La quiropraxia puede ayudar a mejorar los partos

Según los expertos, se ha comprobado que un tratamiento de quiropraxia permite a una mujer experimentar una gestación sin dolor y un alumbramiento óptimo. Conozca esta novedosa terapia.

| 18 setiembre 2012 12:09 AM | Ciencia y Salud | 1.9k Lecturas
La quiropraxia puede ayudar a mejorar los partos 1917

Después del primer trimestre de embarazo, la mujer inicia una serie de cambios en su cuerpo, como aumento de peso, meses en los que la columna se verá afectada, originando que sus movimientos sean cada vez más lentos. Por ese motivo se han desarrollado procedimientos calificados en la quiropráctica que permiten una gestación saludable, agradable y sin complicaciones antes, durante y después del parto. Pero esta terapia no hace milagros por sí sola, ya que los expertos aseguran que debe ir acompañada por una dieta saludable y un estilo de vida sano.

Investigaciones realizadas por la doctora Emily Boniak, del Centro Quiropráctico Schubel, han demostrado que los partos pueden ser más rápidos y más cómodos con cuidados quiroprácticos. En algún momento del embarazo, aproximadamente la mitad de las mujeres desarrollarán dolores en la parte baja de la espalda, especialmente al final, cuando la cabeza del bebé presiona para dar paso al inicio del parto, causando inflamación en su nervio ciático. Y si se trata de mujeres que ya sufren de estos dolores, el problema puede llegar a ser aún peor.

Es en ese sentido que los ajustes quiroprácticos suministran alivio y son muy seguros para la madre y el bebé y pueden ser especialmente atractivo cuando se está intentando evitar tomar medicación para aliviar el dolor.

El embarazo es claramente un momento de grandes cambios físicos y químicos en el cuerpo de la mujer. Esto no solo influye a nivel de aumento de peso o alteración de su campo de gravedad, sino que su columna se vuelve más flexible al producir relaxina, una hormona que liberan los ovarios para relajar los ligamentos pélvicos de cara al parto. Pero si ya existe un desequilibrio previo, la relaxina puede aumentar el malestar al formarse más subluxaciones que pueden debilitar el sistema nervioso de la madre.

La quiropráctica ayuda de forma natural a la embarazada a reducir las molestias de este período: pesadez de piernas, malestar gastrointestinal, pinzamientos, ciáticas, calambres, dolores de cabeza; preparando, además, la columna y la pelvis para el parto. Se recomienda recibir ajustes quiroprácticos en el período de preconcepción, ya que se estimula el funcionamiento del útero y se prepara al cuerpo para la reproducción.

El objetivo de un quiropráctico durante el embarazo de una mujer es ayudar a mantener la pelvis y la columna equilibrado y alineada. El tratamiento quiropráctico puede disminuir la molestia y hace que el embarazo sea más agradable. También puede ayudar a promover un parto más fácil y seguro, al ayudar a equilibrar el útero, lo que alienta al bebé a estar en una correcta posición de la cabeza hacia abajo.

Loading...


En este artículo: | | |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD