¿Es posible envejecer sano y feliz?

“¿Envejecer? ¿Por qué tengo que pensar en eso, si soy joven todavía?”Quizás sea eso lo que muchos se preguntan. Pero, te puedo decir que recientemente una señora me hizo pensar en ese tema.

Cuando me bajé del trolley en la estación Palomar St. y seguí por la calle, una señora me ofreció una revista. Yo seguí de largo, pero unos segundos después, me paré y me pregunté: “¿Por qué estará ella aquí? Volví y empezamos a hablar por un buen rato, y ella me contó mucho de su vida. Se ha mudado de Tijuana hace unos años ya, y la mayor parte de su familia vive allí mismo en Chula Vista. Aunque tiene pases para trolleys y buses, no los utiliza, porque prefiere caminar. Camina por todo el barrio, todos los días, a todas partes. Cuando le pregunté si no se cansaba, me dijo: “Claro que no. Me quedo mucho afuera, a veces llego a las 7 de la noche, a veces a las 10.” Pero no come nada en la calle, todo lo cocina ella misma. Y no toma ninguna medicina. Nunca ha tenido una operación y hace poco se fue al médico para un chequeo, y se constató que está totalmente sana. Cuando le pregunté su edad, me dijo 81 años, pero no aparentaba tener más de 65! “¿A qué se debe su salud de hierro?”, le pregunté yo. “A Dios”, me contestó ella. Como estudia mucho la Biblia, aprendió a poner en práctica sus enseñanzas. Por ejemplo, hace unos años estaba muy triste por lo que le había hecho una hija. Ella y los otros hijos se sentían traicionados. Pero las enseñanzas bíblicas le ayudaron a perdonar. Hoy vive muy feliz, sin rencor, sin odio ni resentimiento, y habla normalmente con su hija.

| 20 abril 2015 07:04 AM | Ciencia y Salud | 1.9k Lecturas
¿Es posible envejecer sano y feliz?
Glowimages
Leide Lessa,

Más datos

Como bien muestra ese ejemplo de mi nueva amiga, la actividad física, la buena alimentación, los buenos sentimientos y la felicidad solo pueden contribuir al bienestar, ¡pero ella misma atribuye su salud a la presencia constante de Dios que siente en su vida!
1947

Muchos estudios muestran cuán importante es el tema. Por ejemplo, los doctores Howard Friedman y Leslie Martin en su libro The Longevity Project [El Proyecto Longevidad] cuentan los resultados de sus investigaciones de más de 20 años. Ellos descubrieron que las personas más felices son más sanas, pero no por las razones que uno imagina. El análisis meticuloso de la vida de 1,500 personas les abrió nuevas ideas para entender la estrecha relación entre la salud y la felicidad. Ellos tienen sugerencias para que uno cultive no solo “una larga vida, sino también una vida exitosa, significativa y productiva”.

Para mí, además de esos ejemplos, es muy importante vivir satisfecho con uno mismo y concentrarse en el “ahora”. O sea, no preocuparse tanto por el pasado o por el futuro, sino buscar la satisfacción y la excelencia en lo que uno hace hoy. Puede ser entonces que la vejez, en verdad, no sea parte de tus preocupaciones, pues todos los días de tu vida estarás sano y feliz.

Leide Lessa es maestra de la Ciencia Cristiana y escribe sobre la salud bajo una perspectiva espiritual.

Twiter: @leidelessa email: lessal@csps.com

¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


En este artículo:


Fuente: > Leide Lessa es maestra de la Ciencia Cristiana y escribe sobre la salud bajo una perspectiva espiritual. Twiter: @leidelessa email: lessal@csps.com
Carmen Olivas

Carmen Olivas

Escribo sobre salud, bienestar y su relación con la espiritualidad. Colaboro como Comité de Publicación de la Ciencia Cristiana para Perú.

Comparto artículos desde una perspectiva espiritual.