¿Comida recalentada?...No gracias

¿Cuántas veces hemos comido el “recalentado” de la noche anterior? O quizás guardamos las sobras del almuerzo de ayer para comer al día siguiente. Podemos llegar a creer que es una buena forma de ahorrar tiempo y dinero, o no desperdiciar recursos ya que a veces la comida es tan deliciosa que parece un crimen botar lo que no comimos y decidimos guardarlo para que sirva como otro platillo.

18 febrero 2017 02:02 PM | 2.9k Lecturas
¿Comida recalentada?No gracias
¿Es posible que la comida recalentada afecte nuestra salud?
Por: Valeria Chuquimez
2943

Hay que aceptar que todos hemos probado más de una vez comida recalentada. Pero no todas las personas toman en cuenta el daño que puede llegar a causar comerla con frecuencia quizá por ignorancia o flojera.

Empecemos por entender los procesos que involucra, primero refrigerar y luego recalentar la comida. La comida al ser refrigerar va a perder nutrientes así como también el sabor y no muchas personas toman en cuenta el correcto proceso de refrigeración, antes de meter la comida al refrigerador debemos cubrirla y en caso de que esté caliente, dejarla enfriar a temperatura ambiente por unos minutos y solo entonces ponerla en el refrigerador. Aun teniendo en cuenta estas pautas es necesario saber que:

“Existe una pérdida de nutrientes (vitaminas y minerales) en las comidas, cuando uno cocina los alimentos y los deja en la misma olla para que se enfríen, después de varias horas ser guardados y conservarlos en la refrigeradora, ése es el momento crucial donde mucho microorganismos toxinfecciosos pueden actuar sobre la comida que es dejada al medio ambiente y ser un riesgo para su salud”.

Asegura la nutricionista Jimena Del Pozo del portal “Salud en Casa”, las bacterias de las que la especialista habla serían las responsables de causar dolores estomacales como calambres o retorcijos y en casos más severos diarreas. La intoxicación por comida generalmente es causada por una bacteria que contaminó tus alimentos. El gran culpable no es tan conocido como diseminado. Se llama Campylobacteria y, según la Agencia de Estándares Alimentarios de Reino Unido (FSA) puede sobrevivir por un par de horas en la superficie de la cocina por lo que se puede esparcir fácilmente y a diferencia de otras bacterias como la salmonela en la que se necesitan miles de bacterias, con la Campylobacteria solo se necesita una pequeña dosis.

El siguiente paso sería recalentarla, y como sabemos el microondas es el artefacto más usado para esta tarea hoy en día, pero el gran problema sería que el microondas suele recalentar algunas partes más que otras por lo que deja espacios fríos que facilitarían la proliferación de las bacterias.

Por lo que es importante tener en cuenta sacar la comida del microondas, revolverla y luego volverla a meter para poder lograr que se caliente de manera uniforme sobre unos 60 centígrados. Sin embargo la nutricionista Jimena Del Pozo nos recalca “El efecto de recalentar las comidas también aumenta el dióxido de carbono en ellas, ocasionando a nivel gastrointestinal que los alimentos recalentados no puede ser asimilados por el organismo, produciendo radicales libres (compuestos pro cáncer) en estómagos, intestino o colon

¿QUÉ ALIMENTOS DEBEMOS TENER EN CUENTA?

Ciertamente no podemos someter a todos los alimentos por este proceso ya que no todos poseen la misma composición química por lo que no reaccionarían de una manera adecuada al proceso.

  • Uno de estos alimentos con los que hay que tener un cuidado especial, es el arroz.

Este puede ser contaminado por una bacteria llamada Bacillus cereus. Si bien es cierto la bacteria muere al estar expuesta a mucho calor, esta también produce esporas muy toxicas y resistentes a la variación de temperatura.

Un incidente ocurrido a fines de los 60’s dio a conocer el “síndrome del restaurante chino” que se ocasionó debido a que los bufetes mantenían el arroz a temperatura ambiente durante horas, lo que dio pase a que sus comensales enfermaran con vómitos y diarreas.

En resumen, no es grave recalentar el arroz DE LA NOCHE ANTERIOR, siempre y cuando haya sido refrigerado correctamente y no haya permanecido a temperatura ambiente.

  • Otro de los alimentos a tener en consideración serían los embutidos, como el hot dog y derivados pueden formar compuestos tóxicos para el organismo.
  • También toda clase de verduras, por la pérdida de nutrientes “Los niños, embarazadas y adultos mayores son muy propensos a las bacterias toxiinfecciona

Jimena Del Pozo también agregó que “Es preferible que se consuma alimentos hechos en casa, pero que sea del día y no guardada de varios días. Ingerir especialmente en el almuerzo muchas variedades de verduras y/o frutas, ya que éstas serán capaces de eliminar los compuestos tóxicos generados por la recalentada a través de sus antioxidantes”

Algunos Tips

  • También es bueno tener en cuenta rociar unas gotas de agua al recalentar la comida del día anterior en caso de usar el microondas ya que así no absorberá las moléculas de hidrogeno de nuestra comida, si no que desintegrará las gotas.
  • En caso de recalentar pan, pizza o comida frita, en el microondas esta suele empaparse, y no se puede conseguir la frescura sabor y contextura que esta tenía por lo que es recomendable calentarla directamente en la cocina.
  • Para recalentar sopas, debemos considerar calentarla unos segundos tapada, luego sacar la tapa, revolver la sopa y meterla nuevamente para así tener una temperatura uniforme.
  • Tratar de incluir algo fresco en nuestro plato de comida recalentada, como por ejemplo una buena ensalada, o quizá unas gotas de jugo de limón no caerían nada mal. Esto no solo agregara mas sabor sino que también hará que los ingredientes se refresquen y los proveerá con algunos de los nutrientes y energía que se perdieron durante el proceso de recalentado.
  • Si tenemos demasiada comida extra entonces lo recomendable es tomar un poco en un palto y recalentarla para comerla pero no recalentar la porción completa.

La comida recalentada no es saludable ni recomendable, y la comida fresca siempre sabrá mejor y será más nutritiva; sin embargo si realizamos el proceso adecuado puede que no nos cause un daño significativo. Consumir comida recalentada de vez en cuando, en caso de que nos encontremos en apuros es perdonable pero no es aceptable mantenerlo como estilo de vida.

Valeria Chuquimez

¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.



Fuente: > Valeria Chuquimez
La Primera Digital

La Primera Digital

La Primera Digital

Colaborador 9324 La Primera Digital