Clonarán a mamut extinto hace 30,000 años

Los científicos están un paso más cerca de lograr la clonación de un ejemplar de Mammuthus primigenius, más conocido como mamut lanudo, lo que significaría un gran avance para la ciencia y abriría un mundo de posibilidades, incluyendo la de la existencia de los mamuts, miles de años después de su extinción.

| 16 setiembre 2015 06:09 PM | Ciencia y tecnología | 6.3k Lecturas
Clonarán a mamut extinto hace 30,000 años
Clonarán a mamut extinto hace 30,000 años
El genetista George Church a la vanguardia de un experimento sobre restos hallados en Alaska

Más datos

0La ciencia de la clonación da un paso al frente para revivir especies de animales extinguidos, através del ADN y de la ingeniería genética. Ahora parece que los científicos no quieren aventuras como las de la oveja Dolly. El parque Jurásico queda sólo en película
6322

¿Por qué se extinguió el mamut lanudo y cómo es posible clonarlo 30.000 después?

La aventura comenzó con el descubrimiento, el año pasado, de los restos de un mamut que habían permanecido en el hielo de la pequeña isla de Liajovski, en Siberia, por 28.0000 años. Gracias a que los restos del prehistórico animal, los científicos descubrieron que gran parte de los tejidos y músculos del animal se habían preservado se puede decir que casi intactos, y que aún tenían restos de sangre, lo que entusiasmó a toda la expedición por la posibilidad de extraer muestras de ADN y, con ellas, llegar a clonar al mamut.

Pero para una clonación es necesaria una copia completa de su ADN, y en el ejemplar congelado en Siberia ese no era el caso, pero de todas maneras, los científicos lograron reconstruir grandes fragmentos de su información genética.

El plan de los investigadores es seguir estudiando muestras de tejido obtenidas de los restos del mamut, con la esperanza de encontrar en ellas un genoma intacto. Esto permitiría obtener un mapa genético completo del animal y, por lo tanto, la posibilidad de traer de regreso al mamut de su extinción mediante una clonación casi completa.

Aún si no se logra completar la información genética del mamut, algunos creen que sería posible combinar el ADN del mamut con el de su descendiente el elefante, y obtener así un híbrido.

El destacado genetista George Church de la Universidad de Harvard dirige el equipo que está intentando clonar el mamut con los restos encontrados bajo el hielo de Alaska. Church se hizo muy popular hace un par de años cuando una revista alemana anunciara que buscaba una mujer para convertirla en madre de un bebé neandertal, proyecto que el científico desmintió haber intentado siquiera, considerándolo solo una posibilidad teórica.

La clonación humana es la creación de una copia genéticamente idéntica de un ser humano. El término se utiliza generalmente para referirse a la clonación humana artificial, que comprende la reproducción de células y tejidos humanos. No se refiere a la concepción natural de gemelos idénticos. La posibilidad de la clonación humana ha planteado controversias éticas. Estos dilemas éticos han conducido a varios países a promulgar leyes y reglamentos con respecto a la clonación humana y su legalidad.

La clonación terapéutica implica la clonación de células de un ser humano para su uso en ciencias médicas y trasplantes, y es un área activa de investigación, sin embargo aunque tiene aplicaciones médicas en ciertas partes del mundo, según datos del 2014, estas son sólo experimentales y algunas protegidas por patentes.. Y Church no quiere ni hablar del tema fuera de las aulas de la universidad.

La Primera

El actual trabajo que ahora tiene el genetista entre manos sí podría conducir a una clonación, pero no a la de una especie humana inteligente, sino a la del mamut. El equipo de Harvard ha insertado 14 genes del animal extinguido hace miles de años en el ADN de un elefante vivo.

George Church ha explicado al The Sunday Times que su objetivo inmediato no es exactamente la clonación de un mamut lanudo, sino reconstruir su genoma mediante el estudio del ADN a partir de ejemplar o ejemplares preservados en el Ártico, para luego replicarlo e insertar la copia en el genoma de un elefante asiático, que es el equivalente moderno más cercano. El resultado: células de elefantes vivos llevarán ADN de mamut. Ningún pequeño mamut va a nacer de este ejercicio de ingeniería de laboratorio, pero sí significa un paso más en ese camino.

La técnica que han empleado los investigadores se llama CRISPR y permite la reproducción de copias exactas de los genes. El anuncio es bastante prematuro, ya que la investigación todavía no ha aparecido publicada en ninguna revista científica. Church reconoce a The Sunday Times que tienen más trabajo que hacer antes de dar a conocer sus resultados en un medio que se revisa por pares. Es decir con dos lupas que agrandan posibles errores.”

Traer a la vida a un mamut, o a una quimera genética lo más similar posible, es el sueño de algunos equipos de investigación, especialmente rusos y coreanos, después de conseguir extraer ADN viable del tejido de un mamut congelado en los hielos eternos de Siberia. La idea encontró nuevo vigor cuando la sangre y tejidos musculares aparecieron perfectamente conservados en el cuerpo o los restos del mamut lanudo enterrado bajo el hielo en la pequeña isla Liajovski, en la costa del noreste de Rusia.

