Innovación genética que sabe a futuro: el genoma de la quinua

Si bien sabemos nuestro material genético se encuentra contenido en moléculas de ARN o ADN, estas moléculas contienen la información genética que nos brindaron nuestros padres, y la que ellos heredaron de nuestros abuelos, y también la que ellos heredaron de nuestros bisabuelos y la información que nuestros bisabuelos heredaron de nuestros tatarabuelos y así sucesivamente hasta llegar al inicio de nuestra especie. ¿Increíble verdad? Pues imagina la cantidad de información y el tiempo que puede tomar plantear un mapa con todo estos datos de genes que hemos heredado a través del tiempo.

| 17 marzo 2017 07:03 PM | Ciencia y tecnología | 3.3k Lecturas
Innovación genética que sabe a futuro: el genoma de la quinua
Innovación genética que sabe a futuro: el genoma de la quinua
¿QUÉ ES UN MAPA GENÉTICO?
3395

Eso es lo que realizo el equipo de Sobre La Tierra Agronomía y Ambiente de la Facultad de Agronomía en la Universidad de Buenos Aires (SLT-FAUBA) quienes consiguieron secuenciar el genoma completo de la quinua, este cultivo andino ha tenido una historia evolutiva de más de 5 millones de años, con este mapa genético se busca mejorar el cultivo de la planta para beneficiarnos con sus más resaltantes características.

EQUIPO E INVESTIGACION

Sobre La Tierra Agronomía y Ambiente es un grupo de investigación formado en la Facultad de Agronomía de la UBA actualmente no solo está conformado por estudiantes de la universidad bonaerense si no también está formado por investigadores de Arabia Saudita, Estados Unidos y Holanda. Este equipo presento una versión completa del genoma de la quinua. Su trabajo ha sido recientemente publicado en la revista Nature.

Mark Tester, de la Universidad de Ciencia y Tecnología Rey Abdalá de Arabia Saudita (KAUST, por sus siglas en inglés) se encargó de dirigir el trabajo y completar el mapa del genoma de la quinua, digo completar debido a que anteriormente ya se habían realizado estudios del cultivo, estos estudios fueron hechos por David Jarvis , quién se formó en el grupo de Rick Jellen y Jeff Maughan, de la Universidad Brigham Young, EE.UU, sus estudios han realizado grandes avances sobre marcadores moleculares, estructura y también un mapa genético.

También se contó con la participación de Fernando Carrari, investigador del INTA y del CONICET, y profesor adjunto en la cátedra de genética de la FAUBA quien dijo “El trabajo publicado en Nature implica un avance importante para el conocimiento y mejoramiento de la especie”.

Si bien varios investigadores se dedicaron a estudiar este cultivo tan valorado de la cultura andina, existía ya una versión incompleta del genoma, que se había realizado en Japón. En el Instituto japonés Kazusa para ser específicos, donde se logró alcanzar importantes avances en el conocimiento del genoma de la especie y, de hecho, el año pasado había publicado un primer borrador del mismo en la revista DNA Research, que edita el propio instituto.

Pero ahora ya tendríamos el mapa completo “La novedad es que se logró secuenciar totalmente el genoma, que es como conocer el ‘manual de instrucciones’ de la quinua. El genoma completo contiene casi 1500 millones de bases (que vienen a ser los ‘peldaños’ que forman la larga escalera del ADN). Para darnos una idea, imprimir este ‘manual’ en papel requeriría alrededor de 500.000 hojas”, comentó Daniel Bertero, especialista en quinua e investigador de la cátedra de Producción Vegetal de la Facultad de Agronomía de la UBA (FAUBA). La Primera

¿QUÉ BENEFICIOS NOS TRAE?

Innumerables, comenzando porque conocemos el origen de uno de los cultivos más codiciados, los científicos estiman que la especie que conocemos hoy apareció hace unos 5 millones de años, también les dio acceso a identificar el proceso de domesticación por el que fue sometida durante más de 7mil años.

La Primera

Daniel Bertero añadió que “La quínoa es una especie alotetraploide. Esto significa que tiene cuatro copias de cada cromosoma (los seres humanos somos diploides, tenemos dos copias) resultante de la fusión de dos especies diploides (antepasados de la especie actual). La investigación permitió acceder a pistas más firmes sobre cuáles podrían ser esos antepasados

Es bien sabido que la quinua es un complejo nutricional destacado por su alta calidad proteica y por ser una gran fuente de minerales y vitaminas, sin dejar de lado que se adapta a ambientes extremos, actualmente se siembra incluso en el Hemisferio Norte, y ha alcanzado unas 100.000 hectáreas cultivadas en el planeta. Tampoco debemos olvidar el gran alcance que ha tenido a nivel gastronómico ya que hay especies dedicadas solo a los platos gourmet que se ofrecen en los restaurantes más caros.

“Contar con el genoma permitió proponer un mecanismo de regulación de la biosíntesis de unos compuestos terpenoides presentes en la quinua que son considerados anti-nutricionales”, dijo Fernando Carrari. Estos compuestos serían las saponinas que se generan en los granos y le dan un sabor amargo en las semillas, gracias a los conocimientos generados se podría generar un cultivo más dulce, esto permitirá ampliar su potencial comercial. Sin embargo las saponinas también son un mecanismo de defensa que usa la planta por lo que al ser eliminadas de la quinua, esta se vería más susceptible al ataque de patógenos.

Si hablamos de mejoramiento de la quinua, Bertero consideró que hay mucho por hacer: “Este cultivo tiene como ventaja su adaptación a la salinidad, el déficit hídrico y las bajas temperaturas, pero como desventaja su alta sensibilidad a altas temperaturas y al anegamiento, así como dificultades para establecerse en suelos arcillosos”, dijo, y agregó: “Estas nuevas herramientas permitirían avanzar en la búsqueda de soluciones a estos problemas”. “Conocer el genoma de cualquier especie, y particularmente de un cereal con el potencial de la quinua, abre muchas posibilidades en términos del conocimiento a generar, tanto acerca de la fisiología de la especie como de los mecanismos que determinan su valor económico. En el caso de la quinua, extender su cultivo requiere la necesidad de generar cultivares que resistan a distintos tipos de estrés. Contar con la información del genoma permitirá acercarnos al conocimiento para cumplir este objetivo”

INFORMACION PARA TODOS

La información del proyecto puede leerse y descargarse gratuitamente, incluyendo el mapa genético pero como ya sabemos imprimir este ‘manual’ en papel requeriría alrededor de 500.000 hojas, sin embargo la secuencia está disponible para quien desee acceder a ella.

Valeria Chuquimez


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


Fuente: > Valeria Chuquimez
La Primera Digital

La Primera Digital

La Primera Digital

Colaborador 9324 La Primera Digital