“Si es planeado, es aburrido”

"A Night at the Cine" acerca del estreno de la película “Bohemian Rhapsody”

Por Rayco Marquina | 06 nov 2018 |    
“Si es planeado, es aburrido”
Freddie Mercury (Hot Space, 1982)

Alguna vez Freddie Mercury dijo que si es planeado, es aburrido, y parece que nunca estuvo tan alejado de la verdad porque la realización de la película “Bohemian Rhapsody”, tuvo tanto planeamiento en su preproducción, que involucró a diversos actores, directores y productores que fueron desapareciendo y sumándose al equipo. Al final, el resultado ha sido una cinta destrozada por la crítica pero alabada por el público, quizás porque las viejas y nuevas generaciones han recordado y descubierto en Freddie Mercury, un rock star único en su especie, que les ha devuelto a creer en el rock and roll, género en peligro de extinción.

La vida de Freddie Mercury nunca tuvo coqueteos con el aburrimiento, pero los realizadores de la película consideraron atribuirse algunas libertades creativas para hacer más dinámica su historia en la pantalla grande, lo cual resulta entendible como justificación del hilo narrativo; sin embargo, no era necesario hacerlo porque su propia vida superó a cualquier personaje de ficción. El problema radica en llegar al extremo de cambiar aspectos de su biografía en aproximadamente veinte ocasiones durante la película, dado que quisieron mostrar un estereotipo de rock star vendible al consumidor de Hollywood, acomodándolo como mejor les parezca y desapareciendo al verdadero ser humano y artista.

De tal manera, la película más que un tributo a Freddie Mercury, parece un reconocimiento a las carreras de Brian May y Roger Taylor (John Deacon inteligentemente se alejó definitivamente de Queen a finales de los noventa) porque la película narra una versión light para Cartoon Network de como una banda de rock se forma, se separa, se vuelve a unir y logra el éxito nuevamente (hasta la actualidad).

En este caso, se sabe que no estamos frente a un documental de la banda, pero la película da a entender que los años han vuelto cucufatos a May y Taylor, porque niegan su pasado de rock and roll, ya que se maquilla mucho la verdadera historia de la banda; y no por adentrar en el amarillismo y el morbo del que fue objeto de crítica en su momento Queen, sino porque se esperaba conocer más de la verdadera historia y ellos, pero al parecer no lo quisieron así.

Las actuaciones son destacables y cada uno de los actores parece haber hecho bien su tarea sobre las personalidades de los miembros de la banda; sin embargo, Rami Malek muestra un Freddie Mercury muy sobreactuado, melancólico, confundido; sin embargo, sus biógrafos y diversas lecturas acerca de él lo muestran como más natural, divo y lujurioso.

El soundtrack acomoda los grandes éxitos de la banda en momentos específicos de la película y colabora a darle mayor dinamismo a la cinta. Asimismo, escuchar las canciones de Queen una tras otra durante la película es totalmente reconfortante. La escenificación de la presentación de Queen en el Live Aid, es sobrecargada en minutos durante la película, porque para ver un Lip Sync, siempre tendremos el original.

Finalmente, la película puede verse mejor si al inicio dijese: “Basada en la historia de Freddie Mercury ya que algunos hechos han sido cambiado debido a que su verdadera biografía queda guardada en los libros de historia y de todos aquellos que vivieron el rock and roll con él”.


    Rayco Marquina

    Rayco Marquina

    Licenciado en Sociología por la UNMSM con estudios culminados en la maestría en Publicidad por la USMP. Actualmente se desempeña como consultor independiente en temas sociales y comunicacionales.
    Rayco Marquina comparte 1 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.