Volver a casa con el significado más profundo de la Navidad

Por Don Ingwerson: “¡Vuelvan a casa para Navidad!”

| 17 diciembre 2015 02:12 PM | Ciencia y Salud | 2.8k Lecturas
Volver a casa con el significado más profundo de la Navidad
Glow Images
Don Ingwerson
2810

Este fue el mensaje que el ejecutivo de publicidad Jose Sokoloff difundió ingeniosamente a los guerrilleros en un país que no había conocido la paz durante 50 años. Como resultado, jugó un papel importante en la persuasión de los guerrilleros colombianos en volver a la vida civil. Este ejecutivo de publicidad los describió como "prisioneros y rehenes de las organizaciones [rebeldes]".

Los esfuerzos de Sokoloff fueron reconocidos en las conversaciones de TEDGlobal 2014: “Usando árboles de Navidad cubiertos de luces, compartiendo 6.000 notas manuscritas de los ciudadanos, enviaron un mensaje de amor y calidez, de personas reales para personas reales: 'Vuelve a casa para Navidad'. En los últimos diez años, 17.000 guerrilleros se han desmovilizado...”

¿No apunta esta historia moderna de la potencia del mensaje de Navidad al significado más profundo de la Navidad? ¿Qué la Navidad no es sólo acerca de dar y recibir regalos, sino que también se trata de cumplir con el anhelo humano al Amor divino y confiable?

Los mensajes de amor, esperanza y paz provienen de lo Divino, que anunció el nacimiento de Cristo Jesús y que su vida expresó. Y estos mensajes divinos y su poder de curación son lo que Mary Baker Eddy, estudiosa de la Biblia, autora y sanadora espiritual, llegó a entender como el "don inefable" que la Biblia menciona. Es la comprensión del origen y el bienestar espiritual de todos, que Cristo Jesús vio tan claramente en todos los hombres y mujeres. "En este hombre perfecto", escribió Eddy, "el Salvador veía la semejanza misma de Dios, y esta perspectiva correcta del hombre sanaba a los enfermos". Los regalos de Jesús eran de poder liberador, redentor, más que cualquier cosa que pudiera ser adquirida con dinero.

He llegado a ver que las cualidades espirituales que cada uno de nosotros tenemos que expresar –la paz, la esperanza y la buena voluntad– son los mejores regalos que podemos dar uno al otro en Navidad, y cuando nos valoramos y celebramos estas cualidades en familia, con los amigos o incluso con extraños, estamos celebrando la Navidad con un amor curativo.

¡Qué regalo podemos apreciar cada uno de nosotros en esta Navidad, entonces! Volver a "casa", a la salud y a la curación que, basado en el amor de Dios, Jesús nos mostró, continúa cambiando el mundo.

Don vive en Laguna Beach, California, y es Comité de Publicación de la Ciencia Cristiana. Twitter: @SCalCS


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


Fuente: > Don vive en Laguna Beach, California, y es Comité de Publicación de la Ciencia Cristiana. Twitter: @SCalCS
Carmen Olivas

Carmen Olivas

Participa como Comité de Publicación de la Ciencia Cristiana para Perú.

Comparte artículos sobre espiritualidad, bienestar y vida sana.