Víctimas de violencia siguen desamparados

Los sobrevivientes de la violencia interna vivida en el país (y sus familiares) exigieron que el Estado cumpla con la asesoría legal gratuita, prometida y no cumplida, según señalaron representantes de la Coordinadora de Organizaciones de Víctimas y Afectados por la Violencia Política (Conavip), que trabajan por impulsar los casos de lesa humanidad que siguen sin investigarse, ni la judicialización necesaria, por falta de abogados.

| 23 agosto 2009 12:08 AM | Actualidad |633 Lecturas
Víctimas de violencia siguen desamparados
No se callan. Piden que el Estado no siga dejándolos de lado.
Piden que el Estado cumpla con asesoría gratuita prometida, además de cambio en el Código Procesal.

Más datos

IGUALDAD

El pedido hecho por la Conavip daría el mismo beneficio que reciben los integrantes de las Fuerzas Armadas bajo proceso por violaciones de Derechos Humanos, quienes cuentan con asesoría legal gratuita por parte del Estado.
633

Miguel Jugo Viera, director ejecutivo de la Asociación Pro Derechos Humanos, señaló a LA PRIMERA que el Estado pareciera no reconocer que la sociedad llegó a enterarse de casos emblemáticos como Accomarca, Cayara, El Frontón y La Cantuta gracias a que las víctimas de estos estuvieron asesorados por asociaciones pro derechos humanos.

Viera resaltó que ya la Comisión de la Verdad y Reconciliación había planteado al Estado que reformule el Código Procesal a fin de crear la figura del “querellante adhesivo”, con el que la parte civil tendría la facultad de denunciar los casos ante el Poder Judicial, sin la necesidad de hacerlo por intermedio de un abogado.

Otro punto es que el Estado realiza siempre difusión de la entrega de documentos para la reparación civil, pero esto queda en ceremonias y papeles que no ayuda a los sobrevivientes y a los familiares de los fallecidos.

Loading...



...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD

Diario La Primera ha escrito 125391 artículos. Únete a nosotros y escribe el tuyo.

Deje un comentario