El animal que duerme sin cerebro

Si bien el centro de sueño se encuentra en el hipocampo situado en el cerebro, hay animales que no lo necesitan para dormir. La medusa “Cassiopea” caracterizaca por su nado boca abajo muestra signos de sueño, pero la diferencia es que no tiene sistema nervioso, entonces ¿cómo lo logra?

| 27 setiembre 2017 08:09 PM | Ciencia y tecnología | 2.7k Lecturas
El animal que duerme sin cerebro
Es el primer ejemplo de sueño en animales sin cerebro
Por: Valeria Chuquimez

Más datos

¿Todos los animales duermen?
2761

El estudio fue publicado en la revista Current Biology y uno de los investigadores Paul Sternberg quien trabaja en el Instituto Médico Howard Hughes (HHMI) en California Estados Unidos señaló que "Es el primer ejemplo de sueño en animales sin cerebro". Todo esto nos remonta a la época en que la evolución de la vida era tan primitiva que aún no se contaba con un sistema nervios, y puede que estos animales no hayan evolucionado.

Este estudio nació en base a la duda de por qué duermen los animales, las respuestas pueden ser muchas desde aprendizaje, hasta regeneración celular, pero ellos querían resolver algo un poco más complejo ¿Todos los animales duermen? Sabeos que los vertebrados duermen, pero no se puede decir lo mismo de los invertebrados ya que hay animales muy primitivos como las esponjas y medusas y es difícil afirmar que duermen "Queríamos entender esto de una vez por todas", comentó Sternberg. Uno de sus estudiantes, Ravi Nath, junto a un grupo de amigos que estaba estudiando a las medusas Cassiopea junto con la bióloga de Caletch quien tenia a las medusas almacenas en tanques con agua de mar artificial.

La diferencia con las medusas Cassiopea de las comunes que son del tamaño de un dólar de plata, poseen manchas de color negro con tentáculos enroscados en forma de campana, pululan normalmente, se contraen y relajan constantemente y viven en el fondo del mar.

La Primera

Gracias a un video descubrieron que durante la noche se impulsaban menos frecuentemente, lo que pudo ser una pista de que podrían estar durmiendo. Debido a esta decidieron crear un programa que mide el pulso de las 23 medusas durante seis día y noches consecutivos, como resultado el pulso disminuyo durante la noche, como ya habían previsto, pero al ser alimentadas “despertaban” rápidamente y su pulso volvía a la normalidad. Este fácil despertar afirma que se trata de sueño y no de parálisis o coma, Sternberg afirma que "Es como el olor del café que impregna tu conciencia por la mañana"

Su mecanismo de sueño funciona igual al de otros animales, si emiten pulsos durante una noche, pagan el trabajo nocturno la mañana siguiente, para confirmar esto arrojaron chorros de agua en las medusas de 6 a 12 horas por la noche y contaron los pulsos al día siguiente, encontraron que estaban menos activas ya que habían perdido horas de sueño, pero “Despues de ponerse al día con su sueño, vuelven a la normalidad” comentó Nath.

El resultado fue claro, las Cassiopea duerme, pero esto nos genera más preguntas como ¿Necesitamos neuronas para dormir? ¿Qué células necesitamos para dormir? El equipo planea responder todas estas preguntas estudiando esponjas o protozoos y esperamos que logren su cometido


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


Fuente: > Valeria Chuquimez
La Primera Digital

La Primera Digital

La Primera Digital

Colaborador 9324 La Primera Digital