La prostatitis infecciosa

La próstata es uno de los órganos masculinos que más preocupa a los hombres porque es susceptible a sufrir enfermedades como prostatitis, crecimiento benigno de la próstata (Hiperplasia Benigna de Próstata) y cáncer.

| 24 julio 2012 12:07 AM | Ciencia y Salud | 10.3k Lecturas
La prostatitis infecciosa
Cuidado con relaciones anales y retener eyaculación
10381

Según el Dr. Jorge Saldaña Gallo, urólogo, la prostatitis es uno de los cuadros más frecuentes en varones de 30 a 50 años de edad y es responsable de más del 20%de las consultas urológicas en UROZEN. Se estima que aproximadamente el 50% de hombres presentará esta afección en algún momento de su vida.

De acuerdo al urólogo, y contrariamente a los que se piensa, sólo alrededor del 30% de las prostatitis tienen como causa una infección, mientras que el resto tiene una gran diversidad de causales, muchas de ellas no relacionadas directamente con la próstata.

Indicó que la prostatitis infecciosa es causada por bacterias como Escherichia Coli, Klebsiela, Proteus, entre otros que ingresan al tracto urinario y de allí a la glándula prostática debido a factores de riesgo como; relaciones sexuales anales, algunos hábitos como aguantar mucho la orina, retener en repetidas ocasiones la eyaculación, tomar poca agua, el estreñimiento, las infecciones vaginales de la pareja y permanecer mucho tiempo sentado sobre superficies duras y/o calientes. Sin embargo, si las causas no son infecciosas las razones pueden ser mucho más variadas y muchas veces no relacionadas a la actividad sexual.

“La razón fundamental de por qué esta enfermedad no suele curarse es debido a un sobre diagnóstico de la prostatitis infecciosa cuando en realidad no lo es. Por ello hay que aclarar que no toda persona joven con dolores en el vientre bajo o en el periné, con ardor al orina o eyacular, con semen sanguinolento, con ganas de orinar constantemente, con chorro delgado o con dolores en la espalda baja, tendrá prostatitis”, sostuvo.

El especialista precisó que existen otras enfermedades de la vejiga, de los nervios que rodean a la próstata y de los músculos pélvico que pueden causar síntomas muy parecidos a los de la prostatitis pero que requieren tratamientos totalmente distintos a los clásicos antibióticos.

Diagnóstico y tratamiento
El Dr. Jorge Saldaña, indicó que la prostatitis, la hiperplasia prostática benigna y el cáncer de próstata, pueden coexistir, por lo que es necesario ser muy cuidadosos en el diagnóstico a fin de determinar el tipo de enfermedad y el tipo de prostatitis (sobre todo si en realidad se trata de una prostatitis), para así conocer las probables causas y establecer un adecuado tratamiento.

Señaló que a veces el diagnóstico puede ser muy fácil, pero en otras ocasiones puede tener un origen misterioso que requerirá de múltiples exámenes muy especializados, como estudios de conducción nerviosa, resonancia de la columna y del área prostática, entre otros exámenes detallados y ordenados por el especialista.

“Generalmente estos estudios se realizan en aquellos pacientes que tienen una aparente prostatitis y que a pesar de haber recibido antibióticos no mejoran”, señaló el Dr. Saldaña.

Dijo que debido a la gran variedad de causas para esta enfermedad, existe una diversidad de tratamientos y por ello es fundamental un buen diagnóstico. Entre los tratamientos más comunes para estos problemas, pero que lamentablemente se brindan en muy pocos lugares en el país, se encuentran el uso de la toxina botulínica, la electro y neuro-estimulación perineal, inyecciones intraprostáticas, bloqueos nerviosos, termoterapia e incluso cirugía con láser holmio. Preciso que, sin embargo, los tratamientos deben muchas veces estar acompañados de un manejo multidisciplinario que incluya una dieta adecuada, corrección de algunos hábitos de vida y soporte psicológico bien estructurado por un especialista en esta área.

Loading...


En este artículo: | | | | | | |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD