Guión de telenovela

A nadie le conviene que la armonía no reine en Palacio de Gobierno, pues un presidente de la República que no toma desayuno sonriendo con su esposa y sus hijos, carece de luz para tomar buenas decisiones; y la cosa se complica si el mandatario empieza a trabajar luego de una riña familiar, luego de una pelea. Dejemos a un costado eso de que los problemas familiares no debemos llevarlos al trabajo. No funciona y sabemos de qué pie cojea el presidente García. Como le ocurre a cualquier mortal, cuando el mandatario anda mal de amores, sus decisiones, sus propuestas, tieneden a ser erradas, desatinadas, calamitosas.

| 31 octubre 2009 12:10 AM | Cajón desastre | 2.8k Lecturas
Guión de telenovela
Anda peleado con la Primera Dama y la dama de altas cualidades.
“El presidente del Perú no tiene vida privada”, dijo nuestro jefe de Estado, aquella vez que aceptó públicamente que tenía un nuevo hijo, Federico Dantón.

Más datos

“No está en mis propósitos ampliar mi número de hijos. Con los que tengo me parece que es lo perfecto y suficiente. A los 60 años no considero posible tener niños por responsabilidad”, dijo García.

DETALLE

“En mi relación personal con mi esposa... cada uno tiene derecho a llevar sus relaciones como la pareja misma lo promueve o lo genera”, dijo García atropelladamente y no descartó problemas con su esposa.
2800

Lo escrito por el periodista César Hildebrandt en su columna de ayer es revelador en este sentido: “Decisión delicada, por ejemplo, fue la de Bagua. La orden de retomar el puente y ´controlar la situación de una vez por todas´ fue transmitida al despacho del Interior después de un episodio emocionalmente perturbador ocurrido en los interiores de la casa presidencial”.

Que un presidente de la República esté mal en amores no es sólo asunto de farándula. Bueno, al parecer está claro, por las mismas palabras del presidente García al negar ese rumor que lleva ya tiempo, de que la dama de altas cualidades está esperando otro hijo de Su Excelencia, que no está en sus planes tener otro hijo a los sesenta. Parece también, por las omisiones de García, cuando dice que cada cual lleva su vida de pareja como puede, que las cosas con doña Pilar no marchan color de rosa. Los rumores, de los que de ninguna manera damos fe, dicen que la señora Nores está enojada y resentida con él porque la dama de altas cualidades visitaba constantemente Palacio y porque García quiso conquistar a la joven y bella esposa del joven ex ministro que fue obligado a renunciar.

Fuentes cercanas a Palacio sostienen que el presidente García ahora anda peleado con las dos. Aquella frase para la histeria “(Chessman) debe haber tenido relaciones sexuales con alguien; conmigo no”, debe haber hecho indignar a la madre de Federico Dantón. “Pasará mucho tiempo para Roxanne lo perdone”, dicen los rumores cortesanos.

Así las cosas, nuestro presidente García parece estar de malas en cosas del corazón, en las que, bien dice el dicho, la razón no manda, y eso es muy preocupante. A cualquier mortal le puede pasar, pero la cosa se pone peligrosa cuando se trata del hombre más poderoso del país. Este hombre el jueves sugirió a la Policía que dispare perdigones a las “barras bravas” a fin, dijo, de que prueben de su propia medicina. Dicen que estaría incontrolable, pensando cómo solucionar sus líos con la madre de su último hijo y con la señora de la casa, misma telenovela “Alma de Hierro”.

Alguien debe calmar al presidente. Dicen que cuando se enoja golpea las paredes con los puños. Que haga lo que le dé la gana, pero que no vaya a agarrársela con los peruanos, que no tenemos la culpa de sus cuitas. No queremos escucharlo decir frases encendidas como aquella de que hay que “bombardear” con aviones de guerra las pozas de maceración del VRAE. Tranquilo, presidente, a cualquiera le puede pasar.

Paco Moreno
pmoreno@diariolaprimeraperu.com


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: | | | |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD