Es ahora casi antichileno

Fue muy curioso ver al presidente Alan García reírse el miércoles frente al auditorio en el Callao que lo escuchaba decir que Chile nos espía porque nos envidia, que el que se siente débil es el que vive espiando, “que la vecina que está triste habla mal del otro, del vecino, de la vecina,…” y tantas cosas. García estaba feliz ¿de qué?

| 21 noviembre 2009 12:11 AM | Cajón desastre | 1k Lecturas
Es ahora casi antichileno
Cuando está en problemas, a García se le ocurren cosas geniales.
El prochileno García se aprovecha del caso de espionaje para hacernos creer que tiene el orgullo de ser peruano.

Más datos

El gobierno insiste en la política de cuerdas separadas con Chile, permitiendo la penetración del capital chileno en sectores estratégicos de nuestra economía (puertos, energía, aeropuerto, tierras, etc.).
1057

Todos sabemos del prochilenismo de García, que tiene ministros que festejan el éxito de Lan en el país y que defienden la entrega de Paita. Pero ahora García está saliendo con un golpe inesperado, justo cuando andaba por Singapur y lo está haciendo tan bien que hasta parece antichileno.

Aquella risa presidencial, aquella felicidad espontánea y pública, unas horas antes de reunirse con los líderes de los partidos políticos en Palacio, demuestra que García sabe salir de los problemas de una manera singular, es un gran “animal” político. Cuando descubrieron que uno de sus cercanos amigos y ex ministro de Pesquería, Rómulo León, y su abogado de confianza, Alberto Químper, estaban vinculados a faenones y negociados, salió a perseguir a las “ratas” y luego a sacar de la manga a un premier ajeno al APRA, Yehude Simon, y a colocarse ante la opinión pública como el gran luchador contra la corrupción.

Ahora el presidente se ha colocado, nuevamente, encima de todos y hasta parece un patriota o un concertador de voluntades por el Perú. Ha conseguido que ningún líder político pateara el tablero de su reunión en Palacio y hasta ha llegado a calmar a Ollanta Humala.

Mientras tanto el caso del espía llena tantas páginas que, por ejemplo, ha pasado al olvido la denuncia fiscal contra su “amigo” Luis Giampietri y 27 oficiales de la Marina por estar involucrados hasta el cuello en la compra irregular de armas para el Perú, entre 1994 y 1997.

Hombre con suerte es este Giampietri. Justo cuando todos lo señalaban, justo cuando lo criticaban duramente porque supuestamente no tenía calidad moral para cumplir las funciones del presidente García mientras duraba la gira de éste por Asia, justo en ese momento salió a la prensa la denuncia de espionaje, que se conocía años atrás en fueros oficiales. Quizá por eso, Chile nos acusa, de manera infundada claro está, de haber creado el tema del espía para hacer quedar mal la imagen de Chile en el mundo. Volviendo al caso del espía. García es el temporal ganador de todas maneras. Incluso los que han criticado duramente por sus aplausos al Tratado de Libre Comercio con Chile, la entrega de Paita, ahora tienen que alinearse. Somos ahora todos patriotas, en torno a García.

La regla es clara, cuando dos países se miran con ojos de odio y con ganas de agarrarse a cañonazos, los políticos que ganan en ambos países son lo que se ponen más aguerridos y firmes y están dispuestos a ir la guerra. García lo sabe y se aguanta un poco es por su prochilenismo que está por encima de todo.

¿Qué hubiese pasado si hubiera sido Lourdes Flores quien hubiera dicho que Chile es una republiqueta y que el espionaje chileno es repulsivo y un atentado contra nuestra soberanía y que García sólo hubiera dicho que el caso del espía hay que resolverlo de manera amistosa con nuestros hermanos chilenos? Hasta ciertos izquierdistas se hubieran puesto la camiseta de Lourdes sabiendo de su derechismo incurable.

Pero no fue así, nuestro presidente ríe ahora y disfruta sus movidas para escapar del tremendo lío. Habla con prudencia para los “diplomáticos” y con algo de odio e ironía para el pueblo. Sabe que le va bien y por eso nos muestra sus dientes. Todos estamos contra el espionaje chileno, mientras el ministro Cornejo, el duque de Collique, sigue celebrando con Lan y aplaudiendo que hayamos entregado el puerto de Paita a capitales chilenos.

Paco Moreno
pmoreno@diariolaprimeraperu.com


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD