Atención a los problemas de la próstata

La hiperplasia prostática benigna, es decir el agrandamiento de la próstata, no asociado al cáncer es el cuadro médico con el que los urólogos nos encontramos casi a diario, y para el que –gracias al avance tecnológico -cada vez tenemos alternativas que garantizan un post operatorio sin complicaciones y de mínima incomodidad.

| 20 setiembre 2011 12:09 AM | Ciencia y Salud | 2.7k Lecturas
OPINIÓN
2735

A partir de los 50 años, el 40% de los varones presenta trastornos miccionales asociados con el crecimiento prostático benigno, pero esta cifra puede incrementarse a 50% a los 60 años y a 90% a los 80 años. Por ello, es mejor atender tempranamente los síntomas, para evitar futuras complicaciones.

Chorro de orina débil, dificultad para iniciar la micción, micción entrecortada, urgencia miccional e incremento del número de veces tanto en el día como en la noche representan los síntomas de esta enfermedad.

Como urólogo debo indicarles que inicialmente el tratamiento médico puede resultar útil; sin embargo cuando esta afección se transforma en un problema crónico, un tratamiento quirúrgico debe ser propuesto. Con el desarrollo de la tecnología el láser representa un buen instrumento para dar solución a este problema.

Entre las opciones de cirugía láser existentes está en nuestro medio el EVOLVE, un láser de diodo de tecnología alemana desarrollado por BIOLITEC que actualmente utiliza una fibra llamada TWISTER, la cual incrementa considerablemente la vaporización acortando el tiempo de la cirugía.

Con el uso del láser EVOLVE y la fibra TWISTER en próstata, se disminuye considerablemente las complicaciones quirúrgicas, el sangrado es mínimo no habiendo necesidad de realizar transfusiones. La cirugía es una intervención sin corte y el tiempo de permanencia de la sonda puede reducirse a menos de 12 horas.

Este tipo de procedimientos es ideal y muy ventajoso para pacientes con trastornos de la coagulación o que tienen grandes riesgos de tener inconvenientes con una cirugía convencional como los pacientes de 80 años.

Con este tipo de intervenciones estamos ingresando a la era de la cirugía con sangrado mínimo o casi nulo, que se traduce en menor riesgo de complicaciones, tiempo reducido de sonda vesical en el postoperatorio y un rápido retorno a la vida laboral y social.

Es importante saber que aquí en el Perú contamos con esta tecnología de punta para beneficio de los pacientes que padecen esta enfermedad: la Hiperplasia Prostática Benigna.

Dr. Michael Salirrosas Sandoval
Director Científico Oncogyn.
Médico Urólogo CMP 50635
RNE 18347 INPPARES, Clínica del Hombre
informes@inppares.org

¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


En este artículo: | | | |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD