Secuestrados en Kepashiato denuncian a contratista Skanska por despidos arbitrarios

Los trabajadores de la empresa Skanska, que brinda servicios a Tranpostadora de Gas del Perú (TGP), quienes fueron secuestrados en Kepashiato, Cusco, el pasado 9 de abril, liberados por un operativo militar, denunciaron que la contratista los despidió sin motivo aparente, por lo que exigen una indemnización.

Por Diario La Primera | 10 set 2012 |    
Secuestrados en Kepashiato denuncian a contratista Skanska por despidos arbitrarios

Los empleados argumentan que la empresa no les dio la seguridad necesaria y los expuso al peligro. Alan Cabanillas, abogado de los trabajadores despedidos, señaló que Skanska y TGP no cubrieron los tratamientos psicológicos para los empleados secuestrados en el Vraem ni para sus familias.

"A la semana de ser rescatados pasaron (los trabajadores) un examen de rutina, fìsico y psicológico, pero después no hubo màs", aseguró. En diálogo con RPP Noticias, el abogado aseveró que con el paso de las semanas y meses los trabajadores empezaron a ser despedidos.

También refirió que otro grupo renunció debido a los traumas psicológicos derivados del secuestro. "A pesar de estar en planilla los despidieron sin darles un motivo, ni tampoco les han dado una indemnización por la exposición al peligro que tuvieron al ser secuestrados. Todos tienen secuelas emocionales por ese episiodio", agregó.

El abogado dijo que han solicitado una conciliación con ambas compañìas para obtener una indemnización para beneficio de los trabajadores. "Hoy (lunes) se dio la primer audiencia, pero las empresas no aceptaron su responsabilidad de exponer al peligro a los trabajadores en una zona como Kepashiato, dominada por los narcoterroristas", alertó.

En ese sentido, consideró que el pedido de los ex empleados es justo y espera se llegue a un acuerdo con las empresas en el menor tiempo posible.


Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital
Diario La Primera comparte 119374 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.