Solares de Lima a punto de caerse

El solar del Buque, edificación que se derrumbó el domingo pasado tras un incendio de grandes proporciones, es solo una de las casi 30 casonas del Cercado de Lima que todavía están habitadas a pesar de la lamentable situación en la que se encuentran.

| 12 noviembre 2012 12:11 AM | Actualidad | 2.5k Lecturas
Solares de Lima a punto de caerse
Pueden corre misma suerte que solar de El Buque.
Antiguas casonas en peligro de desplomarse y ocupantes corren riesgo por trabas institucionales y su propia irresponsabilidad.
2541

El comandante Alberto Marticorena, jefe Departamental de la Unidad de Bomberos de Lima, explicó que estas construcciones están en los jirones Huari, Maynas, Amazonas, Ayacucho, Angaraes e Ica, pero de momento las autoridades no han intervenido pese a que la mayoría de sus residentes están de acuerdo con la demolición de los antiguos predios.

“Estas casonas no pueden ser intervenidas porque la mayoría son consideradas como patrimonio cultural y el Ministerio de Cultura (ex Instituto Nacional de Cultura) no permite tocarlas, entonces, no pueden ser restauradas, ni menos demolidas para levantar, por ejemplo, conjuntos habitacionales, lo que es planteado por los vecinos” explicó.

Asimismo, refirió que el Ministerio de Cultura debe meditar su posición respecto a este tema, pues cientos de personas pueden perder la vida por un desplome. “El Ministerio de Cultura debe dar su brazo a torcer porque nadie va a entender que, por tratar de preservar un patrimonio que está a punto de caerse, se sacrifique la vida de cientos de personas. La mayoría de las personas afectadas quiere un cambio, pero no pueden hacer nada mientras sus casonas estén bajo este estatus”, indicó.

IRRESPONSABILIDAD
Marcos Carina, vicepresidente de la Asociación Pro Vivienda del Solar del Buque, aseguró que están dispuestos a demoler su vieja casona para tener viviendas decentes. Tal aspiración, sin embargo, no tiene eco en ciertos de ocupantes de las otras casonas y esto, explica Marticorena, es lamentable, pues es auspicioso para una tragedia.

“En mis 47 años de servicio he visto innumerables solares en peligro y la situación se complica por la propia irresponsabilidad de sus ocupantes que no quieren salir pese a que estos lugares no soportan más. No quieren irse porque han vivido en los solares desde siempre, no entienden lo peligroso que es quedarse”, dijo.


Roger Chuquín
Redacción


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD

0.740237951279