Tratamiento de hiperplasia prostática benigna: el láser

La próstata es una glándula presente en todos los varones y se encuentra entre la vejiga, donde se almacena la orina, y la uretra a través de la cual pasa la orina. La hiperplasia prostática benigna significa el crecimiento de la próstata que habitualmente afecta al 50% de los hombres de 50 a 60 años aproximadamente y al 90% de los hombres mayores de 80.

| 12 julio 2011 12:07 AM | Ciencia y Salud | 2.1k Lecturas
Opinión
2108

Esta patología no representa ningún cáncer; sin embargo a medida que el crecimiento prostático avanza la próstata ejerce presión sobre la uretra. Este incremento de volumen puede provocar en el paciente dificultad para orinar, el calibre y la fuerza del chorro miccional están disminuidos, hay goteo después de terminar de orinar, frecuencia miccional durante el día con sensación de vaciado vesical incompleto y necesidad de levantarse más frecuentemente durante la noche para miccionar. La mayoría de los síntomas de esta enfermedad comienzan gradualmente pero a medida que evoluciona se intensifica la sintomatología pudiendo progresar a una retención urinaria que conlleva lentamente a un deterioro de la función renal ocasionando en casos extremos un daño renal definitivo.

Actualmente existe una nueva herramienta que es incorporada al área de la cirugía mínimamente invasiva para el tratamiento de esta patología reduciendo significativamente las complicaciones frente a la cirugía convencional. INPPARES por medio de la Clínica del Hombre, incorpora el láser diodo Evolve SLV para el tratamiento de la hiperplasia prostática benigna. Por medio de este procedimiento se vaporiza y coagula en forma instantánea el tejido prostático hipertrofiado.

Esta vaporización selectiva con láser ofrece las ventajas de presentar un sangrado mínimo o nulo durante la cirugía sin requerir lavado vesical post operatorio, puede ser ambulatorio y la sonda vesical permanece 24 a 48 horas. El paciente retorna a sus actividades habituales a los pocos días.

Otra particularidad de este láser es que es fácilmente transportable, pudiendo llegar a cualquier ciudad del país, el peso de este equipo es de 30 kilogramos. La llegada de este láser marca un cambio rotundo en el tratamiento de la enfermedad prostática benigna frente a los procedimientos tradicionales, disminuyendo significativamente las complicaciones y brindando al paciente una mejor calidad de vida.

Durante todo el mes de junio, INPPARES realiza en su sede central la campaña de salud Junio: Mes del Hombre, por lo que ponemos a su disposición diversos paquetes médicos referidos a las dolencias más comunes en el hombre peruano.


Dr. Michael Salirrosas Sandoval

Médico Urólogo Clínica del Hombre
INPPARES informes@inppares.org

¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


En este artículo: | | | | |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD