¿Qué viene después de una operación placebo exitosa?

Por Joel Magnes

¿Cirugía placebo? Sí. No meras píldoras de azúcar, sino intervenciones quirúrgicas ficticias que tienen los mismos resultados positivos que una cirugía real.

“Los pacientes desconocían si los procedimientos que se les practicaban eran intervenciones quirúrgicas reales o ficticias. Ambos grupos tuvieron resultados equivalentes. Un año después, aproximadamente el 80% de los pacientes de ambos grupos dijo que sus rodillas estaban mejor”.

| 22 abril 2017 11:04 AM | Ciencia y Salud | 4.4k Lecturas
¿Qué viene después de una operación placebo exitosa?
Glow Images
4403

Asombroso.

Este fue el informe del Dr. Treppo Jarvinen, Profesor Clínico de Ortopedia y Traumatología de la Fundación Jane y Aatos Erkko de la Universidad de Helsinki, quien dirigió un riguroso estudio de las intervenciones de rodilla mediante el método placebo.

El efecto placebo no se limita a los pacientes que no saben que se les va aplicar ese método. A pesar de haber sido informados de que los medicamentos que se les administran están hechos de ingredientes inertes, aun así los pacientes experimentan efectos beneficiosos.

Todo esto indica lo poderosas que son nuestras expectativas. Lo que creemos puede tener un profundo efecto físico. Hasta podríamos llamarlo “medicina mental”.

Pero ¿cirugía?

Una cosa es tomar una píldora que desaparece en el organismo, y esperar a que tenga efectos positivos. Quizás hasta sea entendible que alguien pueda confiar en los misteriosos beneficios de un placebo conocido.

Pero la cirugía es algo tan concreto, tan pragmático. En la cirugía, hay un ajuste definido. Alguien va al lugar de la lesión y hace algo. ¿Cómo puede eso fingirse?

En los casos del estudio anterior, “todos los pacientes recibieron anestesia e incisiones”. Para algunos de ellos, el resto fue mental. Tan solo creer que se había practicado una cirugía y ver una incisión confirmatoria fue suficiente para producir un mejoramiento físico duradero.

¿No nos lleva este hecho a la siguiente pregunta lógica? ¿Es posible que dicho mejoramiento se produzca aun sin una cirugía fingida, por medios completamente mentales?

Sí, lo es. Debido a la expectativa que llega a través de la fe. Y no me refiero a la fe ciega.

Me refiero a la expectativa de buenos resultados basados en la comprensión espiritual que puede producir el cambio físico necesario. Es esa la clase de entendimiento que he aprendido a buscar y cultivar en mi práctica de la Ciencia Cristiana.

He aquí un ejemplo de lo que podría llamarse una “cirugía mental”.

“...al caer, sentí como dos “crujidos” en mi pierna... El médico diagnosticó la lesión como rotura del ligamento cruzado anterior y desgarro del ligamento cruzado posterior... Me dijo que tenía solo dos opciones: una, someterme a una intervención quirúrgica; la otra, comenzar un tratamiento de rehabilitación de varios meses, o más. Pero en ambos casos, no recuperaría la movilidad completa de la pierna y la rodilla no volvería a ser la misma ni se sanaría sola.

“[...] Me volvía constantemente a Dios; escuchándolo a Él para encontrar la seguridad de que, como Su idea amada y bien creada, yo no estaba ni por un instante fuera de Su cuidado ni separado de Él. Menos de un mes después del accidente de esquí, me había recuperado por completo sin ninguna ayuda médica”.

Obviamente, el tema es mucho más profundo de lo que podemos explicar en este artículo. Pero este relato, y otros similares, nos presentan pruebas que nos hacen reflexionar respecto a lo que es posible por medio de un enfoque puramente espiritual.

El éxito de la cirugía placebo nos lleva a lo más avanzado de la medicina mental. Yo diría que el siguiente nivel no requiere escalpelo.

Joel Magnes escribe acerca de la conexión entre el pensamiento y la salud, enfocándose en la forma en que la espiritualidad y la oración pueden tener un efecto sobre nuestro bienestar. Tiene más de 25 años de experiencia y práctica la curación por medio de la oración. Joel es Comité de Publicación de la Ciencia Cristiana para Minnesota, EUA. Twitter: @CSinMinnesota

¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


En este artículo:


Fuente: > Joel Magnes escribe acerca de la conexion entre el pensamiento y la salud. Joel es Comite de Publicacion de la Ciencia Cristiana para Minnesota, EUA.
Carmen Olivas

Carmen Olivas

Escribo sobre salud, bienestar y su relación con la espiritualidad. Colaboro como Comité de Publicación de la Ciencia Cristiana para Perú.

Comparto artículos desde una perspectiva espiritual.