El hombre más conectado del mundo

¿Se imagina vivir en un entorno conectado a más de dos mil sensores que recopilan y cuantifican absolutamente todos los datos de cada acción que realiza durante las veinticuatro horas del día? La idea de habitar en una atmósfera así podría resultar todavía remota para la mayoría de los habitantes del mundo; sin embargo dada la evolución trepidante de la ciencia, este escenario es cada vez más posible.

| 08 enero 2017 08:01 AM | Ciencia y tecnología | 2.6k Lecturas
El hombre más conectado del mundo
Por: Alan Cachay
2661

Chris Dancy, de Brentwood, Tennessee, Estados Unidos, se ha ganado el título de “The Most Connected Man” (El hombre más conectado del mundo) gracias a su devoción casi obsesiva por la tecnología y su aplicación en la vida diaria. Sensores de respiración, bombillas de luz conectadas independientemente a internet y escáneres de alimentos son algunos de los dispositivos que Dancy utiliza cada día con la misma normalidad con la que usted y yo programamos el despertador para levantarnos todas las mañanas e ir a trabajar.

Este proyecto de convivencia con la modernidad comenzó sin querer en el año 2009 con la digitalización de su historial médico como parte de un plan para perder peso y mejorar su salud. Trascurridos casi siete años, hoy, el empresario estadounidense, usa pastillas inteligentes que luego de ser ingeridas trasmiten la información recolectada en el interior de su cuerpo hacia un parche electrónico colocado en su abdomen y termómetros que con un único toque en la sien miden la temperatura corporal y la transmiten -como todos sus aparatos- a su teléfono móvil para un acopio general de datos.

Con toda esta tecnología sincronizada y puesta a su servicio, el registro de la vida de Dancy resulta absoluto. Si su doctor desease saber qué fue lo que desayunó la noche del tres de agosto del año pasado y cuántos pasos dio la mañana siguiente entre las nueve y once de la mañana, tal cosa sería posible pues la información estaría disponible en una base de datos y lista para ser analizada.

La imagen mental que construiríamos luego de leer la descripción anterior podría ser la de un hombre cargado de cables y rodeado de artefactos electrónicos por todos lados, pero es todo lo contrario; su apariencia es bastante sencilla y su casa luce un diseño y decoración cómodos de ver y transitar. “Para mí es muy importante que la tecnología sea invisible, que no se vea.

Cuando la gente entra en mi casa no se da cuenta de todas las cosas que le rodean”, señala. Más tarde enfatiza que resulta imperativo para él que la tecnología de la cual hace uso no sea invasiva y que permanezca específicamente en un rol de influencia mas no de control. En ese mismo sentido de independencia del ser humano sobre las máquinas de las cuales se sirve afirma que es muy importante la meditación y el equilibrio psíquico. “Me gusta la idea de crear algún tipo de terapia que funcione con los amigos que tienes, los dispositivos que tienes y el entorno en el que vives para ayudarte a alcanzar un punto en el que encuentres la paz mental y la salud; porque la tecnología nos hace ir demasiado de prisa”, argumenta.

El impacto que la ciencia de la tecnología tiene sobre la humanidad es innegable y es un asunto que Dancy reconoce plenamente. Al respecto revela que le gustaría incursionar en la política en algún momento de su vida pues considera que al mundo le hacen falta líderes que entiendan verdaderamente el alcance de la tecnología y su poder sobre las personas. Asimismo admite que son necesarias normativas que vayan regulando toda esta modernidad conforme se desarrolle pues cada día ocupa un lugar más trascendental en nuestra sociedad.

Alan Cachay

¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.



Fuente: > Alan Cachay
La Primera Digital

La Primera Digital

La Primera Digital

Colaborador 9324 La Primera Digital