Sepa como revertir la diabetes

Tiempo atrás, las prácticas médicas naturales eran consideradas como la única modalidad de tratamiento a la que tenían acceso las personas de diferentes culturas y civilizaciones. Más tarde y por un largo periodo, estas prácticas naturales fueron sustituidas por la vasta influencia de la medicina convencional, aquella que cuenta con el respaldo y aval científico.

| 20 julio 2014 08:07 AM | Ciencia y Salud | 3.7k Lecturas
Sepa como revertir la diabetes
Sepa como revertir la diabetes
Métodos caseros para aliviar la diabetes
3753

La difusión de lo que actualmente conocemos como “Medicina Alternativa” o “Medicina Natural” ha ido ganando terreno en los últimos años en la vida cotidiana de las personas y hasta se ha colado en el mundo de la medicina tradicional.

Llevar una vida basada en hábitos saludables vuelve a ser uno de los pilares que rigen la vida de muchas personas. Esto se ve reflejado en el tipo de alimentación, en la práctica regular de actividad física, en un mayor contacto con la naturaleza y en la apertura hacia tratamientos más naturales que los que ofrece la medicina oficial.

En otras palabras, existe un retorno hacia lo “natural” y lo “saludable”. Las personas han comenzado a tomar conciencia de su responsabilidad frente a su salud y tienen una mirada favorable hacia cualquier práctica que ofrezca mejores condiciones para el organismo de un modo natural, menos invasivo, sin consecuencias nocivas a corto y a largo plazo.

La medicina alternativa es un fenómeno que recibe cada vez mayor interés del público en general y el apoyo de la comunidad médica tradicional.

Terapias Alternativas

Cada vez son más los médicos que se animan a prescribir complementariamente a sus tratamientos, otros más naturales.

A pesar de todo, aún existen controversias entorno a estas prácticas que provienen sectores ortodoxos de la ciencia médica.

La Medicina alternativa hace referencia a un conjunto amplio de prácticas y procedimientos destinados a curar a las personas. Está al servicio de la prevención, del mantenimiento, del diagnóstico y tratamiento de enfermedades físicas o mentales.

Es importante aclarar que este tipo de tratamientos no pertenecen al campo de la medicina convencional y que carecen de evidencias científicas que avalen su eficacia y consistencia. A raíz de esto existe un riesgo potencial en su ejercicio que es necesario tener en cuenta a la hora de seguir cualquiera de ellos.

Evitar posturas extremas es una opción recomendable en la mayoría de los casos. Por lo

que habitualmente se recomienda no sustituir un tratamiento médico convencional por uno alternativo exclusivamente.

En todo caso, este último podría utilizarse como

complemento del primero.

Según el tipo de malestar que poseamos, será el tratamiento que elijamos para poder llevar a cabo una recuperación y en este sentido debemos decir que son muchas las opciones que nos proponen los especialistas en cada tema.

Algunos de los tratamientos alternativos más utilizados son:

- El Reiki: Se basa en la sanación a través de la transferencia de la energía vital o “Prana” de persona a persona.

- La Reflexología: Consiste en la estimulación de determinados puntos ubicados en los pies que son representantes de los órganos vitales de nuestro cuerpo.

- El Yoga y la Meditación: Son tratamientos que apuntan a lograr la conexión entre los planos mental, corporal y espiritual. El medio para lograrlo es a través de la práctica de la respiración consciente como nexo entre el cuerpo y la mente.

Y a su vez, a través de posturas físicas o “Asanas” que generan serenidad física y mental propiciando el contexto apropiado para iniciar la meditación.

- Medicamentos herbarios, abarcan preparaciones que contienen como principios activos partes de plantas u otros materiales vegetales, o combinaciones de esos elementos. Se consumen como jugos frescos, aceites esenciales, resinas y

polvos secos de hierbas.

- El Ayurveda: Es un antiguo sistema o doctrina de medicina originado en la India que incluye dieta y medicamentos de herboristería. Su principal premisa es despertar el natural equilibrio del sistema mente-cuerpo para curarse a sí mismo.

