La Arqueología, ciencia del pasado

La frase “Perú, país arqueológico” resume la importancia y magnitud de las obras que hicieron nuestros antepasados. Tenemos un rico pasado prehispánico, un pasado e historia que se remonta más de 20,000 años atrás, tiempo en el cual el hombre peruano ha creado y forjado grandes civilizaciones en uno de los territorios más accidentados del mundo.

| 29 noviembre 2011 12:11 AM | Ciencia y tecnología | 3.9k Lecturas
La Arqueología, ciencia del pasado
La arqueología no es diversión, constituye parte del estudio científico. Descendiendo con soga a una zona arqueológica de Yauyos.
ARQUEOLOGÍA. Se revelan los secretos de la Historia
3967

Para entender nuestros monumentos arqueológicos debemos internarnos en las entrañas de la arqueología, ciencia muy popular en las películas y libros de misterio, pero poco conocida como ciencia social. Para muchos la arqueología es una carrera romántica y divertida, donde uno viaja a lugares exóticos, come en buenos restaurantes, se duerme en lujosas habitaciones con suaves colchones y ducha tibia y se vive tórridos romances con chicas bellas, y se excava sin parar en tumbas incas en busca de oro y plata, nada más alejado de la realidad. La arqueología requiere mucho sacrificio, decisión, entrega, perseverancia y sobre todo mucha fuerza de voluntad para recorrer todas las rutas del Perú profundo.

La arqueología no es una ciencia fácil de definir. Su etimología quiere decir “Tratado y estudio de lo antiguo”, sirve solo como una vaga indicación. Lo antiguo, las antigüedades creada por los hombres, no son su verdadero objeto de estudio. La arqueología incluye también otras ciencias como la antropología, geología, biología, botánica, y otras ciencias afines. La arqueología estudia el pasado, analiza el presente y usando los datos recopilados presenta una proyección a futuro.

Todo objeto conservado, todo vestigio encontrado sin importar que sea grande o pequeño es considerado valioso, un testimonio dejado por nuestros antepasados desde una punta de piedra de Chivateros, pasando por las Necrópolis de Ancón, poco conocidas, hasta las construcciones de piedra de la cultura Inca, todo sirve para la arqueología. El oro y la plata solo sirven para adornar las películas de acción o suspenso y despertar la atención del público que asiste al cine. En nuestro país tenemos tantos vestigios, cementerios, pinturas rupestres, templos, pirámides gigantescas, en fin la lista es larga y nombrarlas una a una tomaría varias páginas como ésta .Nuestros monumentos arqueológicos encierran aun muchos misterios, misterios que iremos develando en el transcurso de las próximas ediciones de este espacio que pertenece a todos los peruanos.


Jesús A. Béjar Apaza
Arqueólogo e Investigador


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: | | | |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD

0.970387935638