El descubrimiento de un nuevo color en un insecto

La naturaleza no deja de sorprendernos, esta vez el gorgojo arcoíris nos ha regalado un nuevo color, que hasta ahora solo se había viso en pulpos, sepias y calamares. Gracias a sus escamas en las que podemos observar una amplia gama de colores.

Por Valeria Chuquimez | 26 set 2018 |    
El descubrimiento de un nuevo color en un insecto

ANIMALES DE COLORES

Vemos diversidad de patrones en los animales, como en las alas de mariposas, los camaleones o pulpos que cambian de colores, las cebras que los intercalan de manera peculiar, las ranas de colores brillantes, etc. En muchos casos la naturaleza les dio estas capacidades para su supervivencia, ya que les permiten camuflarse, capturar a sus presar, aclimatarse al ambiente e incluso evadir el peligro. Al igual que los humanos, los animales han sufrido modificaciones durante su evolución, estas modificaciones se dieron en su piel, pelaje, plumas, escamas, etc. Y permitieron su adaptación al medio para que así su especie pueda sobrevivir, de no ser por estas modificaciones no estarían con nosotros hoy en día. Así es, la naturaleza puede extinguir a quienes no se adaptan al cambio.

¿TIENEN NUEVO COLORES? ¿CÓMO ES POSIBLE?

La Primera

Pues existen muchas posibilidades: por un lado la acumulación de pigmentos en las células ya que el ADN acumula toda la información, o expresar los colores dentro de células que se contraen y expanden, estas células son llamadas cromatóforos. Sin embargo los colores no cambian, los animales conforme evolucionan modifican la estructura microscópica de sus caparazones o plumas para así interferir con la luz y “crear” un nuevo color, a esto lo llaman COLORACIÓN ESTRUCTURAL y así es como nacen los colores más brillantes, que podemos observar en las alas púrpuras, azules, verdes o rojas de las mariposas o incluso en algunos anfibios, que usan esta llamativa vestimenta para atraer a sus presas y envenenarlas.

LA SUSTENTACIÓN CIENTÍFICA

En el Yale-NUS College de Singapur encontramos a Vinodkumar Saranathan un investigador que lleva años estudiando la evolución del color en los animales, pero sobretodo en las aves. El experto ha catalogado también las formas de generación de color en cientos de insectos y arañas.

Su nueva publicación en la revista Small, en la que junto a Bodo D. Wilts, de la Universidad de Friburgo de Alemania nos dan a conocer un refinado y complejo mecanismo de generación de color en el gorgojo arcoíris o gorgojo de Filipinas, este mecanismo nunca se había observado en los animales terrestres, tan solo en moluscos, sepias, calamares y pulpos, que son muy conocidos por su capacidad de camuflarse e incluso enterrarse en la arena o esconderse en las arrecifes para capturar a sus víctimas y así sobrevivir, una vez más, supervivencia del mas apto. Pero se cree que su utilidad yace en las oportunidades que brinda para la creación de maquillaje y para crear pintura de matices puros, pero esto solo se logrará si se revelan los misterios tras sus escamas.

EL INUSUAL PROTAGONISTA

La Primera

El gorgojo arcoíris o Pachyrrhynchus congestus pavonius fue descubierto en 1921 en Filipinas y desde ese entonces no ha dejado de intrigar a los científicos por sus llamativos colores. En su exoesqueleto, específicamente en su caparazón, lo que podríamos denominar como “espalda” presenta unas llamativas manchas de color arcoíris, que ninguna otra criatura en la tierra ha presentado.

¿CÓMO LO HACE?

Si lo vemos muy de cerca, podremos observar que estas manchas son producto de la específica colocación de sus microscópicas escamas. Tiene forma ovoidal, casi circular y se ordenan de manera concéntrica, como anillos y cada uno tiene un color diferente. Lo fascinante es que la mayoría de insectos solo pueden generar un color o dos, como las hormigas o escarabajos por ejemplo, mientras que este gorgojo tiene todo un arcoíris.

CON LA TECNOLOGÍA DE LA MANO

La Primera

El Pachyrrhynchus congestus pavonius ya había sido estudiado anteriormente, en 2007 por un grupo de científicos, quienes se centraron en analizar sus escamas con microscopios, a diferencia de Vinodkumar Saranatham y su equipo, quienes aprovecharon la moderna tecnología para estudiarlas a más detalle y ver además de su morfología, su funcionalidad.

Se utilizó un dispersor de rayos X y los métodos de microscopía electrónica de escaneo y microespectrofotometría para tratar de descifrar las escapas del gorgojo arcoíris y descubrieron que tienen una estructura tridimensional, con una simetría similar a la de los diamantes.

Es importante saber un poco de biología, la quitina es la proteína estructural que encontramos en el exoesqueleto de todos los insectos, en el gorgojo arcoíris el grosor de sus escamas y el volumen de la quitina influyen en el color que se expondrá.

PARA ENTENDERLO MEJOR

Las escamas que tienen más estructuras cristalinas son de color rojo y las que son pequeñas, con un menor volumen de quitina son de color azul.

El experto menciona que su habilidad para controlar el tamaño y volumen de las escamas y así poder producir diferentes colores, es única entre los insectos, ya que difiere mucho de la estrategia que normalmente usa la naturaleza para crear diferentes colores en un animal, nunca se había visto que se generen nuevos colores cambiando estructuras y sin modificar los ángulos, solo jugando con la luz. El misterio sería ¿para qué les sirve esto a los gorgojos?

¿EN QUÉ NOS PUEDE AYUDAR?

Hoy en día los biomateriales son el boom de la medicina, ya que pueden ser usados como implantes, o como materiales de restauración en odontología. Podemos usar la fisiología del gorgojo arcoíris para innovar los biomateriales y darles propiedades que los hagan más viables y estéticos, la aplicación de un mecanismo que puede producir color independientemente del ángulo de la estructura que lo compone puede ser muy útil en la industria de la medicina y demás, incluso tecnológicos, como usarlos en las pantallas de una tablets o un Smartphone, así podríamos tener una imagen nítida con colores claros y precisos sin importar el ángulo de la imagen.

El tan especial mecanismo del gorgojo arcoíris puede incluso ser aprovechado en para crear revestimientos reflectantes de fibra óptica y así dejar de perder la señal durante alguna transmisión.


    Valeria Chuquimez

    Valeria Chuquimez

    Redactora de contenidos
    Valeria Chuquimez comparte 31 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.