Al margen

Muerte en las carreteras
La vida es un viaje y el viaje, en nuestras carreteras, es el camino a la muerte. No existe país en el mundo donde haya tantos accidentes y tan seguidos como en el nuestro. Las cifras de muertos crecen y siguen creciendo. Informalidad al máximo, improvisación en todo, supervisión inexistente, impunidad exitosa. Hay, en el sector Transportes, incompetencia con nota cero, cero.

Por Diario La Primera | 02 ago 2008 |    
Al margen
(1) Rapidito nomás. El paso ligero fue muy criticado. (2) Tras el pacto, ex dictador sale ganador. (3) Calló lo que debió decir. (4) Muerte en los caminos.

Resultados del pacto
Los fujimoristas comenzaron a cobrar. Los arreglos bajo la mesa del pacto ‘aprofujitransfuguismo’ para elegir a Javier Velásquez, como presidente del Congreso, empiezan a salir. El reo Alberto Fujimori, que cumple una sentencia de seis años de prisión por allanar ilegalmente la casa de Montesinos y que es procesado por crímenes de lesa humanidad, ha logrado que le flexibilicen al máximo su régimen carcelario, tanto que ahora puede recibir en su celda, si así lo dispone, a Leysi Suárez. El cinismo del Partido Aprista rebasa cualquier cálculo. Seguro que hay más condiciones del pacto. ¿Qué le habrán pedido los tránsfugas?

Hijo del pacto
Si con Luis Gonzales Posada el Parlamento se había convertido en mesa de partes del Ejecutivo, con la elección de Javier Velásquez, el Ejecutivo tiene ahora en el Legislativo no un poder que lo vigilará sino un aliado con la cerviz endeble. Ahora el Ejecutivo puede hacer cualquier cosa. ¿Acaso cree usted que Velásquez le dirá ‘no’ al presidente García, cuando debe decirle ‘no’? Velásquez asentirá, pues es el hijo (con voz sin voto) del pacto infame del “aprofujitransfuguismo”. Velásquez es la piedra de toque de la debacle del Congreso.

La movidas
Es obvio, pero hay que decirlo. Las movidas en el Congreso, generalmente, persiguen intereses personales; rara vez, intereses político-partidarios; y casi nunca, intereses del país. Digamos nunca. Un ejemplo, pero dejemos ya a Javier Velásquez. Hablemos de sus vicepresidentes en la Mesa Directiva: el fujimorista Alejandro Aguinaga y el tránsfuga Álvaro Gutiérrez. A ver, ¿quién es el valiente en decir que ellos trabajarán para que el Perú avance?

Paso ligero
Alguien dijo por ahí que el presidente García estaba cansado de tanta Parada Militar que ordenó que los batallones del Ejército desfilaran a paso ligero a fin de que marcha se acabara ya. Sin embargo, no fue asÑ Todo indica que, detrás de esos pasitos ligeros, que fueron duramente criticados, hay una supuesta campaña para acercar al Ejército a la población. La razón es que el decreto supremo, que permite a las Fuerzas Armadas usar la fuerza contra los manifestantes, ha dejado muy mal parado a los institutos castrenses. No protestaron. El payasito general Donayre quiere que el pueblo se ría de su Ejército, antes de que le tenga miedo. Lo que debe hacer Donayre es oponerse a ese decreto supremo y evitar que balas atenten contra los manifestantes.

Reforma del alma
El secretario general del Partido Aprista, Mauricio Mulder, cree que uno los puntos claves del mensaje presidencial es la ‘Reforma del Alma’. ¿Cree el señor Mulder que después de una reforma del alma, su partido romperá la alianza con el fujimorismo?, ¿o cree que esa alianza se dio tras una gran reforma del alma aprista? ¿Cómo se reforma el alma? ¿Acudiendo ‘en mancha’ al templo del pastor Javier Cortázar para recibir sus bendiciones? Si el presidente García está dispuesto a reformarse el alma, hubiese incluido, en su mensaje, el caso Putis, Cayara, Accomarca, El Frontón, juicio a Fujimori, Montesinos. ¿O acaso nuestro presidente también cree que los derechos humanos son una cojudez?

Mutis
Los silencios de García fueron los que más se sintieron en el mensaje presidencial. Precisamente lo que calló interesaba más a los peruanos que lo eligieron, creyendo en eso del cambio responsable. (La ingenuidad del pueblo prima en las campañas electorales). En su mensaje de cifras y más cifras, García no supo explicar cómo el crecimiento económico llegará a las mayorías, no supo decir cómo combatirá el alza de precios, ignoró totalmente la plataforma de reclamos del paro nacional. En suma, erró de nuevo. Hasta la derechista Lourdes Flores Nano ha dicho que ‘él gobierna para los ricos’.

Otro ministerio
Si la educación interesara realmente a García, no tendríamos al señor Chang en el Ministerio de Educación. La cultura (que es educación) tampoco interesa al doctor García. Al parecer, su propuesta de crear un ministerio es para ganar un titular, como lo fue la creación del Pacto Social, el Forsur, la Oficina Nacional Anticorrupción. Si quiere mejorar la cultura, podría empezar cumpliendo sus promesas. Por ejemplo, la del incremento anual en un 0.25% PBI al sector educación. En campaña, García dijo: “al finalizar mi gobierno, el presupuesto del sector Educación representará el 6% del PBI”. Pero como todo lo que prometió esa también fue otra burla. Basta con preguntarles a los maestros.

Por Paco Moreno

Referencia
Al margen

    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119374 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.