A cuidarse de los golpes de sol

Afecta frecuentemente a quienes hacen ejercicio físico intenso y a mujeres en edad menopáusica, y se caracteriza por un incremento considerable de la temperatura corporal.

| 19 febrero 2013 12:02 AM | Ciencia y Salud | 1.2k Lecturas
A cuidarse de los golpes de sol 1235

El golpe de calor es un trastorno que se caracteriza por un incremento de la temperatura del cuerpo por encima de 39 °C. Las causas son varias, pero principalmente por la exposición prolongada al sol (insolación clásica) y/o realizar ejercicios en ambientes de mucho calor y poca ventilación.

Una sobreexposición solar puede provocar que el cuerpo pierda agua y sales que son esenciales para mantenernos saludables. “En estas situaciones el cuerpo tiene dificultad para regular su propia temperatura mediante la sudoración, que es un mecanismo natural y se produce un exceso de calor que resulta muy riesgoso para el organismo. El golpe de calor puede presentarse en el momento o después de varios días de fiebre, por lo que es necesario hacerse un diagnóstico y recibir tratamiento”, señaló el Dr. Oscar Barrenechea, director médico de Quilab - Química Suiza.

Alerta
Sed intensa, sequedad en la boca, sudoración excesiva, sensación de sofocos, agotamiento, cansancio o debilidad, mareos o desmayos, vértigo, agitación, calambres, dolor de estómago y falta de apetito, son algunos de los síntomas. Pero también puede presentarse náuseas, vómitos, dolor de cabeza, estado de confusión, desorientación, delirio o incluso convulsiones o coma en casos extremos.

Es importante tener cuidado con los bebés y los niños menores de un año, porque su cuerpo tiene menor capacidad para regular su temperatura. También hay que tener cuidado con las personas con enfermedades crónicas (afecciones cardíacas, renales o neurológicas), las que tienen la piel muy quemada por el sol, los jóvenes que abusan del alcohol y de drogas, y las personas mayores, especialmente las mujeres en edad menopáusica por sufrir bochornos y jaquecas.

Prevención
Para evitar los golpes de calor en épocas de altas temperaturas, debemos evitar bebidas con cafeína o con azúcar en exceso. Tampoco se debe tomar bebidas muy frías o muy calientes, y no consumir comidas pesadas.

En el verano, a los niños hay que darles más agua, jugos y refrescos naturales así no lo pidan. Es importante vestirlos con ropa holgada (de preferencia de algodón) en colores claros. Asimismo es bueno bañarlos hasta dos veces al día como mínimo y proponerles juegos que eviten la fatiga.

Debemos evitar exponernos al sol entre el mediodía y las cuatro de la tarde y utilizar bloqueadores, gorros y sombrillas. Igualmente hay que mantener ambientes ventilados.

Otras recomendaciones para todas las edades es evitar el consumo de bebidas con alcohol porque aumenta la temperatura corporal y la pérdida de líquido; y evitar la actividad física intensa. Consuma agua fresca (o incluso agua con una cucharadita de sal). Debe mantenerse en un ambiente fresco y ventilado, no friccionar la piel con alcohol y en ningún caso administrar medicamentos antifebriles.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: | |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD

Deje un comentario

Espere...
1.16255998611