Mahikari, nuevas religiones que llegan desde el lejano oriente

La Asociación Mahikari o también conocida como Luz Verdadera, tiene su origen en Japón, su fundador, Kotama Okada, fue un antiguo oficial de la Guerra Imperial Japonesa, quien a causa de la II Guerra Mundial quedó arruinado, posterior a ésta se une al movimiento religioso Sekai Kyusei Kyo, fundado por el disidente de la secta rnotokyo, Moshichi Ikada. Dijo ahber escuchado la voz divina así que comenzó a llamarse “Kotama que significa “Esfera de Luz.

| 08 noviembre 2017 09:11 PM | Ciencia y Salud | 1.8k Lecturas
Mahikari, nuevas religiones que llegan desde el lejano oriente
La doctrina de Mahikari contempla la teoría de las impurezas fruto de la acción de espíritus.
Por: Victor Quiñonez

Más datos

Los practicantes del Mahikari buscan la purificación como clave de la felicidad y el camino de la salud corporal.
1865

El 27 de febrero de 1959, fue el día de la revelación divina recibida por Okada, así que escribe el libro que publica ese mismo año titulado “Le Goscigen” o “Libro de las Palabras Sagradas”. El año siguiente funda formalmente el movimiento religioso. Para 1973 se establece en París con la declaración de la Asociación Mahikari. En 1974, muere Okada y comienza el camino para determinar quién liderará el movimiento. En el año 1978 se realiza una nueva declaración que marca los Estatutos de la asociación. 1984 es el año en que se inaugura en Tamayama el gran templo Suza, “Altar dedicado al Dios Supremo”, donde le permitieron a los hombre de todas las razas unirse a venerar a Dios, convirtiéndose en el actual centro de peregrinación para sus miembros. Al siguiente año (1985) se establece una nueva rama del movimiento bajo el nombre de Sûkyo Mahikari.

La doctrina de Mahikari contempla la teoría de las impurezas fruto de la acción de espíritus por lo que practican la purificación como camino de sanación.

La Asociación afirma que Okada, recibió 22 revelaciones del Dios Supremo, mientras que otros mensajeros que le precedieron, como Moisés, Buda, Jesucristo o Mahoma, sólo habrían oído la voz de dioses creados por el Dios Supremo, es decir, por dioses de segunda categoría, mientras que Okada recibió la comunicación directa del Dios principal y creador de los otros dioses, de allí que sea considerado por los seguidores de su movimiento como el verdadero Mesías, lo que hace el único conocedor de todo el “Programa Divino” y los misterios del Universo. Además Kotama es el único mediador entre los adherentes y el Dios Supremo.

Los practicantes del Mahikari buscan la purificación como clave de la felicidad y el camino de la salud corporal, pues la causa de los males que sufre el hombre provienen de la medicación y la destrucción de la naturaleza cuyo remedio es la expiación de los errores a través de la purificación espiritual y sobre todo en el “arte de Mahikari” que consiste en la transmisión de la “luz divina a través de la palma de la mano”, conocida como “Okiyomé. Así los purificados conocerán la felicidad y la paz alcanzando el estado de “Ken Wa Fy” o lo que es los mismo, la salud perfecta, armonía y seguridad material y se constituirá en la semilla de la próxima civilización espiritual.

@vhquionez

Para formar parte de esta secta el aspirante debe cumplir con tres pasos o grados, el primero es realizar un curso con una duración de tres días donde aprenderá las técnicas y oraciones de veneración del Goshintai (altar de Dios) y recibe el Omitama (medalla sagrada que debe portar siempre sobre su pecho, y el mantra “Amatsu Norigoto” (potestad del verbo) que afirma que tiene una fuerza mágica. El segundo grado es llamado Yookoshi, dándole acceso al segundo nivel partiendo del cumplimiento de algunas pautas de conducta, así podrá asistir a las reuniones mensuales en el dojo, a los cursos de preparación, debe trabajar asiduamente en el dojo (quehaceres de mantenimiento), hacer regularmente sus ofrendas con generosidad, y por último, iniciar por lo menos a cinco personas más. El tercer grado lo obtendrá cuando visite el templo Suza en Japón.

El Mahikari excluye totalmente el uso de la ciencia médica como medio de curación afirmando que los medicamentos envenenan, para sus practicantes las enfermedades incurables no existen salvo en los casos de excepción en los que Dios no perdona, así que los medios habituales de curación hacen creer al hombre que está curado, cuando realmente lo que está es altamente intoxicado y con destrucción parcial del cuerpo por cirugías. Por ello los miembros de la Asociación no puede buscar cura en la medicina y la cirugía para conseguir alivio a sus males por graves que parezcan, pues se curará por la fuerza milagrosa del Mahikari, a menos que Dios no le perdone, así se convertirá en una enfermedad incurable.

Como cualquier otra religión o secta religiosa, sus ingresos provienen de sus adeptos o practicantes, con la diferencia que en el Mahikari ofrendan los que curan porque pueden hacerlo y ofrendan los que no han podido curar para conseguir la purificación y poder llegar a obtener la fuerza de curación. «En estos mundos, los dioses aparecen y desaparecen con una rapidez prodigiosa e incomprensible. Pero yo he puesto en su lugar decenas de millones de dioses subordinados y de espíritus mensajeros que me permiten conocer, al instante, cada una de vuestras oraciones y de vuestros comportamientos». (L.G.)


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: |


Fuente: > Víctor Hugo Quiñónez Guillén vhquionez@gmail.com @vhquionez
La Primera Digital

La Primera Digital

La Primera Digital

Colaborador 9324 La Primera Digital