El legado de la reina del carbono

Seguro nunca has escuchado hablar de Mildred Dresselhaus, puede que hablarte de ella ahora sea un poco tarde ya que acaba de fallecer a sus 86 años de edad, pero aquí te pondremos al día sobre ella ya que sus descubrimientos escribirán el futuro.

| 13 abril 2017 10:04 AM | Ciencia y tecnología | 1.5k Lecturas
El legado de la reina del carbono
El legado de la reina del carbono
Por: Valeria Chuquimez
1531

Recordar la historia de mujeres como ella, considerada “una gigante” por el presidente del MIT Rafael Reif, es de gran relevancia ya que enseña a las niñas de hoy a seguir luchando por sus sueños y las impulsa a llegar a lugares increíbles. Rodeada de un ambiente con estereotipos y en una época en donde las mujeres son dibujadas como víctimas, fue como se produjo esta genio de la nano ciencia. Y podemos recalcar que ese ambiente no ha cambiado demasiado, por eso les presentamos su historia.

Fue apodada como “La Reina del Carbono” debido a sus importantes aportaciones sobre el uso de este elemento, especialista en física del estado sólido, y conocida como “Millie”. Como muchas mujeres de su generación su biografía personal y profesional está llena de ‘primeras’: primera mujer en conseguir una plaza de profesora permanente en el prestigioso MIT en 1968, primera en llegar a la categoría de Profesora del Instituto en 1985 (sólo hay un máximo de 12 simultáneamente), primera en obtener un Premio Kavli y la primera en conseguir la Medalla Nacional de Ciencia e Ingeniería. También fue galardonada por el presidente George Bush en 1990 y por Barack Obama en 2014. Escribió ocho libros, participó en 1700 artículos y dirigió 60 tesis doctorales. Han sido muchos los que estos días han recordado el entusiasmo contagioso de Dresselhaus por la investigación y el MIT y el placer que era tenerla de tutora, como le pasó a Rafael Reif.

CONOZCAMOS UN POCO SOBRE SU VIDA

Ella nació en Brooklyn pero fue criada en Bronx. Al recibir el premio Kavli contó un poco de su biografía: “Era hija de inmigrantes de Europa del Este en el Bronx, ya entonces un barrio conflictivo donde los profesores luchaban por mantener la disciplina en clase” Debido a que era buena estudiante logró aprobar las pruebas de acceso para un instituto de niñas llamado Hunter College, al culminar sus estudios ahí consiguió una beca Fulbright para seguir en Cambridge, Reino Unido. Durante los años 50, se fue formando en física en Radcliffe, Chicago y Cornell. En Chicago obtuvo su doctorado y trabajo de la mano con el Premio Nobel en física Enrico Fermi. Finalmente durante los años 60’s llegó al MIT, pero no fue hasta 1967 cuando consigue entrar al departamento de Ingeniería eléctrica gracias a la fundación Abby Rockefeller, que ofrecía plazas para mujeres. En 1983 le abrieron las puertas al departamento de física en donde llegó a su máximo esplendor. A medianos de los 80’s se le otorgo el titulo de Catedrática del Insitituto, cabe resaltar que solo existe un máximo de 12 profesores con ese título en el MIT, por sus importantes aportes.

Soy conocida por la nano ciencia, trabajo en el campo de la física y en las `nano cosas’. Al principio de mi carrera nadie me prestaba mucha atención, ni a mí ni a mi campo, porque yo estaba ahí antes de que se convirtiera en un campo” son las nostálgicas palabras de Millie en una entrevista de PlayGround. La Primera

IMPORTANTES APORTES A LA NANO CIENCIA

Los años que ejerció la docencia en el MIT le permitieron también realizar grandes investigaciones, que fueron el impulso para que su genialidad saliera a la luz, sus aportes son muchos, tanto así que la gigante del carbono llego a ocupar posiciones considerables como la presidencia de la academia de Física de USA.

Como sabemos, ella exploró el potencial de los nantoubos de carbono, que son diminutos conductos con enormes posibilidades. Los nanotubos de carbono son similares a pequeñas láminas de grafito enrolladas con diámetros nanométricos y longitudes del orden de las micras, son materiales únicos con propiedades mecánicas, eléctricas, ópticas, térmicas y químicas excepcionales que los hacen aptos para mejorar numerosos productos ya existentes e incluso para generar otros nuevos.

Muchas son las aplicaciones que pueden obtener importantes beneficios al incorporar nanotubos de carbono. Los materiales compuestos reforzados con nanotubos, las pantallas planas que utilizan los nanotubos como emisores de campo, los sensores biológicos y químicos para detectar sustancias contaminantes, la administración de fármacos o las pilas de combustible son sólo algunas de ellas. En general, sectores como electrónica, materiales, sensores, biotecnología, química, energía, mecánica, instrumentación científica y fotónica podrían verse favorecidos por la introducción de nanotubos de carbono en muchos de sus productos.

Se cree que en un futuro no muy lejano, este pueda ser el material con el que se haga la correa para un ascensor directo a la luna, paneles solares más potentes o incluso se envíen medicamentos directo a los tumores.

La perseverancia que le puso a un campo que ni siquiera existía en su época, y que sin embargo nos puede traer un sin número de beneficios son muestra de la dedicación y entrega que sentía por su trabajo. Sin embargo debemos encontrar en ella y en su inspiradora historia, un ejemplo. A lo largo de su carrera Mildred, ha sido defensora de la integración de las mujeres a la ciencia, tratando de fomentar el interés de las mujeres por las ciencias básicas y las ingenierías- aéreas que en su tiempo solo se consideraba para varones y que sin embargo le permitieron desarrollar todo el potencial.

Se mantuvo en actividad intelectual hasta el final de sus días, y su presencia en el MIT ha sido fundamental para formar el nuevo centro sobre nano materiales que planean abrir el próximo año, llamado “MIT.nano” este centro planea ser el corazón de la universidad en donde se desarrollarán programas de investigación de nano ciencia y nano tecnología, uno de sus muchos objetivos es saber guiar a la próxima generación de científicos e ingenieros para que hagan frente a las situaciones dificultosas sin miedo, porque estos problemas necesitan ser resueltos.

¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.



Fuente: > Valeria Chuquimez
La Primera Digital

La Primera Digital

La Primera Digital

Colaborador 9324 La Primera Digital