“Papanicolau puede no ser suficiente para detección temprana de cáncer de cuello uterino”

El cáncer de cuello uterino es una de las dos neoplasias (junto al cáncer de mama) que causa mayor mortalidad en mujeres en nuestro país. Sin embargo, este cáncer puede prevenirse mediante la vacunación -contra el Papiloma Virus Humano (VPH), principal virus causante de este mal- y detectarse en sus etapas iniciales, lo cual permite iniciar un tratamiento adecuado y evitar complicaciones.

| 24 abril 2012 12:04 AM | Ciencia y Salud | 4.1k Lecturas
Para detectar lesiones precancerosas se requiere de colposcopía y biopsia en todos los casos. El secreto estaría en la vacuna contra el Papiloma Virus Humano (VPH).
4135

Según el Dr. Vicente Vargas Egas, ginecólogo oncólogo del Centro Oncológico Detecta, si bien el Papanicolau es el examen necesario para la detección temprana del cáncer de cuello uterino, en casi el 50% de casos puede arrojar un resultado falso negativo, por lo que para una detección temprana de lesiones precancerosas puede ser necesario recurrir adicionalmente a otro examen, igual de sencillo que el Papanicolau, denominado colposcopía.

Indicó que la colposcopía es un examen que utiliza una luz y un microscopio, los cuales ayudan a encontrar áreas anormales en el cuello uterino. Para realizar este examen el médico colocará el colposcopio en la abertura de la vagina y en caso de observar áreas anormales puede extraer una muestra (biopsia) para su examen por el médico patólogo.

Dio a conocer que de esta manera la colposcopía permite detectar de manera temprana el cáncer de cuello uterino o los cambios que pueden producirse en este órgano y que pueden conducir a una neoplasia.

En opinión del ginecólogo oncólogo la colposcopía debe realizarse en casos en que ha habido una citología (Papanicolau) cervical y/o vaginal anormal y cuando se presenta sangrado después de las relaciones sexuales. También cuando se observa áreas anormales en el cuello uterino durante el examen pélvico, tales como crecimiento anormal del cuello uterino o en otra parte de la vagina, existencia de verrugas genitales, irritación o inflamación del cuello uterino a repetición (cervicitis).

La colposcopía puede requerir solo de 20 a 30 minutos y así como en el Papanicolau el médico utilizará previamente un espéculo y aplicará una solución de ácido acético (vinagre) en el cuello uterino y en la vagina.

Examen de rutina
De acuerdo al Dr. Vicente Vargas en alrededor del 50% de casos el examen del Papanicolau puede no ser suficiente para detectar de manera temprana el cáncer de cuello uterino, por lo que en nuestro país debe recurrirse a la colposcopía tal como ya se hace de manera rutinaria en los servicios de salud de otros países.

“La colposcopía es un procedimiento que ya se ha convertido en un examen rutinario en los consultorios de Ginecología de los servicios de salud de países como Estados Unidos y los europeos, lo cual debe hacerse también en nuestro país porque solo así se puede detectar a tiempo la mayoría de casos de cáncer de cuello uterino”, dijo el ginecólogo oncólogo del Centro Oncológico Detecta.

Subrayó que la colposcopía es un procedimiento sencillo que puede practicarse en cualquier consultorio ginecológico y no representa mayor costo, salvo en casos en que se requiera una biopsia. Si se cuenta con el equipamiento necesario, puede practicarse en todos los centros hospitalarios del país, señaló el especialista.

El cuello uterino o cérvix es la parte inferior del útero y el cáncer de cuello uterino es causado principalmente por varios tipos de virus del papiloma humano (VPH) que se contagia por contacto sexual. Inicialmente esta neoplasia puede no presentar síntomas, pero conforme progresa puede presentar dolor en la pelvis o sangrado vaginal.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: | | | | | | | | | | | | |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD