Si las abeja desaparecen del planeta, al hombre solo le quedarían 4 años en la Tierra

Recordamos la frase de Einstein y la gran polémica que causo en sus tiempos, para abrir el siguiente artículo. ¿Fue cierto lo que dijo el genio de la física? ¿Fue cierto que él lo dijo? Bueno ciertamente el tema no es ese, ya que hay muchas teorías sobre si se le atribuye a él o no la autoría de dicha frase. Lo que sí sabemos es la gran importancia que tienen las abejas en nuestro medio ambiente, un ambiente lo suficientemente apto para nuestra existencia.

| 10 marzo 2017 03:03 PM | Actualidad | 4.4k Lecturas
Si las abeja desaparecen del planeta, al hombre solo le quedarían 4 años en la Tierra
Si las abeja desaparecen del planeta, al hombre solo le quedarían 4 años en la Tierra
Por: Valeria Chuquimez
4488

Para entender la gravedad del asunto y de cómo afecta a diversos factores podemos incluso revisar un comunicado de prensa lanzado por la Casa Blanca en junio de 2014, titulado “El reto económico al que nos enfrentamos por el descenso de las poblaciones de los polinizadores”. En el comunicado se explicaba cuán difícil sería este reto “Los insectos polinizadores contribuyen con más de 24.000 millones de dólares a la economía de los Estados Unidos, de los cuales 15.000 millones corresponden al rol vital que juegan las abejas por mantener frutas, nueves y verduras en nuestras dietas”. Sin embargo esta advertencia no era nueva ya que desde los últimos diez años los entomólogos y agricultores ya venían informando sobre la disminución masiva de la población de abejas en el mundo, y de lo preocupante que serían las consecuencias si este patrón continúa. El Washington Post publicó un artículo donde fijaba en el 42,2% anual las muertes de abejas, frente al habitual 10% de años anteriores.

¿REALMENTE SON IMPORTANTES?

Las abejas son consideradas como bioindicadores, es decir si la salud del medio ambiente empeora, las abejas desaparecen; mientras que si el entorno es saludable entonces encontraremos más de una colmena. También sabemos que son melíferas, sabemos el valor que la polinización tiene para la raza humana y que el 70% de la población agrícola mundial es polinizada por las abejas, de no haber abejas una polinización artificial por ejemplo solo en Inglaterra costaría 415 millones de libras al año. Este es el caso de china en donde hay regiones donde ya se extinguieron las abejas y tienen que recurrir a la polinización manual. La Primera

Si bien es cierto desde 1945 el número de abejas en el mundo ha descendido de manera alarmante, las causas pueden ser muchas pero la mayoría son por acción humana: Las miles de hectáreas de paisajes sin flores con las que alimentarse, el uso de pesticidas de manera irresponsable. Por suerte existen científicos que llevan tiempo investigando las causas de la precaria salud de las abejas y sobre todo buscando la manera de frenarlas para no vernos afectados con su ausencia ya que la función que estos insectos juega en el ecosistema es vital. Los escoses Chris Connolly y David Evans forman parte de estos científicos; Chris Connolly es biólogo e investigador en la universidad de Dundee, David Evans dirige el laboratorio que lleva su nombre en la universidad de Sant Andrews, en el que investigan los virus que afectan a las abejas, su transmisión y los riesgos de muerte que conllevan. Trabajando de la mano han concluido que de no resolverse el problema con celeridad podría provocar crisis alimentarias.

SOLUCIONES EN CAMINO

Evans cree que la mayor causa de la extinción de las abejas es que las instituciones no se encuentran realmente preocupadas en buscar una solución al problema, quizá porque no son lo suficientemente conscientes de este ya que si hay formas para contrarrestar tantas perdidas pero son muy costosas: “Existen formas en las que puedes usar avances científicos para controlar la salud de las abejas y hay buenos estudios que lo han demostrado. Pero igual que los medicamentos para tratar enfermedades humanas suelen ser caros, la apicultura no es un negocio que ofrezca grandes beneficios. Si eres un apicultor aficionado sólo esperas unos pocos tarros de miel de tu colonia, no quieres gastarte miles y miles de euros para mantener la salud de esas abejas. Así que el problema con la tecnología es que suele ser una solución cara para el problema”.

Connolly, piensa que la principal causa es debido a los pesticidas por lo que la solución que propone sería limitar y controlar la utilización de pesticidas y químicos en los campos agrícolas para no dañar a ningún animal, lamentablemente esta solución es muy difícil de considerar ya que se ve dificultada por los grandes intereses económicos de las multinacionales agrícolas.

Debido a lo alarmante que es el problema, también hay quienes lo afrontan desde el campo de la robótica proponiendo algunas soluciones. En la Universidad de Varsovia, investigadores presentaron recientemente un mini dron polinizador que puede programarse para realizar las mismas tareas que los insectos, podría resultar viable si estos drones se fabrican de manera masiva ya que al ser fabricados de manera individual resultaría más costoso. Esta solución está siendo empleada también por Monsanto que es una compañía agrícola destacable mundialmente, que también ha sido protagonista de varias controversias debido a que cultiva transgénicos, tenemos que rescatar el interés que se está poniendo en el asunto pero también deberían evaluar más a fondo los pro y contras de cada solución.

Si bien la apicultura no es una profesión que genere mucho dinero, y los apicultores no pueden cubrir los gastos necesarios en un tratamiento médico en caso de que sus abejas se enfermen, a pesar de que los avances científicos nos han llevado a encontrar fármacos de última generación tanto para humanos como para animales estos son muy caros, la mayoría de los criadores solo busca obtener tarros de miel y no preservar su salud ya que sus condiciones económicas no se los permiten.

Los intereses cruzados de los agricultores, apicultores, ambientalistas, etc. Solo empeoran el problema para la población de las abejas. Sin embargo esperamos que en sus intereses también se encuentre el salvar sus vidas y prolongar su existencia en la tierra ya que de ellas dependen muchos factores vitales para nosotros.

¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.



Fuente: > Valeria Chuquimez
La Primera Digital

La Primera Digital

La Primera Digital

Colaborador 9324 La Primera Digital