La Biblia: ¿Un libro de salud?

Por Thomas Mitchinson; Hace poco encontré una lista de 20 libros de “lectura obligatoria” sobre aptitud física, salud y felicidad. Se mencionaban libros sobre cocina, yoga e incluso una autobiografía escrita por una celebridad.

| 24 noviembre 2015 05:11 PM | Ciencia y Salud | 2.2k Lecturas
La Biblia: ¿Un libro de salud?
Glow Images, La Biblia
Thomas Mitchinson
2291

Mi libro favorito sobre salud (por no mencionar la felicidad) no estaba en la lista: La Biblia. ¿La Biblia como un libro de salud? Dodie Osteen, madre del telepredicador Joel Osteen, sin duda estaría de acuerdo conmigo.

Hace más de 30 años, la Sra. Osteen fue diagnosticada con cáncer terminal de hígado. Le dijeron que no había esperanza para ella, y que se fuera a morir en casa. En vez de aceptar este veredicto, ella decidió buscar sanaciones en la Biblia. Uno de los versos con los cuales Osteen oró fue ese: “Bendice, alma mía, a Jehová, y no olvides ninguno de sus beneficios. Él es quien perdona todas tus iniquidades, el que sana todas tus dolencias” (Salmos 103: 2-3).

Ella además les escribió cartas a aquellos que le habían hecho mal y los perdonó. Oró no solo por sí misma, sino que también por otros, sintiendo que esta era una parte importante de su tratamiento diario. A medida que pasaban los días, Dodie podía sentir cómo la salud regresaba a su cuerpo, y ella ha estado bien desde entonces.

En una época en que muchos de nosotros estamos buscando consejos para mejorar la salud en internet, libros, revistas y programas de televisión, ¿por qué no considerar la Biblia? Más que sólo un libro de historia, tradiciones y consejos morales, e incluso más que sólo abogar por una fe ciega, la Biblia otorga consejos específicos sobre cómo confiar en el poder divino de sanación.

De hecho, casi todas las partes de nuestro cuerpo son mencionadas en la Biblia. Habla de nuestros ojos (Salmos 119: 18), oídos (Isaías 30: 21), boca (Éxodo 4: 12), corazón (Salmos 101:2), órganos internos (Salmos 103: 1), articulaciones (Hebreos 4: 12), huesos (Salmos 34: 20) y más.

La sanadora cristiana Mary Baker Eddy también encontró en la Biblia su referencia más confiable en torno a la salud. Ella escribió en su libro, Ciencia y Salud con la Llave de las Escrituras: “La Biblia contiene la receta para toda curación” (pág. 406: 1). Yo he descubierto que esto es verdad.

Hace unos cuantos años me caí y me lesioné gravemente el tobillo, pie y pierna. Yo sabía que podía ver a un doctor, pero puesto que ya había visto cómo la oración sanaba heridas rápidamente, me senté y oré por un rato. Pero pronto tenía que tener la cena lista en la mesa y preparar a los niños para la noche, pues tenía que asistir a una importante reunión esa noche. Pude llegar a la reunión, pero a lo largo de la actividad podía sentir cómo el pie me dolía cada vez más. Cuando llegué a casa, me dolía de forma extrema y se había hinchado desproporcionadamente.

Continuando con mi oración, recordé ese versículo de la Biblia: “Cuán hermosos son sobre los montes los pies del que trae alegres nuevas, del que anuncia la paz, del que trae nuevas del bien, del que publica salvación” (Isaías 52: 7). Aunque este verso predice a llegada del Mesías, el Salvador, sentí que también me podía hablar a mí. Mucho más allá que pedirle a Dios que volviera hermoso mi pie, me hizo preguntar si ¿la forma en que había vivido mi vida estaba trayendo buenas nuevas? ¿Estaban mis conversaciones publicando paz y salvación en mi casa y en el trabajo?

El versículo trajo un nuevo significado para mí, y comencé a decir estas palabras en voz alta una y otra vez, tratando de captar un mayor sentido de su promesa. Sentí que traer más del espíritu de este pasaje a mi vida era la clave para sanar en esta situación. Esto fortaleció mi confianza en el poder divino de sanación.

Descubrir la verdad detrás de las palabras de las Escrituras se volvió de hecho más persuasivo para mí que los lamentos de mi tobillo, y el dolor se comenzó a calmar. En unas pocas horas desapareció, y el tobillo volvió a su forma normal.

Muchos ya se han dado cuenta de que el bienestar, no sólo físico, sino también espiritual, viene con el descubrimiento del poder de las Escrituras en estado de inspiración. Este año, la Semana Nacional de la Biblia en los EE.UU. es del 22 al 28 de noviembre. ¡Qué gran momento para abrir una Biblia —tan fácil como visitar un recurso en línea como por ejemplo www.biblia.es/nueva-version-internacional.php— y ver cuáles beneficios de salud hay ahí para ti!

Thomas Mitchinson es Comité de Publicación de la Ciencia Cristiana en Illinois, EE.UU., y escribe sobre la relación entre la espiritualidad y la salud.

¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


En este artículo:


Fuente: > Thomas Mitchinson es Comité de Publicación de la Ciencia Cristiana en Illinois, EE.UU., y escribe sobre la relación entre la espiritualidad y la salud.
Carmen Olivas

Carmen Olivas

Escribo sobre salud, bienestar y su relación con la espiritualidad. Colaboro como Comité de Publicación de la Ciencia Cristiana para Perú.

Comparto artículos desde una perspectiva espiritual.