Efectos anticancerigenos del amonio en las plantas

Actualmente muchas compañías dedicadas a la industria de la agricultura se encuentran sumergidas en la búsqueda de fertilizantes menos contaminantes para el medio ambiente, y menos perjudiciales para las plantas. Una búsqueda un poco complicada ya que tendrían que dejar de lado el principal objetivo que es lucrar y no gastar en investigación.

| 21 abril 2017 12:04 PM | Ciencia y Salud | 2.8k Lecturas
Efectos anticancerigenos del amonio en las plantas
Efectos anticancerigenos del amonio en las plantas
Por: Valeria Chuquimez
2896

Por suerte, un trabajo de investigación propone usar fertilizantes en base de amonio, en lugar de usar nitrato, que es el elemento que se usa convencionalmente para la producción de fertilizantes. El amonio ya ha sido usado experimentalmente en algunos fertilizantes pero lamentablemente su producción no es mucha ya que el elemento podría retardar el crecimiento de las plantas, lo cual es poco conveniente. Pero en comparación yace en que al usar amonio las plantas generan mayor cantidad de glucosinolatos, esto otorga a las plantas una mayor capacidad insecticida y más interesante aún, es que esta sustancia es anticancerígena. Por lo que se está perfeccionando la función del amonio en los fertilizantes, y de eso es lo que trata esta investigación.

¿CUÁL ES EL PROBLEMA CON EL NITRÓGENO CONVENCIONAL?

Lamentablemente las plantas necesitan nitrógeno (Ni) para desarrollar un crecimiento ideal, por lo que para la industria de la agricultura el uso de compuestos nitrogenados en sus fertilizantes es fundamental. Por estas razones es que la fertilización convencional usa el nitrato como elemento base, pero este es causante de problemas ambientales significativos. El nitrato sufre el proceso de lixiviación (proceso por el cual se desplazan sustancias solubles o dispersables causado por el movimiento de agua en el suelo) lo que contamina las aguas superficiales y subterráneas, la lixiviación del nitrato también ocasiona que las capas de suelo pierden compuestos nutritivos y se vuelvan mas acidas o se oxigene toxicidad lo que las convertiría en tierras completamente infértiles y no aptas para cosechas futuras, y por si no fuera poco tiene un efecto negativo en los microorganismos que habitan en el suelo ya que usan el nitrato y con este producen óxido nitroso, que es uno de los gases de efecto invernadero.

La solución de la mano de la ciencia

Daniel Marino es el líder del grupo de investigación NUMPAS de la UPV/EHU, ellos trabajan en conjunto con la colaboración de la Universidad Pública de Navarra y el Instituto de Investigación Sanitaria de Navarra, y se encuentran en la búsqueda de soluciones frente al presente problema.“Se está intentando fomentar otro tipo de fertilización, y una de ellas es el uso de amonio, junto con inhibidores de la nitrificación. Los inhibidores hacen que ese amonio esté en el suelo durante más tiempo, y así se mitiga la lixiviación de nitratos y también las emisiones de óxidos de nitrógeno” dijo Daniel Merino.

El equipo de investigación ha tomado en cuenta las desventajas del uso del amonio, sin embargo se encuentran en proceso de perfeccionar su uso, y para esto experimentaron con una planta modelo, llamada Arabidopsis thaliana “Puede ser tóxica para las plantas, y generar un crecimiento menor que con nitrato. En nuestro grupo nos dedicamos a estudiar la tolerancia y sensibilidad de diferentes plantas a esta fuente de nitrógeno”. En base a la experimentación, Daniel Marino comentó “Sin fijar la atención en ninguna proteína en particular, decidimos ver qué diferencias presentaba esta planta en el conjunto de las proteínas sintetizadas, al fertilizarla con nutrición amoniacal o nítrica”

BENEFICIOS NOTABLES

A pesar de tener irregularidades en cuanto al crecimiento de la planta, no debemos dejar de lado el efecto positivo que tiene sobre el metabolismo de las plantas puesto que incrementa la producción de proteínas. “Lo que más interesante nos pareció es que había algunas proteínas relacionadas con el metabolismo de los glucosinolatos que se acumularon en mayor cantidad en las plantas a las que se aportó amonio” aclaró Marino.

Primero, aclaremos que son los glucosinolatos

Los glucosinolatosson compuestos orgánicos azufrados, responsables del sabor picante y amargo característico de las plantas de la familia de las crucíferas, a la que pertenece la col, la rúcula, coliflor, repollo morado, mostaza, colza, rabanitos o los nabos. Estos componentes tienen la función de mecanismo de defensa de las plantas brasicáceas contra los depredadores, pues su olor ahuyenta los insectos. Una de las propiedades más extendidas de los glucosinolatos es su papel contra el cáncer Por ejemplo, los glucosinolatos del brócoli (glucorafanina y glucobrasicina) se descomponen en sulforafano y en indol¬3¬carbinol (abreviado como I3C), protectores contra el cáncer de mama, de pulmón y de colon.

MÁS EXPERIMENTACIÓN

Basados en los resultados que obtuvieron con la planta Arabidopsis thaliana, el equipo decidió repetir el procedimiento pero esta vez usando el brócoli, y los resultados según Marino fueron estos. “Pero esta vez con plantas de brócoli. Aunque no llegamos a estudiar el contenido de glucosinolatos en la parte del brócoli de mayor interés alimentario —la flor—, vimos que en las hojas de plantas jóvenes se acumulaba mayor cantidad de glucorafanina cuando aportamos la fuente de nitrógeno mediante amonio que cuando lo hicimos mediante nitrato”

Debido a que loa resultados fueron favorables, el equipo de investigación aún busca perfeccionar estos fertilizantes en base de amonio. Algunas empresas se han visto interesadas en financiar el proyecto lo cual es de gran importancia ya que el presupuesto en cuanto a las experimentaciones siempre es alto, además del financiamiento también sería un gran impulso en cuanto al marketing del producto una vez que salga al mercado. Ante esto Merino- jefe del grupo de investigación- expresó su gran entusiasmo “Realizaremos experimentos en campo, donde el sistema es mucho más complejo, debido, entre otros, a los microorganismos del suelo que también utilizan el amonio como fuente de nitrógeno. Así, en los experimentos de campo nos interesaremos también en analizar el contenido de glucosinolatos en la inflorescencia del brócoli, la parte de la planta que más se consume. Por otra parte, desde un punto de vista más fundamental, también nos interesa saber el efecto que los glucosinolatos puedan tener en la tolerancia de la propia planta al amonio”

¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.



Fuente: > Valeria Chuquimez
La Primera Digital

La Primera Digital

La Primera Digital

Colaborador 9324 La Primera Digital