- La Homeopatía: Es un método terapéutico que se basa en administrar dosis ultra diluidas de sustancias medicamentosas para activar las propias defensas de

nuestro organismo y llegar suavemente a la mejoría o curación de las enfermedades.

El Reiki, La Cura a Través de la Transmisión de Energía

El Reiki es una técnica japonesa de relajación y reducción del stress. Promueve el alivio de dolencias físicas, mentales y emocionales. Forma parte de las técnicas alternativas que se valen de la energía vital o “Prana” y la energía cósmica para sanar. Con el empleo del Reiki, las condiciones negativas se convierten en positivas.

Reiki es un concepto formado por dos vocablos japoneses: “Rei” y “Ki”, que se refieren a dos formas de energía que son fundamentales. “Rei” significa energía del universo. Todos los seres estamos conectados a esta forma de energía.

Cuando fluye libremente a través de nosotros, produce salud y bienestar. “Ki” es la otra raíz de la palabra Reiki, es la energía vital que circula dentro del organismo de los seres vivos. Esta energía y la calidad de la misma, difieren enormemente de un ser a otro.

El objetivo básico de un tratamiento Reiki, es integrar e interactuar en forma armoniosa el Rei, la energía del universo, con el Ki, la energía vital interna de los seres vivos para el restablecimiento de su salud y para la modificación de las conductas, hábitos y actitudes.

El Reiki utiliza la fuerza vital que fluye a través nuestro. La energía vital es sensible a los pensamientos y sentimientos. Se deteriora cuando aceptamos, ya sea consciente o inconscientemente, pensamientos o sentimientos negativos acerca de nosotros mismos.

Estos pensamientos y sentimientos negativos se adhieren a nuestra interioridad causando una interrupción en el flujo de la energía.

Es allí, en el estancamiento de la energía vital cuando se producen molestias, dolencias, malestares en cualquiera de los planos físico, mental o espiritual de las personas.

El Reiki busca restablecer el libre flujo de la energía modificando la carga negativa en carga positiva de la misma, es decir que modifica la polaridad de la energía que vibra dentro de nosotros.

Se eleva el nivel vibratorio del campo energético dentro y alrededor del cuerpo físico donde se encuentran los pensamientos y sentimientos negativos. Esto hace que la energía negativa se desbloque y se elimine.

De este modo, Reiki limpia, alinea y sana los circuitos de la energía permitiendo así que la energía vital fluya de una manera sana y natural.

El Reiki se aplica con el paciente acostado y, si es necesario, cubierto con una manta. El practicante coloca sus manos suavemente sobre la zona afectada o en el caso de un tratamiento completo, en todo el cuerpo empezando por la cabeza y terminando en los pies. Cada posición de las manos es mantenida durante unos minutos sobre los “Chakras” o centros energéticos principales.

El paciente siempre está vestido, y las posiciones de las manos son siempre sobre zonas que no vulneran la intimidad de la persona.

Durante el tratamiento con Reiki los pacientes refieren sentir una profunda relajación y calma interior. Muchos de ellos alcanzan un nivel de tranquilidad que los induce al sueño, cosa que no influye para nada el resultado final.

A veces, el paciente siente una especie de "cosquilleo" o calor en diferentes partes del

cuerpo según la energía fluye a través de su cuerpo, esto indica que la energía estancada ha comenzado a circular nuevamente. Otras personas ven colores, experimentan una sensación de "flotar" o sienten emociones que salen a la superficie.

El Reiki produce beneficios tanto a corto como a largo plazo, por lo cual no hacen falta repetidas e interminables sesiones. De todas maneras, los estados que se logran son tan placenteros que muchos optan por hacerlo en forma frecuente.

Sea cual fuere la dolencia, el efecto principal de Reiki es crear paz y tranquilidad. Brinda las condiciones energéticas necesarias para afrontar las preocupaciones y conflictos cotidianos de la vida, tornar el estado de ánimo positivo y darle una forma más optimista a la propia vida manejando mucho mejor las situaciones de estrés y ansiedad.

La Reflexología y El Poder De Los Masajes

La Reflexología es una técnica oriental cuyo fin es el restablecimiento del bienestar corporal y emocional.

Antes de comenzar a hablar de la Reflexología existe un conocimiento básico que no podemos ignorar. Todas las partes de nuestro cuerpo tienen terminaciones nerviosas en las manos y los pies.

Cuando algún órgano no está funcionando dentro de los parámetros esperables, en las terminaciones nerviosas se forman gránulos (depósitos de ácido úrico y calcio) que no permiten que la energía fluya como debería por las terminales.

Estimulando a los pies con masajes se logra disolver estos depósitos que vuelven a ser reabsorbidos por el torrente sanguíneo y vuelven a formar parte del sistema circulatorio, eliminándose luego a través de la orina.

La Reflexología considera que los pies son como un mapa disminuido de nuestro organismo en su totalidad. Existen ciertas zonas en el pie que representan los diferentes órganos del cuerpo y al estimular esas zonas manualmente podemos calmar dolores, facilitar la eliminación de toxinas y prevenir ciertas enfermedades.

El Reiki es empleado para:

-Estimular las glándulas suprarrenales, próstata y útero

-Aliviar fuertes dolores de cabeza

-Estimular los órganos sexuales

-Mejorar el sistema circulatorio aliviando los dolores en las piernas

-Disminuir los problemas y dolores en las articulaciones

-Activar las funciones del intestino

-Estimular el sistema inmunológico de nuestro cuerpo mejorando la cantidad y cantidad de nuestras defensas.

Los buenos resultados obtenidos con la Reflexología en la recuperación de la salud, sin efectos secundarios, hace que cada vez sean más los profesionales de las Terapias Naturales como Naturópatas, Quiromasajistas, Osteópatas, Fisioterapeutas, que adoptan la Reflexología como rutina habitual en sus tratamientos.

Los Medicamentos Herbarios

En la actualidad, es sorprendente que en todas las tiendas se encuentran productos fabricados a base de hierbas naturales. Sin embargo, la medicación a base de hierbas no es en absoluto una novedad para el mundo.

Esta modalidad de medicina alternativa, basada en el tratamiento de malestares de tipo utilizando los componentes brindados por la naturaleza, se remonta a miles de años atrás en el mundo antiguo, cuando nuestros antepasados probaron los beneficios y la eficacia de los tónicos naturales y plantas medicinales.

La fuerza de la composición de las hierbas, junto con la correcta oxigenación o exposición al aire libre y la luz del sol, son los aspectos que determinan su eficacia.

Los medicamentos a base de hierbas son famosos por haber sido beneficiosas en el tratamiento de una amplia variedad de problemas de salud:

-Trata la condición de la tiroides

-Regula la presión arterial

-Favorece la circulación sanguínea

-Ayuda en el tratamiento de la diabetes

-Ayuda en el tratamiento de enfermedades del corazón

-Disminuye los síntomas de la depresión

-Alivia los malestares abdominales

-Ayudan a bajar de peso

A pesar de que los medicamentos herbarios se hayan utilizado durante muchos siglos y muchos de ellos se conocen por sus efectos benéficos, solo una cantidad relativamente pequeña de especies de plantas se han estudiado para las posibles aplicaciones médicas.

Como no se dispone de datos sobre la seguridad y la eficacia de toda la amplia variedad de plantas, de sus extractos y principios activos, es recomendable consultar con un profesional antes de utilizarlos.

El Yoga y La Meditación

El Yoga es una actividad física y mental que nos permite conectarnos, en forma natural y

armónica (sin medicación), con nuestro ser interior consiguiendo una mejoría significativa en los tres planos del ser: el plano físico, el plano mental y el plano emocional. El Yoga ofrece beneficios concretos y específicos en los tres planos.

En el físico, por medio de posturas o también conocidas como “Asanas” se obtiene alineamiento de la columna vertebral, mayor elongación y se consigue mejorar la tonicidad muscular.

En el plano de la mente obtenemos aumento de la concentración, mayor quietud, mejora de las funciones cognitivas en general (memoria, atención, concentración).

Y en el plano emocional, se consigue con el ejercicio sistemático un estado de contento general, de satisfacción, mayor toma de conciencia de nuestro bienestar y mayor estabilidad emocional.

Para realizar Yoga no hay límite de edad, sólo se requiere la necesidad interna de reconectarse con uno mismo.

La práctica del yoga puede minimizar los riesgos de contraer cualquier enfermedad ya que estimula el flujo linfático, fortifica el sistema endocrino y el inmunológico y mejora la actitud hacia su propio cuerpo.

Nos reconecta y nos vuelve conscientes de nuestro cuerpo a través de ejercicios de visualización en los que recorremos mentalmente cada una de las partes que integran nuestro organismo. A la vez, llevamos luz a cada sector y repetimos frases de amor

hacia nuestro cuerpo irradiando ondas positivas hacia sí y hacia el exterior.

La meditación es un ejercicio que implica fundamentalmente entrar en silencio con uno

mismo. Se trata de volcar la atención hacia adentro de uno. La mente no se resiste a nada. Si aparecen ideas, pensamientos o voces, simplemente se las observa y se deja que poco a poco se vayan extinguiendo como la llama que sin aire no se aviva.

Es importante que la mente no tenga nada con que entretenerse. Se trata sencillamente de estar presente en busca de esa realidad que intuyes como única, como un contacto con tu Yo superior.

Cuando consigues un grado de meditación y de silencio recuerdas esta experiencia como la más satisfactoria que has tenido jamás. Y el eco de esa experiencia se mantiene, aunque luego se disuelve hasta casi perderse por la dispersión habitual con que vivimos lo exterior.

Pero, a base de hacer este trabajo con regularidad, todos los días, se va consiguiendo mantener ese punto de conciencia profunda y de paz a lo largo de todo el día, mientras hay actividad.

El Ayurveda Como Ciencia de Vida

La medicina Ayurvédica es un antiguo arte de curación practicado en la India durante los

últimos cinco mil años de forma ininterrumpida. Allí, es considerado el sistema médico

más importante.

“Ayur” significa “vida” y “Veda” significa “conocimiento”, por lo que su significado se

refiere al “conocimiento o ciencia de la vida” para la promoción de la salud. Este arte ofrece soluciones prácticas y viables a cuestiones problemáticas para la medicina convencional en un contexto de respeto y cuidado para la persona y para la naturaleza. Es efectivo en la prevención y cura de enfermedades, el mantenimiento de la salud y la promoción de la longevidad.

Para que el hombre pueda realizarse a sí mismo, descubrir su realidad interior, es necesario e indispensable gozar de buenas condiciones de salud.

La medicina Ayurvédica

sostiene que existe una natural interconexión entre el hombre y la naturaleza y reconoce que la causa última de todas las enfermedades se encuentra en el hecho de violar las leyes de la naturaleza.

La misma recomienda una serie de conductas para lograr un estilo de vida saludable como por ejemplo mantener una conducta austera en términos generales, regular el volumen de los alimentos que incorporamos, atender a sus cualidades, instrucciones relacionadas con el sueño y la sexualidad y otras temas similares de la vida de todos los días. De esta forma se está en forma armónica con los ritmos cósmicos de la naturaleza.

El Ayurveda, teniendo en cuenta la constitución individual de cada persona ofrece un plan para mantener y/o restablecer el equilibrio entre el cuerpo y la mente.

Esto lo logra basándose en la alimentación, la actividad física, las rutinas cotidianas, la

armonía mental y el desarrollo espiritual, sumando el apoyo de hierbas medicinales y de técnicas de desintoxicación y rejuvenecimiento.

Trabajando desde las recomendaciones Ayurvédicas en todas las áreas mencionadas es posible prevenir los desequilibrios y en el caso de aparecer se atienden desde recursos naturales tales como plantas medicinales, masajes y cuidado especial en la alimentación. Desde esta práctica se pueden tratar enfermedades agudas y también crónicas, como

problemas en el aparato digestivo, respiratorio, trastornos psicosomáticos o cuestiones

metabólicas.

La Homeopatía y el Organismo Trabajando en Conjunto

La Homeopatía es un método terapéutico que se basa en administrar dosis ultra diluidas de sustancias medicamentosas para activar las propias defensas de nuestro organismo y llegar suavemente a la mejoría o curación de las enfermedades.

Esta práctica surge como una alternativa más benigna y moderada a la de la medicina dominante. Se basa en el principio de que “lo semejante se cura con lo semejante” y en

el principio de dilución.

Esto quiere decir que los remedios homeopáticos se preparan diluyendo progresivamente una sustancia y sacudiendo repetidas veces la dilución. Esta alcanza en

general tal grado que ni siquiera queda una molécula de la sustancia original. En pocas palabras, los medicamentos homeopáticos carecen de componentes químicos activos. De allí radica su carácter natural.

Es usual que el paciente llegue a la consulta con el homeópata con una batería de medicamentos recetados por su médico, a quien jamás se atrevería a cuestionarle la indicación médica. Sin embargo, si nos detenemos a reflexionar comprenderemos que el

cuerpo en absoluto es ajeno a tanta sustancia química y será él mismo quien pague las

consecuencias en el largo plazo.

En cambio, la alternativa homeopática propone que en lugar de administrar un medicamento para la cefalea, otro para relajar la musculatura, otro para disminuir la ansiedad, otro para inducir el sueño, otro para el catarro nasal, otro para la acidez y el

estreñimiento, el médico homeópata prescribe una única medicina en dosis infinitesimal.

Esta medicación estimula los propios mecanismos curativos del organismo o la capacidad

psicoinmunologica defensiva y aporta una mejoría desde lo general al enfermo hacia lo particular que es la enfermedad.

Algunas de las ventajas más destacables de los medicamentos homeopáticos consisten en que:

-Son naturales, no poseen componentes químicos activos

-No presentan efectos secundarios

-No tienen contraindicaciones y son aptos para cualquier paciente: niños, embarazadas, ancianos, lactantes y diabéticos.

-Cuando se tratan síntomas desde el punto de vista homeopático, el cuerpo trabaja con ellos en lugar de suprimirlos.

¿Qué Tipo De Enfermedades se Pueden Tratar Con Homeopatía?

-Heridas leves, superficiales como quemaduras, cortes, picaduras de insectos, pinchazos, etc.

-Traumatismos causados por accidentes como torceduras, fracturas, tirones y dolores musculares, etc.

-Enfermedades virales, combatiendo su sintomatología característica: fiebre, catarro, resfrío, astenia, dolor corporal, cefaleas, entre otros.

-Enfermedades bacterianas, tos, bronquitis, amigdalitis, cistitis, infecciones del oído, insolación, resaca, síndrome premenstrual en las mujeres, infecciones de la vejiga, infecciones vaginales o micosis, erupciones cutáneas, etc.

-Es indicado también para trastornos de tipo psicológico como la ansiedad, los nervios, la falta de concentración, los trastornos en el aprendizaje tanto en niños como en adultos, depresión e hiperactividad.

La posición de la comunidad homeópata es que esta práctica es efectiva en el tratamiento de una multitud de patologías. Sin embargo, la posición dominante en la literatura científica es que la homeopatía no ha sido capaz de demostrar por medios objetivos una efectividad específica, es decir, mayor que la del efecto placebo.

A pesar de todo, la evidencia disponible sugiere que los riesgos asociados a los medicamentos homeopáticos son muy pequeños en comparación con los asociados a los medicamentos convencionales. Esto se debe a que cualquier sustancia tóxica en un medicamento homeopático se diluye muy por debajo de niveles de riesgo.

Las Ventajas y Desventajas

De Los Tratamientos Alternativos

Muchos médicos no están de acuerdo con las terapias alternativas. Creen que no se han

hecho suficientes estudios sobre ellas y piensan que los pacientes responden mejor a las medicinas tradicionales.

