Víctimas del mercurio piden ayuda

Su cuerpo no soportó más los daños que le causó la ingesta de mercurio. Ayer falleció María Romaní, la madre de una pequeña que hoy cumple siete días de nacida y que llegó al mundo con malformaciones congénitas en el estómago y sin esófago, a consecuencia del cuadro de intoxicación que padecía desde hace varios meses, relató a este diario Silvana Dellepiani, doctora que atendió a esta humilde familia.

Por Diario La Primera | 15 set 2011 |    
Víctimas del mercurio piden ayuda

La especialista recordó que la vida de la menor aún se puede salvar, y que solo requiere que se adquiera un tubaje esofaquial, que está valorizado en 2,200 soles, para someterla a una intervención quirúrgica, por lo que recordó que quienes deseen ayudar a la pequeña pueden hacerlo coordinando sus donaciones a los teléfonos 994177400 y (01)7621689.

Dellepiani contó que la señora Romaní trabajaba como recicladota, y que en esta labor ingirió el mercurio por error. Al enterarse de esto, su pareja y padre de la niña la abandonó. Para evitar los daños que este metal pesado le causaba en el organismo, debió seguir un tratamiento farmacológico, pero no pudo recibirlo pues debía preservar la vida de la pequeña, aún a costa de sacrificar la suya.


Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital
Diario La Primera comparte 119376 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.