Verónika Mendoza: "No pueden negociar nuestros recursos a nuestras espaldas"

El nuevo diseño del proyecto del Gasoducto Sur Andino realizado por ProInversión prioriza el suministro de gas natural y líquidos a la costa.

| 25 octubre 2013 08:10 AM | Actualidad | 3.8k Lecturas
Verónika Mendoza: "No pueden negociar nuestros recursos a nuestras espaldas"
Adiós al gasoducto
POLO PETROQUÍMICO AL ARCHIVO
3863

En los últimos roadshows denominados “In Perú, it is possible to invest” (En Perú, es posible invertir), organizados por la Agencia de Promoción de la Inversión Privada (ProInversión) que se realizaron en Canadá y luego en Estados Unidos, se promocionó al Gasoducto del Sur Peruano (GSP) ante empresarios locales pero con marcadas diferencias respecto al inicial proyecto que contemplaba priorizar el gas natural de Camisea para las regiones del sur y el desarrollo de un polo petroquímico.

En el nuevo diseño del GSP preparado por las consultoras norteamericanas Wood Mackenzie y Foster Wheeler, a pedido de ProInversión, se favorece al Consorcio Camisea y a Transportadora de Gas del Perú SA (TGP) al priorizar el suministro de gas y líquidos hacia Pisco (donde se encuentra la planta de licuefacción Pampa Melchorita de propiedad de Perú LNG). ProInversión ha dividido el proyecto del GSP en dos paquetes.

PRIMER PAQUETE

El primero contempla el tendido de un ducto que corre paralelo al Gasoducto del Centro (GC), de propiedad del Consorcio Camisea, Malvinas-Lurín hasta la localidad de Chiquintirca (Ayacucho). A este nuevo ducto se le conoce en la jerga gasífera como ´loop de la selva´ o de redundancia y en el diseño del GSP se le denomina tramo de seguridad energética.

Pero el ´loop de la selva´ trae sorpresas no gratas para los intereses nacionales. Una primera, es que el tubo está sobredimensionado, pues con un diámetro de 36 pulgadas transportará 2,000 millones de pies cúbicos diarios (Mmpcd). Es decir, un 63% más de capacidad de transporte que el Gasoducto del Centro, de 1,230 Mmpcd (con un tubo de 32 pulgadas), operado por la empresa Transportadora de Gas del Perú (TGP).

Una segunda sorpresa, es que el proyecto asume el recorrido total de 220 km por US$ 981 millones, eximiendo a TGP –operadora del GC- de su compromiso de construir una parte (55 kilómetros) del ´loop de la selva´, y ahora se menciona que solo construirá un diminuto ducto costero de 24 pulgadas, entre Chilca y Lurín (31 Km).

SEGUNDO PAQUETE

En el segundo paquete que se refiere al Gasoducto del Sur Peruano –ducto de 90 km que va desde Chimparina (Cusco) a Mollendo (Arequipa)- el tubo que se planea construir es de 32 pulgadas y se estima una inversión de US$ 2,463 millones.

En opinión de especialistas energéticos, el ducto de gas de 32 pulgadas para el GSP deja a este importante proyecto como un ramal secundario del ´loop de la selva´.

Las reacciones no se hicieron esperar

“Este nuevo cambio, de confirmarse, sería gravísimo para el sur, puesto que se estaría ampliando excesiva y exclusivamente el Gasoducto Central del Consorcio Camisea y dejaría sin abastecimiento al Gasoducto del Sur; nos dejarían sin gas para consumo doméstico, vehicular y desarrollo industrial. No pueden negociar nuestros recursos a nuestras espaldas”, opinó la congresista cusqueña Verónika Mendoza.

“La Ley 29970 de Seguridad Energética que contempla la construcción del GSP y el polo petroquímico y autoriza que estas obras se financien con un recargo en las tarifas eléctricas (se le denomina Red de Garantía Principal) que pagamos todos los peruanos era para llevar el esperado gas natural a las regiones del sur. No para financiar las operaciones del Consorcio Camisea y de TGP. Lo que está haciendo el gobierno es ilegal”, cuestionó el congresista Manuel Dammert.

Para Dammert los cambios realizados al proyecto significan el “fin del gasoducto al sur y favorece a la exportación del gas natural”.

Ambos congresistas responsabilizaron de los cambios al proyecto del GSP a los ministros de Energía y Minas, Jorge Merino, y al de Economía y Finanzas, Luis Castilla. “Con esto Merino y Castilla estarían confirmando que el polo petroquímico no va y que el Gasoducto del Sur no es prioridad para este gobierno a pesar de sus ofrecimientos iniciales”, afirmó Mendoza.

¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


En este artículo: | | |


La Primera Digital

La Primera Digital

La Primera Digital

Colaborador 9324 La Primera Digital