Otros, adoptando posturas menos extremistas prefieren combinar terapias alternativas

junto con la medicina tradicional. Creen que los tratamientos alternativos reducen el estrés, alivian efectos secundarios de antivirales o brindan otros beneficios.

La principal razón por la cual los métodos alternativos no son confiables se relaciona

con la ausencia de estudios que comprueben y respalden su efectividad. Y esto se debe

fundamentalmente al elevado costo de los mismos, estos son verdaderamente caros y los fabricantes de tratamientos alternativos no pueden solventarlos.

Por otra parte, la mayoría de los tratamientos alternativos tratan a la persona de manera holística, es decir, en su totalidad y no a una enfermedad concreta. Pueden restaurar la armonía, el balance o el flujo normal de energía.

Los acupunturistas por ejemplo, utilizan el pulso para determinar si la energía de su cuerpo está balanceada. La acupuntura se basa en la energía individual de cada persona y no en su VIH, por ejemplo y puede resultar benéfico a pesar de que no están diseñados para combatir la enfermedad específica.

Aunque no todas, algunas terapias alternativas han sido cuidadosamente estudiadas y son consideradas seguras y exentas de perjuicios o consecuencias negativas para la salud del individuo.

Por otra parte, no podemos dejar de considerar la cantidad de personas que cada año fallecen de cáncer, diabetes y enfermedades del corazón.

Estas muertes alcanzan cifras alarmantes. Por eso es importante que sepamos que el verdadero enemigo de la humanidad es la enfermedad y que la mayoría de las veces esta es auto-provocada.

Los tratamientos naturales generalmente nos conducen a reconocer que si la enfermedad se ha desencadenado es una señal de alarma o evidencia de que algo estamos haciendo mal con nuestras vidas y debemos reconducir nuestros hábitos.

Exceso de trabajo, consumo de sustancias toxicas, sedentarismo, malos hábitos alimenticios, la combinación y/o sumatoria de varios factores perjudiciales son algunas de las causas mas comunes de los desequilibrios en la salud.

A partir de allí, es momento de iniciar un plan de curación. Desde la medicina natural, esto implicaría asumir la responsabilidad de ayudarle al cuerpo a que se recupere, adoptando una actitud activa al respecto y modificando viejos hábitos que perjudican nuestra salud, en lugar de esperar que sólo los medicamentos convencionales combatan

la enfermedad desde adentro, sin nuestra participación.

Debe entenderse que una cura natural no implica de ninguna manera evitar a los médicos. Se trata de no correr al médico ante el primer síntoma de malestar, sino recapacitar sobre lo que hemos hecho o hemos comido y bebido para explicar el trastorno y corregirlo.

En lugar de pensar que urge tomar medicinas para remontar el mal, se puede hacer un pequeño ayuno (no más de tres o cuatro días) o alimentarse a base de frutas y darle la oportunidad al cuerpo a que se sane a sí mismo.

Reflexiones Finales Sobre la Salud Natural Preventiva Mientras existimos de manera saludable tenemos todas las posibilidades para nuestras

vidas, todo es posible mientras gocemos de buenas condiciones de salud. Si no tenemos salud, la vida no tiene ninguna posibilidad en la que apoyarse.

La salud natural preventiva es vivir conscientemente, para construir y mantener nuestra salud de forma natural a nivel físico, psicológico y filosófico.

Nacimos para ser saludables, para vivir una vida de crecimiento y evolución. Nuestro cuerpo y mente son las herramientas con las que contamos en nuestra existencia para evolucionar, no están hechas para obstaculizarnos.

La salud es lo natural, es posible. Podemos construirla, podemos ayudarnos a tener bienestar, armonía y paz. La clave es responsabilizarnos y gatillar nuestra voluntad para obtenerlo.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: | | | | | | | | | | | |


Fuente: > Pdf
La Primera Digital

La Primera Digital

La Primera Digital

Colaborador 9324 La Primera Digital