La guerra entre la verdad y la realidad

Por Don Ingwerson: "¿Qué es la verdad?", preguntó Pilato durante el juicio de Jesús antes de su crucifixión trágicamente injusta.

| 02 febrero 2016 12:02 AM | Ciencia y Salud | 3.3k Lecturas
La guerra entre la verdad y la realidad
Glow Images
Don Ingwerson
3363

Posteriormente, Jesús fue condenado a muerte: no porque Pilato objetara la respuesta de Jesús, sino porque el público fue incitado a rechazar lo que Jesús concebía como verdad.

Hoy, el calentamiento global, el cuidado de la salud y la teoría de la evolución son algunos de los temas que provocan apasionadas discusiones sobre qué es verdad y qué no. Cuando en acalorados debates presidenciales los diferentes candidatos comparten sus propias visiones del futuro, intentan convencer a sus espectadores de que participen de su percepción de la verdad, a menudo ilustrando las enormes grietas que existen entre individuos y grupos en lo que sostienen como verdadero y en los datos que utilizan para justificar sus posiciones.

Mientras tanto, los demás, en nuestra vida cotidiana, intentamos aferrarnos a nuestras ideas más entrañables; y cuanto más tiempo una idea vive en el centro del sistema de creencias de una persona, más se convierte para ella en la verdad. Estas creencias sobre lo verdadero se hacen cada vez más importantes para nuestra existencia al dar forma a nuestro comportamiento y a la manera en que resolvemos problemas. Determinar qué es verdad en base a datos incompletos es de muy poca utilidad, ya sea hoy o mañana.

Por eso responder a la pregunta "¿qué es verdad?" sigue siendo más que un mero ejercicio académico. Cada uno de nosotros, como individuo, necesita juzgar constantemente entre visiones rivales de la verdad que pueden pasar la prueba de la realidad, aun cuando los resultados de esta verdad no se vean físicamente.

Desde luego, los académicos se han enfrentado a este tema. William James, doctor en medicina y expresidente de la Universidad de Harvard, definió la verdad como cualquier cosa que funcione. El Dr. Irving Oyle, en su artículo "Un doctor en medicina diagnostica la realidad", comparte la idea de que lo que pensamos crea nuestro mundo. E Ian L. Mitroff, de la UC Berkeley, declaró: "Antes, la realidad no era más que toda la materia dura del mundo exterior contra la cual chocábamos cada día de nuestras vidas. Y la verdad no era más que todos los hechos ciertos que se conocían sobre el mundo exterior. Ya no vivimos en ese mundo sencillo. La realidad y la verdad son más complicadas que nunca".

Pero ¿la causa de aquella complicación es el lugar en que buscamos la verdad? ¿El problema podría ser que tratamos de buscar la verdad en lo que vemos, oímos, tocamos, saboreamos y sentimos, cuando en realidad es algo más profundo?

Así lo creía Mary Baker Eddy, fundadora de la Ciencia Cristiana. Fue una pensadora profundamente espiritual que llegó a comprender que la consciencia divina —nuestra conexión con Dios— era lo que definía la realidad. Basó sus conclusiones en la premisa de que Dios creó todas las cosas e hizo todo lo bueno, lo cual demostró en su práctica de curación con base en el ejemplo de Jesús y de sus primeros seguidores. A partir de esta base espiritual, Eddy concluyó que la realidad es la manifestación infinita de la Mente infinita (otro nombre de Dios).

Puede parecer un pensamiento revolucionario. Sin embargo, las actuales teorías científicas más avanzadas también están descubriendo que la realidad es más metafísica que física. Y esto genera la pregunta: ¿cambia la verdad misma o cambia nuestra visión?

Los comentarios del Dr. Laurance Doyle, profesor de física cuántica, apuntan a lo segundo.

"La medicina materialista dice ser científica pero las premisas sobre las cuales se funda en realidad han quedado obsoletas con respecto a las bases modernas del pensamiento científico contemporáneo. Esto puede causar sorpresa, pero la concepción científica actual sobre la naturaleza de la materia, la consciencia y la realidad se ha ido desplazando cada vez más cerca de las premisas ya establecidas en las enseñanzas de la Ciencia Cristiana", dijo en su conferencia Revelación, razón y demostración, que tuvo lugar el año pasado en Ohio.

A lo largo de los años he descubierto que esforzarse por comprender y vivir a la luz de esta visión de la realidad espiritual lleva la consciencia a una esfera más saludable y conduce a una sanación tangible. La batalla interior para percibir qué es lo espiritualmente verdadero tiene consecuencias muy prácticas.

Entonces, ¿qué respuesta darían hoy, si un Pilato moderno les preguntara: "¿Qué es la verdad?"

Don Ingwerson escribe sobre salud y bienestar y su relación con la espiritualidad y representa al Comité de Publicación de la Ciencia Cristiana para el Sur de California. Twitter @SCalCS

¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.



Fuente: > Don Ingwerson escribe sobre salud y bienestar y su relación con la espiritualidad y representa al Comité de Publicación de la Ciencia Cristiana para el Sur de California. Twitter @SCalCS
Carmen Olivas

Carmen Olivas

Laboro como Comité de Publicación de la Ciencia Cristiana para Perú.

Comparto artículos sobre espiritualidad, bienestar y vida sana.