Traficantes usarían jueces para despojar viviendas

El 1er. Juzgado de Paz de Surco-San Borja ordenó a Néstor Huarancca, desalojar su vivienda, la que habita desde hace más de 10 años en San Juan de Lurigancho, sin ni siquiera haberlo citado para escuchar sus descargos, y por una deuda que no existe.

Por Diario La Primera | 04 abr 2012 |    
Traficantes usarían jueces para despojar viviendas
AFECTADO DENUNCIA IRREGULARIDADES

Pedro Quijano Caballero (El prestamista) se presentó como dueño, luego de inscribir la propiedad a su nombre en supuesto mérito de la deuda por 10 mil soles que le tenía el propietario y consignó además ser el ocupante del inmueble, lo cual nunca fue verdad. El traficante Pedro Huayta Mallma, a su vez, reclamó ante el centro de Conciliación del distrito de San Juan de Lurigancho, que habiendo comprado la casa no le era entregada por Quijano, que no tenía el dominio real del bien. Todo esto derivó al juez que no verificó si el bien en disputa incluía derechos de terceros, en este caso de Néstor Huarancca y su familia.

De acuerdo a la legislación no se puede dictaminar una medida contra una persona que previamente no ha sido incluida en el juicio. Es lo que pasa cuando el juez dice que Huarancca no es parte, pero luego lo intenta desalojar. El caso está denunciado ante la OCMA, pero este organismo no parece prestarle mucha atención a las disputas sobre propiedad que ocurren en zonas populares, lo que facilita la impunidad de los traficantes.

Existe un audio en el que Huayta Mallma ofrece dinero a la familia Huarancca para que salgan de la propiedad, advirtiéndoles de su experiencia en desalojar viviendas ocupadas y en manejar con dinero a secretarios y jueces. Sin embargo, el juez Cumbay no ha querido aceptar este material incriminatorio.


Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital
Diario La Primera comparte 119374 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.