Imperdonable adiós

Ha muerto nuestro “Hombre Mundo” y deja, entre nosotros, un enorme vacío. El editor de la sección Mundo de este diario, hombre de los buenos, de nobleza admirable y trabajador por las causas justas, se despidió de nosotros el jueves, de una manera tan súbita, que no le perdonaremos nunca.

Por Diario La Primera | 28 feb 2009 |    
Imperdonable adiós
Altmann, te fuiste de una manera tan súbita que no te perdonaremos nunca.

Más datos

DESPEDIDA

La cremación de los restos de Julio Altmann será hoy en el cementerio MAPFRE de Huachipa.

Se fue para siempre, pero nos ha dejado su ejemplo de vida. Nos ha dejado esa manera deliciosa, irónica e incisiva de ver la vida y sus circunstancias. Esa forma de mirar nuestros pasos, de manera desconfiada para ir buscando la seguridad. Sanmarquino de los buenos, hizo honor al periodismo en todas las redacciones donde estuvo. Por su competencia en el trabajo y su risa melódica tras sus chistes sabrosos, se hará recordar Julio Altmann, compañero querendón, y grata compañía para la conversa inteligente de risas y anécdotas.

Periodista de trajinar infatigable, se inició en las letras, como poeta, que es la mejor forma de iniciarse. Me contaba cierto día que pensaba publicar uno que otro libro más de poesía. H­­ubiese sido muy bueno, pero ha dejado huella, con este libro que tenemos entre manos: Perfil de Sangre, (1989), el título llama al miedo, pero no hay que temer. Quien teme a la poesía está condenado a vivir sin vida. Altmann tuvo una vida hermosa, hijos, esposa, escritura, canciones, talento.

Elijo arbitrariamente dos poemas suyos de Perfil de Sangre, que nos pueden decir algo de este amigo-compañero-periodista-poeta, cuya partida egoísta nos ha caído como un rayo.

Breve biografía

Fui
un niño delgado,
tímido, inseguro.
Y cambié.
Quería
una vida simple:
esposa,
hijos,
casa
con jardín.
Y cambié.
Era religioso,
me hice ateo.
Tartamudeaba,
aprendí a hablar.
Me creció la barba,
aumentó mi miopía,
tuve ciertas amantes.

No varió
mi gusto por Salgari, Ribeyro
y la filosofía,
esta asma bronquial
que fue más intensa
ni mi amor a la música
instrumental.

No ha cambiado
mi ansia por las chicas cultas,
las fogatas nocturnas,
el campo con sol
y ciertas esperanzas
en brisas,
en pueblos,
en canciones.


Consejos a un zurdo amor

Si eres izquierdista
de verdad,
búscate una hembrita
que tenga tus ideas;
pero no le digas
hembrita
o peligrará
tu amor.

Llámala compañera,
no pagues su pasaje
y escojan el cine
entre los dos.

Que tu hembrita
comparta tus ideas
tiene sus ventajas:
se citarán
en los mismos mítines,
se prestarán libros
de Benedetti y Galeano,
revistas con temas
sociales y literarios,
y casetes
de Piero, Pablo,
Tania,
el Silvio
o la Sosa.

A pesar de lo dicho,
te aconsejo la trates
como a una pituca.
Cuando menos
lo pienses
puede dejarte
por un pequeño-burgués.





Paco Moreno


    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119374 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.