Neurociencia para los psicópatas

Las psicopatías pueden abarcar un campo muy amplio, pero en esta oportunidad trataré de resumirlas de manera concisa, ya que considero, es un tema muy interesante que no podemos dejar de lado.

En caso de los adultos es un trastorno antisocial de la personalidad, por otro lado se denomina trastorno disocial de la personalidad en caso de los jóvenes y niños

Por Valeria Chuquimez | 05 nov 2018 |    
Neurociencia para los psicópatas
Los psicópatas conocen la letra, pero no la música

¿Qué lo ocasiona?

Su origen se atribuye a causas biológicas y psicosociales, sin embargo gracias a las vastas investigaciones de la neurociencia se ha llegado a la conclusión de que el principal componente causal son las razones biológicas genéticas, estos genes están relacionados con el razonamiento lógico, maneo del miedo y la conducta agresiva. Por el lado psicosocial, es importante aclarar que no hay diferencias significativas en los entornos familiares de un psicópata y de una persona normal, la mayoría de psicópatas han crecido en un entorno normal, ¿difícil de creer cierto? Podríamos pensar que tuvieron traumas en la niñez o una familia disfuncional, pero se ha probado de la psicopatía es una enfermedad genética y no algo generado por un mal entorno.

El Dr.Choi, neurocientífico del hospital estatal de Oregon realizó un estudio en el cual compara el cerebro de algunos individuos sanos con el cerebro de psicópatas, para poder entender cuáles son las áreas relacionadas con las actitudes de psicopatía teniendo en cuenta también la criminalidad y violencia que pueden generar. Centrándonos en el contexto actual en el que cada año aumenta la cifra de tiroteos masivos, sobretodo en USA naces las preguntas ¿Por qué la gente comete estos actos? ¿Cómo podemos acabar con la violencia usando la neurociencia?

La Primera

El Dr.Choi aclara que existen tres tipos de criminales violentos, los enfermos mentales, los antisociales y dentro de los antisociales encontramos a los psicópatas, pero ¿Cómo los diferencia? Pues las personas con enfermedades mentales cometen los actos violentos por causas irracionales y se les atribuye la responsabilidad de un 3% de los crímenes de violencia mientras que los antisociales y psicópatas tienen motivos racionales a quienes se les atribuye un 50% de responsabilidad por crímenes de violencia.

Sin embargo nos aclara que las personas con enfermedades mentales solo representan un 4% de la población adulta y son menos violentas que cualquier persona normal con una salud integra, por lo que el problema serían los antisociales y obviamente los psicópatas que representan un 1% de la población. ¿Cómo los reconocemos? Ellos no tienen empatía o remordimiento, tienen bajos niveles de miedo y ansiedad además sus actos de violencia suelen ser planeados. Todos estos rasgos pueden apreciarse desde la infancia incluyendo también los cambios cerebrales que de identifican desde muy temprana edad.

La Primera

¿Cuáles cambios cerebrales?

Al tratarse de una enfermedad básicamente genética, estos genes malos generan anormalidades en ciertas zonas del cerebro. El hecho de centrarse en el estudio de los psicópatas ha generado grandes descubrimientos a la neurociencia ya se ha podido determinar: qué es la conciencia y cuáles son las partes del cerebro son necesarias para tener la conciencia.

Pues les presento a la corteza prefrontal ventromedial (CPV), la llave para la conciencia. Se encuentra entre el hemisferio izquierdo y el derecho, es crucial para determinar la conciencia por medio de tres funciones:

1. Crea recuerdos emocionales

2. Ayuda a la imaginación

3. Controla los impulsos

Estas funciones ayudan a tener inhibición social, generar empatía y tomar decisiones coherentes son el núcleo de la conciencia.

No podemos dejar de lado al hipocampo, un área muy importante para la memoria, los recuerdos que se almacenan ahí pueden ayudar a nuestra imaginación con experiencias pasadas, la imaginación es crucial para generar empatía ya que nos permitirá saber cómo se siente o piensa la otra persona.

Asimismo la corteza prefrontral dorsomedial, es clave para entender los defectos del cerebro psicópata ya que nos da conocimiento cognitivo, es decir nos ayuda a saber qué es lo que los demás piensan. He aquí lo interesante. Los psicópatas tienen esta área intacta, ellos saben lo que estamos pensando y esto les permite manipular y mentir muy bien, es decir, saben lo que pensamos y saben cómo nos sentimos pero son incapaces de sentirlo también, simplemente no tienen empatía.

Hablemos de los impulsos

Siguiendo con la defectuosa corteza prefrontal ventromedial, su papel de control de impulsos se da gracias a dos áreas: LA AMIGDALA, que nos ayuda a entender el entorno y buscar la forma de sobrevivir, un detector de monstruos, atenta a todo lo que nos puede dañar para alejarnos de ahí, es decir nos ayuda a generar el miedo. EL NUCLEO ACCUMBENS, es lo contrario busca cosas que nos genere placer para acercarnos. Pero no funcionamos así ¿cierto?

No huímos de todo lo que nos asusta y no vamos a capturar todo lo que nos genere placer, esto es porque estas áreas no toman decisiones implemente nos dan información para que áreas como la CPV tomen las decisiones.

¿QUÉ PASA EN EL CEREBRO DE LOS PSICÓPATAS?

Se ha encontrado que los psicópatas tienen una corteza prefrontal ventromedial defectuosa. Por lo que no generan empatía, inhibición social y tampoco controlan sus impulsos, además de tener dificultades para sentir lo que los demás sienten.

La amígdala está atrofiada por lo que no suelen ser temerosos y contrario a esto el núcleo accumbens es hiperactivo, sabemos que ellos no toman decisiones, pero al tener la CPV dañada, si quieren algo simplemente lo toman, son hiperactivos y no desarrollan culpabilidad.

¿PUEDE CURARSE?

El Dr.Choi aclara que al conocer las causas biológicas de la psicopatía , en teoría podría curarse pero deben analizarse todas las áreas afectadas, desde la parte genética, hasta los daños cerebrales y la conducta. Lamentablemente la terapia génica es muy compleja actualmente ya que hay muchos genes involucrados y posiblemente algunos que aún no se descubren por lo que es una opción a futuro, para los daños cerebrales menciona los pulsos magnéticos que estimula el cerebro por medio de electrodos, en la conducta propone mejorar la práctica de la empatía.


    Valeria Chuquimez

    Valeria Chuquimez

    Redactora de contenidos
    Valeria Chuquimez comparte 34 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.