entre otros, fue una de las principales figuras de la Nouvelle Vague (‘Nueva Ola’) del cine francés, que revolucionó el concepto del montaje y la fotografía.

| 27 abril 2013 12:04 AM | Cine | 1.5k Lecturas
Alain Resnais

Más datos

FILMOGRAFÍA

1955: Noche y niebla (Nuit et brouillard)
1956: Toda la memoria del mundo (Toute la mémoire du monde)
1957: El misterio del taller quince (le Mystère de l’atelier quinze)
1958: El canto del estireno (le Chant du styrène) (documental)
1959: Hiroshima mon amour
1961: El año pasado en Marienbad (l’Année dernière à Marienbad)
1963: Muriel
1966: La guerra ha terminado (La Guerre est finie)
1967: Lejos de Vietnam (Loin du Vietnam)
1968:Te amo, te amo (Je t’aime, je t’aime)
1973: El año 01 de Jacques Doillon (rueda la secuencia americana)
1974: Stavisky
1977: Providence
1980: Mi tío de América (Mon oncle d’Amérique)
1983: La vida es una novela (la Vie est un roman)
1984: Muerte al Amor (L’Amour à mort)
1986: Mélo
1989: I Want to go home
1991: Contra el olvido (Contre l’oubli)
1992: Gershwin
1993: Smoking y No smoking
1997: On connaît la chanson
2003: En la boca no (Pas sur la bouche)
2007: Asuntos privados en lugares públicos (Coeurs)
2009: Les herbes folles
1507
-.-

Antes de dirigir su primer largometraje, Resnais también había adquirido experiencia en el cine como montador para directores como Paul Paviot, Agnès Varda, François Reichenbach, François Truffaut, Jacques Doniol-Valcroze, William Klein y Nicole Védrés. La pareja de temas que habían ya motivado sus obras documentales —la guerra y la memoria— formaron también la base de su primer largometraje, Hiroshima, mon amour (1959). El premio de la crítica obtenido para Hiroshima, mon amour —empatada con Los 400 golpes, de Truffaut— marcó el comienzo de la época dorada de la Nouvelle Vague, que acapararía la escena internacional en los años siguientes junto al free cinema británico, que irrumpe también por entonces.

Dos años más tarde, Resnais obtuvo un nuevo éxito con El año pasado en Marienbad (L’année derniére à Marienbad), para la que Alain Robbe-Grillet adaptó libérrimamente la nouvelle de ciencia ficción La invención de Morel del argentino Adolfo Bioy Casares. A lo largo de la década siguiente, el ritmo de producción de Resnais no disminuiría. En 1963, con Muriel —escrita por Jean Cayrol—, retomó los temas de sus películas anteriores pero alterando radicalmente el estilo fílmico. En 1966 produjo el que engañosamente se considera su trabajo más asequible, La guerra ha terminado (La guerre est finie), que relata las vacilaciones ideológicas de un militante antifranquista y el progresivo cansancio (más bien vacío existencial) que pesa sobre su sin embargo impecable actividad en la resistencia. En 1968 Resnais sufrirá un rotundo fracaso de crítica y público con Te quiero, te quiero (Je t’aime, je t’aime), que se basaba en un guion original de Jacques Sternberg. Se trataba de una historia de amor futurista, de desiguales resultados pero con méritos artísticos nada despreciables y el sello de su director.

Tras el fracaso de Te quiero, te quiero, esperará hasta 1974 para rodar una película, Stavisky, sobre la vida de un conocido estafador (Alexandre Stavisky), para la que volvió a contar con Jorge Semprún como guionista. Pese a no carecer de interés, y a contar con un actor taquillero como Jean-Paul Belmondo, no obtuvo demasiada repercusión quizá por ser una rara avis dentro de la filmografía del reputado director.

En los años 80 rodará cinco largometrajes, Mi tío de América (Mon oncle d’Amérique), La vie est un roman, L’amour à mort; Mélo, y Quiero volver a casa (I Want Go Home).

Escribe: Ronald Portocarrero

¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


En este artículo: |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD

Deje un comentario

Espere...