Pero, ¿sería de verdad un mamut lo que obtendríamos de la clonación? Algunos creen que no. Y el propio Church trata de explicarlo a los medios desde 2013. Y lo intentó hacer, en Madrid cuando vino para participar en el IV Congreso de Mentes Brillantes, organizado por El Ser Creativo. Según contaba entonces “lo que podríamos llegar a generar es un elefante lanudo al que le gusta el frío, pero no es un mamut, sigue siendo un elefante con genes de mamut.”. En cuanto a los beneficios de “resucitar“ seres extinguidos, el científico argumentaba: “No veo como explicar cuál es el beneficio social de traer a la vida un dinosaurio, pero traer a un mamut sí tiene un beneficio para el ecosistema. La tundra siberiana tiene tres veces más carbono que todos los bosques del mundo que el hielo ha ido recogiendo. Poblar de animales a ese área evitaría que ese dióxido fuera expulsado a la atmósfera por su acción en el ecosistema“.

George Church insiste: “clonar un neandertal es posible pero no va a suceder, y tampoco estoy buscando madre para un bebé neandertal como ha dicho un diario alemán. Los científicos no pueden elucubrar porque cuando dicen la verdad nadie se la cree“.

“Si alguien dice que está a punto de clonar un mamut, no es del todo cierto aunque estamos más cerca de la clonación que antes porque después de 28.000 años el mamut que encontramos en el Ártico rezumaba sangre. Ese es el milagro: lograr el código genético.

Los elefantes que habitaron el Ártico son los ancestrales que convivieron con los primeros americanos. Eso significó la violenta muerte de los bebés mamuts y fueron los perros de los cazadores americanos los que terminaron llevando a los mamuts a la tumba, aunque contribuyó el frío glacial de esa época.

La imaginación de la gente reconstruye la hazaña del hallazgo como que desde debajo del hielo sacamos un mamut gigantesco como de fotografía con cuernos y todo. Lo desenterramos y lo llevamos al laboratorio de Harvard en un helicóptero gigante, con los cuernos saliendo de las ventanillas.

La Primera

La Primera

El mamut que encontramos era un minimamut que no llegaba al metro de largo, era un mamut de pelo rojizo sobre el que trabaja el equipo de la Universidad de Harvard hace casi dos años. La clonación de un mamut está ahora un paso más cerca. Científicos creen que podrán “resucitar“ a un mamut en el cuerpo de un elefante dentro de cinco años, pero eso si la prensa y la TV lo permiten. Todo esto no es ficción. ¡¡Déjennos hacer ciencia y escriban series de novelas para de parques jurásicos!!. Si tienen un buen guión vayan a Hollywood. Ya no vamos a rectificar nada.

Los avances de la investigación científica indudablemente han traído ya grandes beneficios para la humanidad, tales como las prácticas higiénicas, la vacunación, la cirugía, los antibióticos, etc. Muchos de los cuales en un principio fueron rechazados por ser antinaturales, pero que en la actualidad son no solo aceptados sino considerados como importantes. La clonación humana es uno de los descubrimientos científicos de mayor impacto en los últimos años, que brinda beneficios de dos clases, reproductivos y terapéuticos.

Es importante para los científicos analizar este tema, no solo por su importancia a nivel Ciencia, sino también, por todas las consecuencias que arrastra, las cuales pueden resultar fascinantes o desastrosas para la humanidad. En fin, la clonación humana es un tema amplio, que pone en cuestionamiento los fines y objetivos de la ciencia y la tecnología, y no solo eso, sino que también cuestionan los fines de la misma raza humana. Por lo tanto, este trabajo de la clonación del Mamut de Alaska sirve también para separar la Ciencia y la Ficción y saber la verdad sobre las posibilidades actuales de esta práctica y de dar a conocer que existe un proceso de la clonación, haciendo hincapié en la clonación como una realidad y no como un mito teórico.

En diciembre pasado hubo especulaciones acerca de la posible vuelta de los mamuts a la Tierra. Científicos rusos y japoneses habían encontrado una médula ósea de un fémur en buen estado de los mamíferos en Siberia. 20 años de búsqueda de un animal extinguido hace más de 30.000 años que hoy se aproxima un poco más a la posibilidad de clonación. Un acuerdo firmado entre ambos países reaviva el debate.

Así lo han confirmado Vasili Vasiliev, vicerrector de la North-Eastern Federal University en Saja y el controvertido pionero en clonación Hwang Woo-Suk, de la Sooam Biotech Research Foundation en Corea del Sur.

[...] Desde la Sooam Biotech Research Foundation aseguran que Rusia enviará los restos para ser analizados. Corea del Sur confirmó también que la investigación traerá quizás de vuelta una copia del mamut a la vida. Según cuenta el mismo Hwang: La primera misión y la más difícil es restaurar las células del mamut. Nos uniremos a los científicos rusos para tratar de encontrar el tejido bien conservado con un gen dañado.

Al reemplazar el núcleo de las células madre del huevo de un elefante con las tomadas a partir de las células somáticas de los mamuts, los embriones con ADN de mamut podrían ser producidos y sembrados en el vientre de un elefante. será un trabajo muy duro, pero creemos que es posible porque nuestro instituto es bueno en la clonación de animales.

Para su transferencia de núcleos de células somáticas (células del cuerpo como las de los órganos internos, la piel, sangre) utilizarán un elefante indio. Un trabajo controvertido para unos expertos que cuentan entre sus trabajos con la clonación de vacas, gatos, perros, cerdos e incluso lobos. Más de 30.000 años después, el mamut podría volver a la Tierra.

El tema es interesante y ha llamado mucho la atención que finalmente se llegase a un acuerdo definitivo sobre este punto, porque se lleva más de una década cacareando sobre la posible clonación, pero todo quedaba en agua de borrajas. Parece que finalmente nuestros hijos considerarán a los mamuts como animales algo más que de zoológicos.

¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


En este artículo: | | | | |


La Primera Digital

La Primera Digital

La Primera Digital

Colaborador 9324 La Primera Digital