1000 películas inolvidables

En esta columna semanal consignamos las mejores películas a través del tiempo que todo buen cinéfilo debería ver alguna vez en su vida. No tienen orden de preferencia y corresponden tanto al período mudo y sonoro.

Por Diario La Primera | 18 ago 2012 |    
1000 películas inolvidables

JULES ET JIM (1961) de Francois Truffaut
En 1961, François Truffaut estrena su tercer largometraje adaptando una olvidada historia de un escritor octogenario, Henri-Pierre Roché. Era “Jules et Jim”. Recuerdo la perplejidad del público, la incomodidad con que la risa burlona de los varones ocultaba el fastidio. Una mujer fantástica (JEANNE MOREAU), amaba a dos hombres al mismo tiempo, a un alemán (Oskar WERNER) y a un francés (Henri SERRE), amigos entrañables, quienes viven juntos y a pesar de la extraña situación, no queda mellada ni la amistad ni el amor. La película planteó, con una delicadeza encantadora, el tema de la libertad sexual de la mujer, que por esos años estaba vigente y que arrastraba a las muchachas universitarias no solo al encendido debate sino a la práctica irrenunciable de su derecho. La película es en verdad la historia de un amor limpio y posible, por la sinceridad con que cada uno de los tres protagonistas se involucran.

“El Ángel Exterminador” (1962) de Luis Buñuel
Con el tiempo, Buñuel depura su estilo cinematográfico sin dejar de lado sus raíces surrealistas. Anticlerical a ultranza, el tema en esta película se refiere a los rituales y la imposibilidad de superar los mecanismos repetitivos que la sociedad. “El ángel exterminador” es una plaga, según Buñuel: primero comienza con un pequeño grupo de gente, luego le sigue toda una iglesia y luego el resto de la sociedad. Se trata de una de las obras maestras del gran Buñuel, encluyendo sus provocaciones y su sarcasmo extremo.


Por Ronald Portocarrero


    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119374 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.