Todos los días, un diario

Ha aparecido un libro recopilatorio (otro, no el de Abimael) sobre el aporte de los principales matutinos de América Latina al desarrollo de los países en los que circulan.

| 19 setiembre 2009 12:09 AM | Cajón desastre | 968 Lecturas
Todos los días, un diario
El diario debe conocer la historia de vida de sus lectores.
Editan libro con la ilusión de que los matutinos de América Latina puedan ayudar mejor al desarrollo de sus pueblos.

Más datos

Nuestros diarios deben conocer más a sus lectores, sus necesidades de información, sus dudas y angustias, sus lenguajes y luego debatir cuál va a ser su compromiso con el desarrollo.
968

¿Pero de qué desarrollo nos habla el texto? La comunicadora Rosa María Alfaro, editora del libro, explica: “Queremos que los diarios puedan examinarse a sí mismos en cuanto a sus compromisos con el desarrollo y los objetivos del milenio”.

—¿Desarrollo entendido de qué modo?

—Entendido como desarrollo humano, que supone reducir cada vez más la pobreza, superar las inequidades culturales, de género y de generación, que supone una nueva educación de todos y para todos.

—Ardua tarea…

—Implica a la vez la promoción y desarrollo de una cultura ciudadana realmente democrática. Proteger de manera organizada el medio ambiente, entre otros problemas. Se trata de respetarnos y ayudarnos unos a otros.

—¿Y usted cree que los diarios están en esa línea?

—(Silencio) Por eso, buscamos llamar la atención sobre su responsabilidad hacia los cambios que necesitamos y dar orientaciones sobre cómo asumirlos. Desde esa base pueden orientar a políticos y ciudadanos que actualmente piensan que el desarrollo es sólo crecimiento económico.

—¿Qué les falta a nuestros diarios?

—Hace falta más análisis y un tipo de discurso que permita a la ciudadanía comprender y tomar posición. La convivencia democrática es una urgencia hoy, como también la eliminación de la corrupción, que va a tomar tiempo desterrar y que es un impedimento para el desarrollo humano. Necesitamos sentirnos parte del Estado y actuar desde esa perspectiva. No somos gobiernos, pero podemos influir en ellos.

—¿Hay o hubo antes un esfuerzo similar para hacer un libro de esta naturaleza?

—Que yo conozca no. Lo hemos podido hacer en la medida que varios observatorios nos hemos unido para trabajar juntos, entre países hermanos. Nos interesa la integración e interacción positiva de Latinoamérica, dejando de lado el antagonismo que busca eliminar al enemigo, y seguiremos trabajando en la misma línea y en otras nuevas como por ejemplo la autorregulación ética de los medios.

—¿Qué diarios de América Latina son los que están enfocando de manera adecuada el tema del desarrollo en sus contenidos?

—Ninguno de manera precisa. Nadie es perfecto ni mejor en todo. Vemos más equilibrio en Chile y Brasil, donde lo social está presente de manera más significativa, y en algún diario argentino se ve un interés más preciso sobre el desarrollo. En general, suponemos, porque no hubo investigaciones anteriores, que está ingresando a los periódicos latinoamericanos, y es positivo que vayan dando los pasos iniciales que aún la televisión no asume. Pero se necesita más compromiso y más conocimiento al respecto.

Todos los días, un diario, varios diarios, demasiados diarios, circulan creando realidades que, a veces, poco tienen que ver con nuestra realidad. Van casi alejados de los lectores, ciegos y sordos. La especialista recomienda para superar este problema: “En primer lugar un diario debe conocer más a sus lectores, sus necesidades de información, sus dudas y angustias, sus lenguajes y deseos frente al presente, sus historias de vida. No hay cercanía entre medios y sus públicos; luego de ello, en cada medio, debe haber un debate sobre cuál va a ser su compromiso con el desarrollo, esa responsabilidad ética que debemos tener”.

Paco Moreno
pmoreno@diariolaprimeraperu.com


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD