Saldré con la frente en alto

El presidente García está en el plan de esforzarse más de lo debido para terminar su mandato en olor a multitud. Promete como candidato porque su ilusión es volver a la presidencia el año 2016.

Por Diario La Primera | 17 jul 2010 |    
Saldré con la frente en alto

Más datos

“En estos cuatro años le hemos demostrado al Perú lo mucho que se puede hacer cuando se lucha contra la exclusión, para eliminar la pobreza y la miseria. Quien venga deberá ir reafirmando este camino y no retroceder”, jura García

Al presidente García, a estas alturas del partido, las encuestas lo tratan con un cariño enorme. Le dan alrededor de 30% de aprobación; y eso, digamos, no está mal para lo que está haciendo. Toledo en el 2005 estaba por los suelos en aprobación y los apristas, tan demócratas siempre, pedían vacancia presidencial.

Digamos que a García lo quieren las encuestas; pero ¿qué dirán de él aquellas amas de casa que sienten que en su segundo gobierno el dinero del diario no le cubre lo que le cubría en el 2005? ¿Qué dirá aquella ama de casa de la periferia que si siente que el pan, por ejemplo, ha subido y puede seguir subiendo?

Las amas casa de hoy, que antes suspiraban por el presidente jovenzuelo mostrador de dientes enormes, son las que más reniegan del presidente sesentón mostrador de protuberancias enormes.

Sin embargo, García cree que todos debemos aplaudirlo, que debemos agradecerle por todo lo que está haciendo por nosotros y si no lo hacemos sufriremos su insulto y su mirada de desprecio.

Seguramente cree que todos debemos ser como él, amiguísimo de las transnacionales que piensa que el Perú avanza firmemente para convertirse el país modelo del mundo. Que debemos mirar el futuro con el mismo optimismo estúpido que él, que debemos creer que vivimos en el país de las maravillas, en un barco hermoso cuyo capitán es él.

Le gusta
Sabemos que le gusta estar bien en las encuestas, que le gusta que todos hagan lo que él pide exactamente, lo que quiere exactamente. Busca quedar bien con todos los que van ganando y quizá por eso pareciera que tenemos un presidente-candidato, candidato en el 2016.

Hace unos días prometió que construirá dos colegios mayores para que 500 o mil escolares más destacados del norte y sur del país tengan una educación gratuita con instalaciones que ningún colegio privado tienen en el país. Está emocionado, casi eufórico, esperando el momento en que pueda subirse al Tren Eléctrico con su pañuelo blanco y saludar desde ahí a sus posibles ingenuos electores del 2016.

Se ve ya con su nueva banda presidencial, sueña ya con su tercer periodo, con la tercera vez, y por eso, día y noche, noche y día, piensa, reflexiona, medita en los hilos que moverá en la campaña presidencial en la cual participará activamente, participa ya activamente. Quizá aún no sabe a quién apoyar en las elecciones; pero ya sabrá. Tal vez tiene ya un nombre o dos. Nadie sabe.

Lo que sí se sabe es que a quien García apoye debe ser lo suficientemente listo para cubrirle la espalda, lo suficientemente sinvergüenza para que diga que en su segundo gobierno todo estuvo bien, alguien que sea inclusive capaz de hacerle campaña para que Alan pueda lanzarse otra vez en el 2016.

¿Qué estaremos pagando los peruanos para ser gobernados por el doctor García? Nadie sabe; pero por ahí alguien dijo que tenemos el presidente que los peruanos merecemos. ¿Merecemos también los candidatos que tenemos?

Bayly
¿Qué pensará el doctor García de los 10 puntos que ha logrado Jaime Bayly? Es posible que quiere negociar con él, conversar para ver qué pueden hacer los dos, cómo los dos pueden evitar que un candidato que no les guste llegue a la Presidencia de la República. Ya veremos. Es posible que el presidente acuda al programa de Jaime de Bayly como para despedirse.

Lo que le preocupa al presidente García es cómo terminar su segundo gobierno, hace todo lo posible para tapar de algún modo la venta de Collique, Paita, el regalo del gas, el caso petroaudios, Forsur, Cofopri, y tantos casos que no lo dejan tranquilo.

García cree que hablando de todo, exagerando sus nimios éxitos, prometiendo y prometiendo, podrá hacer que la opinión pública diga que mejoró su desastroso primer gobierno y por lo cual podemos darle una oportunidad más en el 2016.

Se esfuerza para quedar bien. Dice que durante su gobierno se ha entregado 40 millones de libros a escolares de colegios públicos, pero omite los errores en aquellos textos.

Indica que estamos realizando una revolución auténtica y de igualdad para cambiar el rumbo de la historia al ampliar servicios básicos como agua potable, mejora de educación, salud, electrificación y títulos de propiedad.

Afirma que estamos en un camino sin retorno y que en 4 años de gobierno puso en marcha la revolución educativa, de la salud y de la igualdad. Su lenguaje es exagerado y sin vergüenza abusa de la hipérbole. Lanza el aseguramiento universal en salud, según él, para los 9 millones 700 mil pobladores de Lima y el Callao.

Paco Moreno
pmoreno@diariolaprimeraperu.com

Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital
Diario La Primera comparte 119376 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.